Monday, December 29, 2008

Una carta de mi amiga Gloria Angelica


María Ángeles:
Estoy contando los días para abrazarte muy fuerte. El tiempo está mejorando y el aire se hace más ligero en Lima. Octubre: mes morado, de fe, Gracia y esperanza. Rezo por ti y los tuyos, el Señor de Los Milagros es omnipotente, impresionante y te hace sentir como si muy dentro de ti retumbara un tambor, tengo la suerte de verlo con frecuencia, a tan sólo un par de metros, en su anda bella y reluciente. Su imagen te estremece entera, es energía pura que pasa de cuerpo en cuerpo. Al entrar es su iglesia sientes una fuerza que te empuja y traspasa, esa fuerza inexplicable te invade y no deja espacio para nada más en ti, es impresionante.

Durante mi vida he encontrado personas bellas, con las que he tenido el placer de disfrutar largas conversaciones, temas alegres, anécdotas y penas. ¡Vida!. Contigo, amiga linda, todo es diferente, eres una persona súper especial María Ángeles. Sin lugar a dudas, a pesar de lo mucho que han querido bajar tu espíritu triunfador y alma blanca, poco han conseguido y eso atormenta a los mediocres que no han parado de ponerte piedras en el camino, pero tu misión angelical puede más que todo lo negativo.

Ahora comprendo mucho mejor las palabras de tu tía: “llegó el terremoto”. Tú eres así, como un terremoto que llega a remecer el piso de todos, como un sacudón de energía que avanza y renueva el alma, tu sola presencia ilumina, de verdad. Eres un ser luminoso, un ángel encantador; tu forma de ser, tu voz. ¡Encantas! pésele a quien le pese, así eres tú. Tienes el toque que muchos quisieran, que muchos comprarían, pero ni se vende ni se compra.

No comments:

Post a Comment