Saturday, August 7, 2010

Luna la hermana de Sol


Otro pedacito de los Sapos no saben leer...

Sol tiene una hija que lleva el mismo nombre que su hermana, ambas se llaman Luna.

La diferencia de edad de las hermanas es de quince meses, y siempre fueron muy diferentes. Luna cumple los 55 y Sol quiere decirle lo que siente.

Sol le escribe a Luna: Empiezo a recordarte muy claramente a partir de la edad 5 años y tu de 4, yo hablaba mucho todo el tiempo y tu eras muy calladita pero traviesa, te gustaba la aventura y trepar arboles, jugar pelota, yo en cambio me dedicaba a cantar y a bailar, queria ser actriz, y cuando lo recuerdo me da mucha risa mis expresiones “no me molesten que esto es muy serio” recuerdo que a todos les decía con mi voz ronquita y me iba corriendo a esconderme en un ropero dolida, indignada y llorosa porque nadie me hacia caso. Yo era muy alta y desarrollada para mi corta edad, y tu siempre fuiste menudita, de facciones perfectas, con esa cara de pintura magistral. Recuerdo que a los dos nos gustaba jugar con un jueguito de tacitas de miniatura que nos habia regalado la abuelita, las dos pretendiamos que estabamos comiendo manjares con las otras amiguitas del barrio, nuestras amigas, y al poco rato preferíaa andar trepada en el árbol ese que estaba al final de la quinta, o te ibas con la empleada al parque a jugar con los columpios y toboganes, eras desde siempre deportista, dabas vueltas sin marearte, y cuando nuestro padre nos trajo las primeras muñecas Barbie no les hiciste mucho caso, eso no era para ti.

La abuelita y nuestra madre nos compraban todo igual, nos vestian igualitas, las medias, las blusitas, las faldas, los vestidos, los zapatos, (nunca pantalones) los juguetes, todo, y el día en que yo me ponía el vestido color rosado con flores bordadas en punto cruz por las manos dulces de nuestra adorada abuelita, eras siempre la primera en ensuciarlo y al poco rato la nana Jacinta te cambiaba de ropa y me llamaba para que yo lo hiciera porque siempre pareciamos mellizas, con nuestros pelos rubios y pequitas. Tu mas chica de edad, estábamos casi de la misma estatura, ahora me doy cuenta como detestabas esos vestidos, y el otro dia viendo unas fotos me causa gracia y a la vez me hizo sentirme conectada contigo ver que las dos nos vestimos muy parecido, que usamos siempre tres piezas, colores enteros y que a pesar de que una es muy delgadita y la otra obesa, seguimos ambas teniendo buen gusto, clase y elegancia, a diferencia de cuando éramos niñas, ahora nos gusta combinarnos bien y siempre usamos lindos collares, pulseras, anillos, manos cuidadas, nos gusta lucir impecables.

¿Recuerdas mi hermanita querida como te decían? Eras la engreida de nuestro padre, porque eras tan amorosa con el, su orgullo, su hija deportista, en cambio yo nada que ver, siempre te decíamos "la flaca" y a mi siempre "La gorda" ¿Recuerdas cuando jugabas al “cosquillero” con Mar? Tu risa hermanitam tu risa contagiosa. Tú y ella siempre fueron muy unidas, tal vez por ser las mas chicas siempre andaban juntas. Recuerdo que ... hay hermana tengo tantos recuerdos, tu carita sucia, tus cabellos mojados por el sudor, como te pasaste tu primera juventud en el club jugando a la raqueta, eras campeona con el yoyo, con los trompos, con las pelotas, nadando, corriendo, en la bicicleta. Cuando te marchaste de Lima recuerdo que tenias un novio al que tu nunca le hiciste caso y que fue el que más te lloró, el más preocupado y sobre todo, el más enojado porque te amaba y te ibas de Lima para siempre y el lo intuia, creo que nunca te pudo olvidar.

Me da mucho gusto ser testigo de la gran mujer en la que te has convertido, y no hay día en que no le agradezca a Dios el tenerte con nosotros, eres la alegría de la familia, hoy hablas, ya no eres callada, y eres una gran masajista, enfermera de ancianos, todos ellos te aman y necesitan, eres la luz que ilumina el sendero de muchas vidas, mi hermanita Luna, pero sabes que es lo mejor, y hoy los años, la experiencia de la vida, te han permitido tener los sentimientos más a flor de piel, a compartirlos, a llorar, si no tengas miedo, llora, habla, expresa lo que llevas dentro, las lágrimas sirven para lavarte de adentro hacia fuera. Me gusta cuando me dices todos los domingos que vas para la Iglesia a rezar por todos nosotros, me hace feliz saberte hija de Dios.

Tengo ganas de decirte todo esto para recordar tu aniversario de vida, has cumplido los 55, y quiero que sepas que le agradezco infinitamente a Dios nuestro Padre Celestial el haberme regalado una hermana como tú, así que hoy que es tu cumpleaños, te quiero decir que te quiero muchisisisimo y estoy muy orgullosa de la gran mujer que eres, si me dieran a elegir o cambiar algo de lo que he vivido contigo, creo que no cambiaria nada, ni las peleas terribles que tuvimos cuando chicas, y otras cuando ya eramos creciditas, cuando te ponias mi ropa sin estrenar y me dejabas rabiosa, como olvidar tu visita una Navidad que me conseguiste un nuevo lugar donde mudarme, todas las risas y momentos felices que hemos compartido.

Te quiero hermana linda, te quiero y te llevo dentro de mi sin medir distancias. Te deseo siempre lo mejor, mucho AMOR, salud y mucha luz.

1 comment:

  1. La luna, o las lunas, descritas en un crecimiento de dulzura y camaradería, las lunas, llenas, nuevas, crecientes o menguantes siempre femeninas!

    Un Besito Marino

    ReplyDelete