Sunday, February 8, 2009

Regresa a la luz del Amor



Las alas de mis luciernagas
se han apagado,
han perdido su luz,
sucede cuando dejamos de amar,
cuando le damos la espalda al Amor.


Alas que niegan su propia luz
a medida que dejamos de amarnos
seres humanos todos involucrados
en el egoismo del mundo,
su materialismo,
la indiferencia,
vanalidad, pecado,
en la duda.

Volver al amor es volver a la Luz,
a la luz del Inmenso Amor
que nunca nos dejó.
Alas de sombra
alas oscuras,
que no son sino el reverso
el otro lado
de las alas de Luz
pues se han dado la vuelta.

Luciernagas dense un giro
para que vuelvan a alumbrar
para devolverlas a la Luz
basta con un giro y ya está.
asi las quiero,
brillando.

Tan fácil, tan fácil....
y nos empeñamos en hacer del proceso
una tortura...
Pruébenlo,
recojan sus alas y denles la vuelta.


Míralas con amor y con respeto.
Verás como comienzan a despedir destellos
inusitados de esperanza abierta.
Abrázalas,
amalas,
déjalas ser ellas mismas.
empieza a volar...

No tengas miedo
de aceptarte como eres
tal cual,
abre tus alas,
llévalas a la luz.
Confía,
sé tú mismo.
desde el reino del dolor
de la angustia del fracaso
de haber sido rechasado
de haber sido abandonado
dime porque te escondes en el reverso de las alas,
si su sombra es alargada y fría.
La culpa que te invade
no te ayuda a sentir
el tibio calor abrigador
del abrazo maravilloso y consolador de la Luz...
La incomprensión,
sus muros de hielo,
de la incomunicación,
de la desdicha de no ser comprendido,
de no sentirte correspondido,
con el calor de la mañana,
congela las murallas
genera la soledad que alarga su mano
hasta tocar los pliegues más recónditos
de vuestras alas,
y las deja heladas,
las deja desoladas......
en sombra,
en la negra oscuridad.

Regresa a la luz,
Regresa al Amor de Dios,
te espera tu casa,
regresa a tu nido de calor.
Camina descalza por la playa,
cruza el puente que separa
la Luz de la Sombra,
la fuerza del bien
que es tan fuerte como la del mal,
date la vuelta,
comienza a sentir de nuevo
el tibio amanecer del sol de
tu nueva primavera.


Grítale al viento que te amas,
que te caes bien,
que te perdonas,
que te das una nueva oportunidad,
que amas la vida,
que amas todo lo que ella te brinda,
dile al Universo entero que estás listo
listo para vivir la vida
listo para viajar,
para volar y brillar.
Ven,
regresa conmigo a la luz del Amor.
porque eres un ser de luz.
abre las alas y déjalas a la Luz,
deja que las envuelva la calidez de la ternura
y de la gracia divina.
Así nada más.
Así a la Luz.
Marisabel

No comments:

Post a Comment