Monday, December 29, 2008

Poemas de mi juventud


Primer acto de locura

Hablé mucho aquel fin de semana,
Entreverando sentimientos con fantasías
Sueños, miedos, pesadillas, mentiras,
Anhelos futuros, deseos…
Fui por momentos transparente y me di entera
Pero… Entre verdades y fantasías
Entre escombros interiores
Esa personalidad que a veces me posee
Me atrapó
Y me vi caminando en plena madrugada
Sola por la gran avenida
Bata de dormir, descalza, deprimida, hipnotizada,
Me jalaba los cabellos y gritaba palabras incoherentes
como una loca desquiciada.

Seguí caminando hasta que terminé en la carretera
Sentí un dolor que me cubría toda
La angustia apretó mi cuello y no podía respirar
Lagrimas caían por mi rostro como lluvia torrencial
Yo una mujer joven, perdida
Yo una mujer todavía entera, confundida.

El ángel me seguía preocupado e incrédulo
Como no sabiendo qué hacer ni qué decir
Se me quedó mirando con tristeza infinita
Me cubrió con una manta de esperanza
Y me pidió que me dejara llevar….
Fue cuando desperté
Sentí que había liberado mi espíritu atormentado
De dolor y circunstancias
Cambió para siempre mi mirada,
El tono de mi voz,
Sintiendo el alivio gratificante del desahogo.

Esa noche de mi sueño de locura
¿O acaso no fue un sueño?
Cumplía años y algo cambiaba en mi existencia
La noche llegó y me brindó su silencio
Desplomé mi cuerpo cansado en posición fetal,
Me acurruqué abrazando mi almohada
Y me entregué al sueño tratando de olvidar.
Mi último pensamiento, antes de cerrar los ojos,
Mañana, pensé, mañana será otro día,
Quizá mañana encuentre paz,
Y en mi mente retumbaban sonidos de tambores,
Quizás mañana encuentre amor,
Y en mi mente merodeaban luciérnagas encendidas,
Quizás mañana encuentre la felicidad
Sí, mañana, es otro día,
Sí, sí, sí….
y me quedé dormida.



Tropiezos

He caminado, tropezando,
He corrido, apurando,
He querido vivir la verdad
A través de la mentira
Lo posible dentro de lo imposible
Amando lo que no era mío
Deseando lo que había llegado fuera de tiempo
Tropezando, apurando, cayendo una y otra vez
Levantándome, quitándome el polvo de las rodillas
¿Qué si me han herido?
Sí, confirmo, muchas veces
¿Pero quién tuvo la culpa?
Yo misma me di soga para ahorcarme
Yo misma metí el dedo en la llaga
Sabiendo que podía sangrar
Cándida yo, tonta, ilusa, romántica, soñadora,
Quise jugar al amor
Cuando con el amor no se juega
Débil, sola, apasionada, sensual,
Buscando en tus brazos el calor que no podía encontrar
Buscando en otros brazos el olvido temporal
Tapando la herida enorme
Con una pequeña venda.

He caminado, tropezando
He corrido, apurando,
He querido vivir la vida, toda, en un instante,
Quise sentir las sensaciones todas,
Vivir las experiencias, todas,
Cayendo en la trampa de lo prohibido,
De lo que llaman pecado,
Para comprender que al final
Siempre estamos solos,
Tengamos a quien tengamos.
Siempre estamos solos.

He caminado, tropezando,
He corrido, apurando,
Y me he caído,
Una, dos, tres, muchas veces,
Y hoy me he vuelto a levantar,
Encontraré los obstáculos,
Los aprenderé a respetar,
Tropezaré con caminos rocosos,
Me pondré zapatos más fuertes,
Tropezaré, pero no volveré a caer al suelo,
Ya no puedo,
Ya no debo volver a equivocarme,
Refugiándome en cualquier abrazo,
Ya no camino, ya no corro,
Empiezo a gatear, uno, dos, tres,
Vuelvo a empezar
Solo que esta vez ya conozco el camino..
Vuelvo a sonreír,
Vuelvo a creer,
Vuelvo a vivir…

No comments:

Post a Comment