Sunday, June 13, 2010

Domingo con el Mundial


Día de quedarse en casa, con la familia, almuerzo largo, viendo todos los partidos del mundial, todos en mi cuarto porque alli tengo la tele, es muy divertido, el aire acondicionado bien frio, no queremos pasar calores, preferible arroparse, como cuando era niña y me metía a la cama a soñar con otros mundos, otras voces... vasos de refresco, un desorden lindo, divertido.

Escuchando a los Divos con el volumen bajito, sentir el olor de pudín diplomatico que estoy preparando con el pan viejo y frutas de lata, sensación de sosiego, una felicidad que nos completa, abundancia simple,compartiendo el pan en familia, un domingo del mundial del 2010.

En Miraflores mi hermano trabaja en el malecón, vuela en su parapente, vuela sobre edificios que emergen en medio de una bruma melancólica, no hay muchos hombres en la calle porque todos estan atentos a los juegos de pelota, apostando por los favoritos.

Pienso sobre lo que escribiré hoy, que lo que pongo en la pantalla va directo desde mi alma y que no tengo teclado con acentos (por eso muchas veces tengo tantas faltas de ortografia) no tengo muchas palabras grabadas en mi lap top y no siempre puedo corregir los acentos... la vida no es un papel blanco, es una hoja cuadriculada atravesada por líneas... escribiré que a veces, solo a veces, me gusta encontrarme con la intimidad de las pupilas y los lectores. Tengo que aprender que no hay que juzgar a nadie, que debo juzgar menos, que tengo que bajar el tono de mi voz porque soy gritona y mi voz de pito no me ayuda, por eso me siento feliz cuando estoy ronca porque tengo voz de locutora.

En estos dias estoy participando en un proyecto lindo, emotivo, una reunion familiar, seremos muchos los que nos vamos a reencontrar, a reconocer, a conocer. Todos parientes. Ganas de llamarlos a todos, de conversar con todos ellos, mis primos, sobrinos, amigos, de oir sus voces con ese acento tan lindo que tienen todos ellos. Nos hemos visitado por internet varios y eso me tiene feliz.

Y en mi mente, en mis recuerdos, sigo en medio de la bruma limeña, en un taxi con Mozzy y Mozzita rumbo a Chosica, nos vamos para la casona vieja en donde nos esperan una tropa de nuestros huerfanitos, vamos a prepararles tallarines con salsa de carne, y unos ravioles, pan al ajo con mantequilla y queso parmesano, una chicha morada que preparamos por horas y que sabe a gloria, los chicos de todas las edades comen felices y repiten porciones, y nuestras abuelas desde el cielo sonrien orgullosas.

Un cambio de velocidad... un cambio de ritmo en mi vida, el otro dia una prima me pregunta en Facebook que porque escribo y como se me ocurrio esto de escribir en un BLOG, y me deja pensando, indudablemente me enamore de la literatura que sigue siendo el espacio donde podemos descansar, reposar la cabeza y pensar, y sentir y soñar. Es el terreno de la libertad, un lugar para expresar, muchas veces el mejor remedio para la soledad. Es maravilloso tener libertad de palabra. No comprendo que se le ponga una camisa de fuerza a los pensamientos como lo hacen en tantos lugares.

En mis deseos de estar en Miraflores, retomo mis paseos por Larcomar, seguro que hoy hace frio, en medio de una bruma gris, espesa, me pongo una chompa de alpaca y una chalina roja, me gusta la bruma que da un aspecto íntimo a todo, si ya se que muchos piensan que estoy loca, que me gusta la neblina, el frio de Lima, es un tema de interpretación. A mí me gusta, me envuelve, me cobija, me acerca a mi juventud y a mi infancia, a mis raices, a mi familia paterna, a mi abuela adorada, y me acerca a Dios.

Me duele la pobreza de Surquillo y de otros barrios de Lima, la desconfianza de la gente, todos te dicen: "cuidado, tenga cuidado no la vayan a asaltar" Es una actitud de no creer en nada, no confiar en nadie. Cuando les hago comentarios de todas las cosas buenas y los adelantos del pais, las respuestas son siempre negativas... me dicen, humm, pero no funciona, o no funcionará, me hablan de corruptos, sinverguenzas y ladrones.

Recuerdo un mercadito en la Benavides, se llama el Eden, disfruto mirando los kioskitos (no se escribir kiosko, posiblemente es quiosco): las verduras organicas y exhuberantes (las espinacas, la albahaca para preparar pesto, las alcachofas, coliflor, los pepinillos enormes, todas las verduras son tan hermosas en Lima) la comida marinera, la mejor del planeta, pescados, calamares, camarones, y mejor no menciono las frutas porque me quedo con las ganas). Los colores de la gente, el reino de las papas, me fascinan las amarillas, que ganas de comerme una papita rellena con salsa criola... es un deleite y me doy cuenta de que solo cuando nos alejamos de Lima tanto tiempo reconocemos su justo valor...

Y aqui en Miami, es muy temprano, todavia no he preparado mi cafecito cubano, el cielo despejado, la temperatura elevada, y por la ventana de mi cocina veo cientos de mariposas, palmeras que me dan los buenos dias, he movido la laptop y escribo en la cocina de mi casa mirando el jardín... mi marido absorto en el partido de Algeria contra Slovenia y siguen cero a cero.

Es un domigo de mundial! Gol.............. luego juegan Alemania y Australia, eso si va a estar bueno.

Y en mi mente sigo llegando a a Lima, siento viva las presencias, los sabores, los olores, los colores del cielo, el mar de la Costa Verde, Barranco, el cielo de Chosica, Larco, Miraflores, la casa de mi amiga del alma, la comida deliciosa, la casa de las palomas donde vive mi tía Aurelia, el alboroto de la casa de mi padre, mis amigas de la juventud, mis deseos de quedarme disfrutando esta sensación reconfortante de tener tantos afectos, de que me hagan sentir tan querida, y es que me paso la vida como dice Fernando enamorada de Lima, vivo enamorada de mi Peru (como un vals que me tengo que aprender).

Y en mi memoria un domingo feliz hace muchos mundiales, en la casita de las Acacias en Miraflores, en la cama con mi tia Antonieta (la gata) y mi tio Pablo, los tres en piyama, viendo un mundial, el partido final, los tres gritando emocionados, gol.......... corria el 1990...

2 comments:

  1. Cada pedacito de tu vida, lleva impreso un ritmo juguetón que seguro mueve tu corazón,
    hoy tu pedacito de vida se pone de fiesta, con luces de estrellas familiares, futboleras me alegra amiga que tu día te haga tiqui-tiqui-tiqui-tiqui-ton, en el corazón!
    Un Besito marino

    ReplyDelete
  2. Gracias por tu visita dominguera, Tita la mas bonita, Tita leal lectora.
    Otro besito para ti!

    ReplyDelete