Sunday, April 12, 2009

Lo escribi hace tiempo


Amor prohibido:


Desde aquél día lo supieron. Se sentía en el aire, en las buenas vibras, se vislumbraba en sus cruces de miradas, en su conversación, en todo.Desde el primer día en que se pusieron a charlar así como de casualidad, así como al pasar. Su conversación era tan común como cualquier otra. Pero ellos sintieron que sus miradas, sus silencios, sus ganas de tocarse, de fundirse en un beso, sus deseos, convertían a esa charla en una especial, en una charla fuera de lo común.(O al menos así lo sintió ella).


Salieron de allí charlando como si esas miradas no hubieran existido. Anulando en su mente ese sentimento de querer palpar los aromas, los suspiros, la respiración agitada, la piel. Sabían que eso podría haber sido una ilusión. Sabían que quizás no era más que un espejismo o las ganas de que algo así sucediera. (O al menos así lo sintió él).


Cuando se despidieron se dieron un beso en la mejilla, aunque muy pero muy cerca de la boca. Se congelaron en una mirada, en una sonrisa cómplice. Como siempre el silencio dijo mas que las palabras. Quimica. Piel. Atraccion. Amor?Él entonces la tomó de la cintura, ella puso su mano en el rostro de él. Una mano que acaricio su mejilla y los hizo vibrar. Siguieron mirándose y sin pensarlo, sin darse cuenta, sin ambos poderse contener, se fundieron en un beso maravilloso. Un beso interminable, apasionado, jugoso, lujurioso, prohibido. Un beso como hacia mucho no sentían. (Al menos así lo sintieron él y ella).


Se mantuvieron abrazados así un rato, fue tiempo sin tiempo, tratando de sostener ese instante en sus cuerpos, en sus mentes, en sus labios. Él le besó la frente con una ternura que ella hacia mucho no sentía, le beso los ojos, ella lo acarició con una suavidad que él hacia mucho no recibía.Ese día lo supieron. Ese día comenzaron a ser cómplices y partícipes de un amor prohibido.

No comments:

Post a Comment