Tuesday, April 14, 2009

Pensamientos de Paz


El domingo 12 de Abril fallecio el esposo de mi madre. Habia completado 94 Marzos (34,310 dias y dos semanas mas para ser exacta). Estas han sido unas horas muy duras para mi, no tanto porque no estuviera preparada para su despedida sino porque no es facil consolar a mi madre con la cual vivio 12,774 dias de su vida. Se murio en el portal de la casa, habia salido ese domingo a recoger el periodico, como siempre muy temprano, a las 5:30 A.M. Horas despues lo encontraria mi madre a las 7:15 A.M., y me llamaria la policia a las 7:30 A.M. con la triste noticia. Ayer a las 3:30 P.M. lo incineraron y le daran un servicio militar porque fue veterano de la segunda guerra mundial en el Cementerio de Lakeworth donde entierran a todos los veteranos que han servido en todas las guerras y que viven en esta parte de los Estados Unidos.


Estoy deprimida, triste, cansada, preocupada por mi madre que esta destruida y que no esta bien ni de salud ni de su cabeza, entonces me tropiezo con este hermoso escrito que comparto con ustedes.... y dice:

Al despertar, el primer pensamiento es la semilla de tu creación para el resto del día.

Cuando abras los ojos, siéntate un momento y agradece el regalo de un nuevo día, crea un pensamiento de paz y disfruta de unos momentos de silencio.

La paz es sencillez. La sencillez es belleza. Proponte un día como el día de la sencillez. Habla poco, escucha con atención. Haz algo de forma incógnita por alguna persona cercana. Come algo sencillo y lo más natural posible. Dedica espacios de tiempo a “no hacer nada”, tan solo pasear, observar y vivenciar el momento. Permite que la mente se abra a una sensibilidad más profunda y silenciosa.

Intenta apreciar cada escena y a cada persona tal como es. Por la noche,escribe tus descubrimientos. Observa el estado de tu mente.

Piensa en todas aquellas cosas que te preocupan, anótalas en un papel. Observa y reflexiona sobre aquellas que puedas hacer algo, anótalas en otro papel. Escribe al lado de las que puedes controlar, lo que puedes hacer al respecto y libérate de todas aquellas preocupaciones por las que no puedas hacer nada. Esta es una buena lección para aprender a estar en paz.

Haz este sencillo ejercicio durante un minuto cada hora y te asombrarás del resultado: Respira lenta y profundamente. Relájate y piensa: “Soy un ser de paz, estoy en paz, amo la paz y comparto la paz con los demás.”

Haz algo cada día por los demás desinteresadamente. Crea el hábito de disfrutar por el hecho de hacerlo, no por la recompensa y descubre el fruto de esa acción. El mejor regalo es dar felicidad y terminar con el sufrimiento.

Eres lo que piensas. Piensa que eres un ser de paz y la paz se convertirá en tu nueva personalidad. Comparte buenas noticias con los demás. Ten siempre preparado algo interesante para compartir con las personas que te vas a encontrar. Practica cada día y en diferentes momentos el crear pensamientos de paz.

Brahma Kumaris

1 comment:

  1. Que bonito, hay que ponerlo en práctica, yo me apunto !

    ReplyDelete