Saturday, February 7, 2009

Sobre la vejez



La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que uno es joven.Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.


Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer.Sir Francis Bacon (1561-1626) Filósofo y estadista británico.


Muchas personas no cumplen los ochenta porque intentan durante demasiado tiempo quedarse en los cuarenta.Salvador Dalí (1904-1989) Pintor y escultor español.


A los viejos les gusta dar buenos consejos, para consolarse de no poder dar malos ejemplos.François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.


Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán.


El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.Gabriel García Márquez (1928-?) Escritor colombiano.


Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida.Pablo Picasso (1881-1973) Pintor español.
Los viejos desconfían de la juventud porque han sido jóvenes.William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.


La edad madura es aquella en la que todavía se es joven, pero con mucho más esfuerzo.Jean-Louis Barrault (1910-1994) Actor y director francés.


Cuanto más se envejece más se parece la tarta de cumpleaños a un desfile de antorchas.Katharine Hepburn (1909-2003) Actriz estadounidense.


Maya Angelou nació el 4 de abril de 1928 en Saint Louis, Missouri, Estados Unidos, con el nombre de Marguerite Johnson. Es una de las más grandes voces de la literatura contemporánea. Autora, poeta, historiadora, educadora, novelista, cantante, actriz, bailarina y activista civil por los derechos humanos. Hace poco fue entrevistada y le preguntaron cómo vive la situación de envejecer. Allí, delante de las cámaras, dijo que es "emocionante". Y destacó: "Aprendí que no importa lo que pase, o cuan malo pueda parecer el día de hoy, la vida continua y mañana será mejor. Aprendí que puede decirse mucho sobre una persona a partir de la manera en que maneja tres situaciones simples: un día lluvioso, la pérdida de su equipaje y el enrredo de las luces navideñas. . . Aprendí que, sín importar la relación que tengas con tus padres, los extrañarás enormemente cuando ya no estén en tu vida. Aprendí que algo de qué vivir, no es lo mismo que vivir. Aprendí que, a veces, la vida te da segundas oportunidades. Aprendí que no hay que ir por la vida con guantes en ambas manos; tienes que saber tirar algunas cosas. . . Aprendí que cuando decido algo con el corazón abierto, casi siempre tomo la decisión correcta. Aprendí que incluso cuando siento molestias, yo no tengo que ser una. Aprendí que todos los días hay que acercarse y tocar a alguien. Todos amamos un abrazo cálido o, simplemente, una palmada amistosa en la espalda. Aprendí que, a esta altura de mi vida, todavía tengo mucho por aprender. Aprendí que las personas podrán olvidar lo que dijiste, podrán olvidar lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hicistes

No comments:

Post a Comment