Sunday, June 6, 2010

El diezmo


Hace días abrieron Sunglass Hut en la nueva terminal, una de las tiendas que vende gafas de marca, de esas que cuestan un susto y una carrera como decia mi abuelita. Mi madre siempre ha usado gafas de las bien caras, de Yves Saint Laurent, de Coco Chanel, y de Christian Dior, las cuida como si fueran tesoros. Recuerdo la vez que hace mucho tiempo me enamoré de unas gafas de sol que costaban cerca de 400 dolores (si he dicho dolores). Posiblemente para las artistas de Hollywood o las personas que no tienen la menor idea del verdadero valor de las cosas no es un lujo ni un pecado de vanidad o una cachetada a la pobreza, sino un simbolo de "status" los simbolos exteriores de riqueza muy necesarios para el autoestima de algunos, para impresionar a gente que no conocen gastando el dinero que no tienen.

Me puse a mirar la calidad de los lentes, el peso, el acabado, indudablemente lo bueno cuesta caro. Gafas, relojes, carteras, zapatos, joyas. Vi una joven de lindas facciones probarse varios modelos, suspirar, mover la cabeza, quitarle el tiempo a la vendedora, sabiendo que de todos modos, ella no tenía ese dinero para gastarse ni en gafas de lujo ni en ninguna otra cosa. La vi salir de la tienda en busca de un viejo verde, de una presa para poder cumplir su anhelo de colocarse unas gafas carisimas, aunque para poder hacerlo tendria que pecar contra el sexto mandamiento, y el noveno (no fornicar, no codiciar los bienes ajenos).

Me fui caminando y pensando que el tiempo y los golpes de la vida me habian cambiado la mentalidad y mis necesidades, pensaba en lo bueno de ser constante y linealmente pobre: las crisis no te afectan, ya que no necesitas comprar todo lo que no has necesitado comprar nunca. Yo era una compradora compulsiva con complejo de tienda, museo y compraba de todo sin importarme el precio. Hoy en dia no me considero ni siquiera parte del consumismo, me he vuelto la reina del $10 Boutique, todo lo que compro vale diez dolares. Antes de comprarme algo me pregunto si lo necesito, cuantas veces me lo voy a poner y si le voy a sacar el jugo a la compra.

Compro en el mercado de pulgas (en el pulguero como le dicen en Miami) cualquier producto que cueste mas me parece un exceso. Y entonces me tropiezo con un par de gafas pero de las falsas, las tienen en todas las marcas, y yo tengo una suerte porque la gente se piensa que si yo me las pongo, no pueden ser falsas, porque como me voy a poner algo que no sea legitimo? si supieran que mi reloj es de los chinos de la tienda de a dolar, los venden como autenticos relojes de marcas. Tengo amigas que antes se mueren, que no se atreven a ponerse nada que no sea de marca. Hay que guardar las apariencias.

Sin ofender son ¡Menudas idiotas! Sin faltarles el respeto, pero es que no se han dado cuenta que no es lo que cuestan las cosas sino como las llevan??? Que la mona aunque se vista de seda mona se queda. He conocido mujeres elegantes, no eran bellas ni millonarias, pero sabian llevar sus trapos y accesorios con una clase que nadie pensaria que no era ropa fina, carisima, o de marca. Otra cosa, se han dado cuenta que una sonrisa o una linda mirada puede hacer lo que no hace un par de gafas de Chanel?

Hablemos de lo que sienten las que usan ropa de marca, del morbo consumista. Caminan como si fueran modelos de pasarela, se sienten “¡Soy lo máximo!” “Llevo unas gafas de marca XXXXX” o “Yo si puedo y tú no” y lo que pueden percibir o pensar los que te miran pasar con el jean lleno de huecos que cuesta un dineral, la blusa que parece que falto tela. Piensan: mira que a la moda va la fulanita, y se preguntan si “¿Serán de verdad?” “¿Con quien se habrá acostado la putifarra esa para conseguir todos esos trapos y accesorios que cuestan un huaco pre-incaico?

Dime lo que compras y lo que gastas y te diré cuál es tu filosofía de vida… Dime que lees, con quien andas, como llenas tus horas, dime si caminas, si rezas, si bailas, si corres, si cantas, si te ries a carcajadas, si lloras ante el dolor del pueblo, si te sumerges en el fondo del mar, escalas montanas, plantas rosales, das consuelo a las viudas, preparas postres para los nietos o los sobrinos, pintas cuadros, escuchas los problemas de personas desconocidas que necesitan ser oidas, vas a visitar a los enfermos, si compartes tu cena, si separas un diez por ciento de tus entradas para darlo a la caridad, dime que te juntas con triunfadores, con personas cuyas presencias te llenan de gozo y alegria, de quien aprendes, todas personas que tienen en su vida a Dios. Te puedo asegurar que esas personas, todas, tienen para comprarse gafas de marca y otras cosas porque reciben bendiciones de abundancia, porque el generoso y el que no le tiene apego a las cosas materiales es siempre bendecido.

Otro dia les cuento la historia de una vecina que era bien pobre, ganaba bien poquito pero siempre daba el 10 por ciento de su sueldo los domingos en Misa (los demas daban un billete de un dolar o cinco a lo mas). Hoy en dia (mi amiga de nacionalidad uruguaya) tiene una casa grande y con todo lo necesario, sus cinco hijos son profesionales y entre todos le regalaron un auto precioso, hace tres decadas limpiaba casas y cuidaba ancianas, aguantaba golpes de un marido borracho y mantenido. Al poco tiempo al marido se lo llevaron al otro lado (lo mataron en un bar).

Mi amiga enviudo muy joven y nunca la oi quejarse de nada. Hoy en dia es jefa de enfermeras en un hospital de prestigio y gana un dineral. Esta viuda trabajando de enfermera termino casandose en el 2000 con el viudo (retirado y muy distinguido y sobre todo un caballero y la adora) de una de sus pacientes, Dios la lleno de bendiciones, hasta el presente sigue asistiendo a la misma Iglesia, no usa ropa de marca, pero es una mujer linda que deja una estela de luz a su paso.

Hoy en este presente mi modus vivendi es muy INDI (indigente) me encanta ir a comidas y reuniones COUNTRY (contribuciones). No tengo pena ni verguenza de comprar en Ross o en tiendas de descuentos o saldos, y es que en la vida todo tiene su momento, y llega el tiempo de guardar pan para Mayo (y para Junio, Julio, Agosto y el resto de tu vida) porque todos vamos camino a viejos y esa platita mal invertida puede hacer que pagues un precio mas alto que el precio de cualquier prenda de marca, el precio de la pobreza, un precio demasiado caro, y porque me he dado cuenta que Dios te va poniendo dia a dia soluciones, va tocando tu puerta asi que estate alerta, ponte los patines, ponte las pilas.

Como has cambiado Pelona. Pero he cambiado para bien.

1 comment:

  1. El amor y el deseo nos dan alas de mil colores, nuestro corazón vuela ligero..en pos de un sueño tal vez trivial, pero al fin al cabo un sueño con alas.!
    Un besito marino

    ReplyDelete