Friday, January 2, 2009

La clave del éxito para el 2009

El 2008 ha sido difícil para la gran mayoría. Muchos han perdido sus casas, trabajos y hasta la fe en sí mismos. Si este año fuiste uno de los afectados por la economía, o por otras razones puedes sentirte defraudado, enojado o, peor aún, desagradecido. ¡Ojo! Ten mucho cuidado porque esos sentimientos solo atraerán más ''miseria'' para el próximo año.

La manera más poderosa de cambiar tu suerte y asegurar que el 2009 te traerá muchas bendiciones es que des gracias por todo lo bueno que te pasó en el 2008. ¡Y no se te ocurra decir que nada bueno sucedió! Si no sabes qué agradecer, te recuerdo que millones de personas murieron este año en el mundo, ¡y tú no fuiste una de ellas!

Ciertamente es fácil sentirnos agradecidos cuando todo está viento en popa, el problema es agradecer cuando la vida no está funcionando de la forma que quisiéramos; es ahí cuando olvidamos las cosas favorables que nos rodean y nos enfocamos en lo que está fallando.

Esta actitud desagradecida solo atrae más negatividad.

Existe una ley espiritual que dice: ''Mientras más agradecido estés por lo que tienes, más riqueza llegará a tu vida''. Es decir, hasta que no reconozcas las cosas buenas que ya posees, no recibirás nuevas bendiciones.

Puedes empezar dando gracias por las cosas simples que pasas por alto y que sólo cuando las pierdes, te das cuenta de su valor. En vez de refunfuñar en la mañana por que tienes que ir a trabajar, agradece que tienes un salario.

En vez de quejarte porque tienes que limpiar tu casa, agradece que tienes donde vivir. Y si un ladrón te robó, agradece que solo se llevó la billetera y no tu vida.

Dar gracias es una herramienta poderosa para atraer riquezas a tu entorno, y no me refiero a una mansión, un Ferrari o una colección de carteras de marca. Más bien hablo de aquello que no puedes comprar, pero puedes sentir y disfrutar. ¿Acaso se puede comprar la salud de
un hijo, el amor de alguien especial o la unión familiar? Hay cosas, como dice el comercial de una tarjeta de crédito, que son ''priceless'' (no tienen precio).

En este año venidero no arrastres sentimientos de carencia, frustración o miedo. Independientemente de los obstáculos que enfrentaste en los últimos meses, finaliza este año diciendo: ¡Gracias por todas las bendiciones que tengo, y por las que voy a recibir en el nuevo año! Comienza a agradecer y emanarás una vibración positiva de tu ser que, como un imán, atraerá en el 2009 situaciones, personas y objetos que estarán en armonía con esa
maravillosa energía.

Espero sus comentarios!!!

1 comment:

  1. Este articulo me lo mando mi amiga Charo Guevara, no se quien lo escribio.

    ReplyDelete