Thursday, March 12, 2009

Matanza en escuelas


Hoy voy a escribir sobre tristes y terribles noticias, sobre los asesinatos, casi al mismo tiempo, en colegios, por jovenes estudiantes que matan a personas inocentes a mansalva y despues se matan o terminan muertos. Ayer, 11 de Marzo, casi al mismo tiempo los noticieros y la prensa mundial estaban hablando de dos incidentes similares, uno en Alemania el otro en Estados Unidos, en Alabama.

Que es lo que esta pasando con nuestra juventud?

Europa "horrorizada" por matanza en escuela de Alemania - La Unión Europea (UE) dijo el miércoles estar "horrorizada" por la matanza que tuvo lugar en una escuela de Alemania, y que dejó un saldo de 17 muertos incluyendo al joven agresor, calificándola de hecho de "violencia insensata".

"Estamos horrorizados y entristecidos por la violencia insensata que truncó tantas vidas e hirió y traumatizó tantas otras", dijo el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en un comunicado.

"En mi nombre y el de la Comisión Europea, ofrezco mis más profundas condolencias a los familiares y amigos de las víctimas", agregó.

De su lado, los eurodiputados reunidos en sesión plenaria en Estrasburgo (este de Francia) observaron un minuto de silencio por la matanza en Alemania y otro hecho similar que tuvo lugar en Estados Unidos, en Alaabama.

"Es nuestro deber como responsables políticos hacer todo lo posible para que este tipo de actos puedan ser impedidos a tiempo, si ése fuera el caso", subrayó el presidente del Europarlamento, el alemán Hans-Gert Pottering.

Un adolescente de 17 años, armado con una pistola, mató a 16 personas, la mayoría en un colegio de Winenden (sudoeste de Alemania) antes de ser abatido por la policía. Al menos dos policías resultaron heridos en el tiroteo con el adolescente, quien finalmente fue abatido cerca de Stuttgart. En Estados Unidos, un hombre armado asesinó al menos a 10 personas, incluyendo sus abuelos y otros parientes, tras un violento periplo por Alabama (sureste de EEUU), donde mató a mujeres y niños y disparó sobre otras personas que se cruzaron en su camino antes de suicidarse.


Berlín, (EFE).- Un joven de 17 años, de familia acomodada y con un arsenal en casa, perpetró hoy una matanza con un saldo de 17 muertos, incluido él mismo, al abrir fuego contra sus ex-compañeros de escuela y continuar los disparos en el aparcamiento de un concesionario de automóviles, donde le abatió la Policía. La ciudad de Winnenden, una localidad de 25,000 habitantes del próspero sur de Alemania, se vio sacudida por esta nueva masacre escolar, en la que murieron diez estudiantes de entre 14 y 15 años y tres profesores del colegio de Albertville, así como un hombre a las afueras del centro y dos empleados del concesionario de Volkswagen.
La masacre empezó sobre las 09.30 de la mañana, cuando el joven, identificado como Tim Kretschmer irrumpió en plena clase del que había sido su centro escolar enmascarado y vestido con uniforme de combate negro, y abrió fuego indiscriminada y sucesivamente en varias aulas
La escuela de Albertville, un gran centro de enseñanza media con un millar de estudiantes a unos 20 kilómetros de Stuttgart, la capital de Baden Württemberg, se convirtió en un escenario de pánico.

A esta matanza dentro del centro escolar siguió una víctima más a la salida del recinto, además de una larga huida por el centro de la ciudad de Winnenden, hasta terminar en el concesionario de la vecina localidad de Wendlinger, a unos 40 kilómetros del anterior, donde finalmente el agresor fue acorralado y abatido por la policía.

Un poderoso contingente policial acordonó la escuela y procedió a su evacuación, entre dramáticas escenas de los familiares de los escolares, que acudieron al recinto en cuanto saltó la noticia por los medios locales y nacionales.

A la confusión de las primeras horas siguieron una serie de noticias contradictorias, que tan pronto situaban al joven agresor secuestrando un automóvil, con un rehén, como tiroteado por la policía o suicidándose en algún punto de la región.

Para trasladarse hasta Wendlinger, el joven secuestró al conductor de un vehículo, que liberó posteriormente para continuar su fuga en solitario.

Se abrió así una larga persecución, con centenares de policías en vehículos policiales y también helicópteros.

El acoso terminó en Wendlinger, donde el joven entró en un concesionario de automóviles, donde se produjo un último tiroteo, con el resultado de tres muertos más, incluido el agresor, que fué abatido por la policía.Entretanto, la Policía había acordonado y tomado al asalto la casa de su familia, donde encontró 18 armas, de posesión legal.

El muchacho era hijo de un empresario y había dejado la escuela hacía dos años, al parecer con buenas notas y sin que el profesorado hubiera apreciado nada anormal en su comportamiento.
La matanza sacudió a Alemania. La canciller Angela Merkel expresó su "más profunda conmoción" y sus condolencias a los familiares de las víctimas, lo mismo que el presidente federal, Horst Köhler, y el primer ministro de Baden Württemberg, Günther Oettinger.
Este suceso trajo a la memoria otra matanza similar, en 2002 y también en suelo alemán, en una escuela de Erfurt (este del país), en que otro ex alumno irrumpió armado hasta los dientes en un colegio y mató 16 personas, para suicidarse finalmente en una de las aulas.

La masacre en la escuela alemana tiene, asimismo, otros dos dramáticos y recientes precedentes en colegios europeos, concretamente en Finlandia.

Justamente hoy, el gobierno de Helsinki había presentado una propuesta para endurecer la Ley de Armas, a raíz de las masacres en los centros educativos de Jokela y Kauhajoki en 2007 y 2008, en las que murieron 20 personas a manos de dos estudiantes.

En la más reciente, de septiembre de 2008, un estudiante de hostelería de 22 años asesinó a diez personas a tiros en Kauhajoki antes de suicidarse.

Diez meses antes, otro estudiante de 18 años, Pekka-Eric Auvinen, asesinó con su pistola a ocho personas en un instituto de Jokela, antes de pegarse un tiro en la cabeza.

En ambos casos, como asimismo en el de Erfurt, se trataba de aficionados a vídeos de juegos violentos.


Alabama - El asesino de Alabama guardaba una "lista de venganza"
El hombre que mató a diez personas, entre ellas a su madre y a su abuela, apuntaba a las personas que le habían "perjudicado"
Washington. (EFE).- El hombre que la noche del martes mató a diez personas, entre ellas a su madre y a su abuela, y después se suicidó en Samson (Alabama), guardaba una lista de personas que le habían "perjudicado", informaron hoy las autoridades estadounidenses.

Los investigadores encontraron la lista en el hogar del atacante Michael McLendon, de 28 años, según declaró a la prensa local Gary McAliley, abogado del distrito del condado de Coffee. La lista mencionaba a la empresa de alimentación de la que se despidió días antes del tiroteo, Kelley Foods, además de la fábrica de metales en la que se suicidó, y la planta Pilgrim's Pride, de la que su madre fue despedida recientemente. La compañía Kelley Foods aseguró hoy que McLendon, que aprendió a manejar armas de fuego cuando trabajó para la policía de Samson en 2003, abandonó la empresa "voluntariamente". Aunque las autoridades estadounidenses pudieron esclarecer hoy bastantes detalles sobre la identidad del asesino, no llegaron a una conclusión definitiva sobre su motivación en la matanza. El alcalde de la ciudad de Samson, Clay King, que conocía tanto a McLendon como a todas sus víctimas, dijo que "nadie tiene idea alguna de cuál fue el motivo», y en declaraciones a la cadena de noticias CNN subrayó que «toda la comunidad está estremecida". A media tarde del martes, McLendon disparó contra su madre, Lisa, en la casa que ambos compartían en la localidad de Kinston, en el Condado Coffee, cerca del límite de Alabama con Florida y, posteriormente, le prendió fuego a la vivienda.


Un transeúnte vio el fuego y alertó a las autoridades. En el interior los bomberos encontraron los cuerpos de Lisa McLendon y cuatro perros, dijo el forense del condado Robert Preachers. Luego McLendon se trasladó al Condado Geneva, al sudeste, donde mató a balazos a su abuelo, su abuela, un tío y una tía que estaban sentados en el porche de una casa en la localidad de Samson, señaló el forense de ese condado, Max Motley. Motley dijo que también murieron la esposa y la hija pequeña del asistente del sheriff, que estaban en una casa al otro lado de la misma calle. Las autoridades informaron que otro niño fue llevado a un hospital en Florida, donde se encuentra en condición crítica. Motley dijo que McLendon, que llevaba un arma semiautomática, mató asimismo a un hombre que estaba en una casa prefabricada en el terreno de sus familiares.


Las autoridades también saben que el atacante se dirigió después al sur por la autopista estatal 52 y que disparó por lo menos siete balazos al automóvil de un policía del Estado, quien sufrió heridas menores por los cristales astillados. Un hombre y una mujer murieron de varios disparos en una gasolinera y en una tienda junto a la autopista. Las autoridades creen que estas víctimas fueron atacadas al azar. McLendon fue más tarde a una planta metalúrgica en Geneva, en la cual había trabajado, y allí la policía finalmente colisionó con su vehículo, con lo que le forzaron a salir. El portavoz policial Steve Jarrett dijo que McLendon disparó una ráfaga de unas 30 balas con lo que aparentemente era un rifle M-16, e hirió al jefe policial Frankie Lindsey. "Luego el individuo entró al edificio", añadió Jarrett. "Pocos minutos después se escucharon disparos. Los policías lo encontraron muerto".

No comments:

Post a Comment