Wednesday, March 2, 2011

Eliminando


Todos sabemos que nuestras vidas son el resultado de todas nuestras vivencias y experiencias, buenas, regulares, malas, positivas o negativas. Estos dias no hago mas que pensas y analizar, escarbar, recordar porque lo que quiero es eliminar, limpiar, desahogar todo lo que siento que me esta afectando a tal punto que estoy siendo "victima" de los trucos de mi mente, de ese cerebro que no computa. No queria reconocer que por inercia, costumbre, si, porque somos animales de costumbre, pues me he pasado toda una vida aferrada a muchas escenas del pasado viviendo en "La Villa de la Nostalgia" y con todos esos recuerdos muy pocos positivos y muchos dolorosos de experiencias pasadas. Si, me habia quedado estacionada, atrapada, presa de experiencias dolorosas y muy negativas y reviviendo y re-visitando escenas como cuando vemos muchas veces peliculas tristes sabiendo que nos vamos a poner a llorar. Antes veia Dr. Zhivago y no podia controlar el llanto, no importaba cuantas veces veia a Omar Sharif o a Julie Christy el corazon se me estrujaba y tenia que tener una caja de kleenex al lado porque el llanto era incontrolable... sadomasoquista??? romantica? vivenciando una y otra vez los recuerdos dolorosos que solo son "obstáculos" trabas, trampas, tropiezos, que no permiten que continuemos con nuestra vida felices, y es de ese modo como nos perdemos de vivir el PRESENTE el ahora, HOY, pues todos los dias nos levantamos y cargamos una mochila muy pesada, un pesado equipaje emocional que llevamos con nosotros 24 horas del dia, dormidos o despiertos, ese pesado equipaje emocional esta representado en recuerdos, ideas preconcebidas, paradigmas, miedos, derrotas, nuestras creencias de tipo politico, religioso, amoroso, etc.

Estos dias mi cuerpo de 57 duros inviernos y algunos calidos veranos, este cuerpo pesado porque tiene una carga emocional muy grande... dicen que es común encontrar personas que, como resultado de experiencias malas en su pasado, deciden que no pueden tropezar de nuevo con la misma piedra y entonces dejan de tener ilusiones de tener una vida mejor, de volver a amar, de triunfar, de lograr sus anhelos. Se vuelven sus peores enemigos, saboteando todos los dias sus suenos. Un buen ejemplo es una persona que no se involucra en una relación de pareja porque se muere de miedo de volver a tener un fracaso en el amor.

Hay otras que no saben vivir el HOY y pierden los mejores momentos de cada dia porque viven atormentados esperando un mejor futuro, como esas mujeres que buscando al principe azul se quedan solteras y a los cuarenta y tantos se terminan casando con el tipo de hombre que siempre habian rechazado. Son seres que están esperando sentirse realizadoss y plenos cuando les llegue el momento de jubilarse, o cuando terminen la universidad, o cuando encuentren a la pareja ideal. No se dan cuenta que se les pasa la vida, la juventud y dejan de vivir el momento presente, en la espera de que suceda en su vida un acontecimiento que los hará felices. Me hace recordar la cancion de Julio Iglesias "me olvide de vivir".

De lo que se trata es de entender, capturar, permitir, que debemos de aprender a vivir intensamente cada dia, el aquí y el ahora, con la seguridad y sabiendo y comprendiendo de que el mejor momento es el momento presente. Esta en la Biblia, el dia que paso, olvidalo, dejalo pasar.... el dia que no ha llegado, no le temas... lo dice el Padre Nuestro " El pan de cada dia danoslo HOY" no le pedimos al Padre Celestial por el pan de ayer ni por el pan de manana, le pedimos por el pan de cada dia, de HOY DIA... Dejemos el pasado en el pasado. El futuro aun no llega. Lo único que tenemos, lo unico realmente cierto es el momento presente.

Seamos honestos, reconozcamos que con frecuencia ocultamos lo que pensamos y lo que sentimos, usando escudos, sombreros, anteojos, barba, maquillaje, usando un sin numero de máscaras, de disfraces, comiendo, bebiendo, fumando, haciendo drogas, comprando compulsivamente, renegando, quejandonos, llorando, maldiciendo, ocultando nuestros verdaderos sentimientos, y aparantando lo que no somos, si, enmascarando la verdad, la realidad. En esta sociedad en la que valoramos a las personas por el dinero que tienen, por los títulos que poseen, los carros de lujo que manejan, las joyas, la marca de ropa que usan, cayendo en la trampa en el veneno mortal del "consumismo" en ese afán de tener y tener, coleccionar, llenarse de cosas, de muchas cosas, y olvidandonos de lo mas importante, de nuestro ser.

Y que es lo hay detrás de esa ‘máscara’, o de ese escudo, o de esos anteojos oscuros??? encontramos al que yo llamo es espiritu de la oscuridad, encontramos el temor, el panico, la angustia, encontramos el miedo. Si miedo de vivir, de hablar, de expresarnos, tenemos miedo del que diran, de como nos juzgan, miedo a que nos rechacen o nos llamen la atencion, miedo a no obtener la aprobación de los demás, miedo a pasar desapercibidos, miedo a no pertenecer, a no ser ovejas del mismo rebano. Muchas personas se ocultan bajo una caratula de frialdad e indiferencia, por miedo a parecer vulnerables frente a los demás. Otros son los payasos usando los chistes y haciendose los graciosos, otros son hostiles y renegones como una manera de sentirse seguros, la gente les teme, la gente no se mete con ellos.


Y aqui es donde llego al proceso de eliminacion, si ELIMINANDO es el titulo de esta nota, y es que a medida que vamos eliminando las máscaras y nos mostramos tal como somos de verdad es que nos hacemos seres humanos más auténticos, más ligeros de ese pesado equipaje que cargamos en nuestras mochilas todos los dias. Escribo esto porque estoy viviendo hace un buen tiempo este proceso de eliminacion, de limpieza en todos los campos de vida fisica como espiritual, de mi cuerpo, mente y alma.

Mi cartera desde siempre es demasiado pesada, siempre llevando una serie de cosas que no necesito... cada dia respeto, admiro y comprendo mas a personas como mi mama Julia, una mujer humilde que nunca fue al colegio pero que sin embargo tenia una inteligencia social y una sabiduria muy grande, una mulata maravillosa que fue nuestra nana cuando eramos pequenos y que llego casi a completar un siglo de vida, ella siempre me hablaba de que era bueno vivir "ligero de equipaje" que uno no debia de llenarse de cosas porque las cosas te atrasaban... ahora comprendo mucho a lo que se referia...

Lo digo todos los dias "eres lo que piensas" me pienso agradecida reportandome todos los dias a mi Padre Celestial, a mi maravilloso Jesus, me pienso feliz, alegre, saludable, productiva, generosa, abundante, trabajadora, llena de fortaleza y de luz, me siento triunfadora, amante de la vida, del amor, de los seres humanos, de los animales, de las flores, del arte, de los libros, de las letras, del baile, adoro los ninos, agradecida de la madre naturaleza, valorando el aire que respiro, por el sol que ilumina mi ventana, por la luna enamorada, por mi trabajo, por el pan de cada dia, por mi esposo, por mi familia, mis hijos, mis nietos, mis hermanos, mis amigos, mis voluntarios de Centro Luz de Almas, mis lectores, por todas las personas que son parte de los pedacitos de mi vida...

“Es mejor malo conocido que bueno por conocer” reza el dicho popular, para hacer referencia a que es mejor lo seguro que lo desconocido. Es así como preferimos la comodidad de lo seguro, lo conocido, renunciando a vivir nuevas experiencias, conocer nuevas personas, realizar nuevos aprendizajes.

Aprendamos a tomar riesgos, a desprendernos del miedo a perder la seguridad de lo conocido. Quiero aprender a abrir mi mente, a escuchar otros puntos de vista. Ya no quiero vivir aferrada a viejos paradigmas, quiero, necesito CAMBIAR, eliminar, dejar camino, hacer espacio para una vida NUEVA.

Y me pregunto qué es lo peor que me podría suceder si asumo este riesgo? Cuando renunciamos a lo seguro, independientemente de las consecuencias, ganamos en libertad, en experiencia y en aprendizaje.

Sir Winston Churchill decía: ‘no hay cosas imposibles sino seres incapaces’. Yo propongo cambiar la frase por la siguiente: ‘no hay cosas imposibles, sino personas con falta de compromiso’.

No hay sentimiento que más deteriore la autoestima que el resentimiento y el sentimiento de culpa. Un resentimiento se genera cuando esperamos algo de alguien y esa expectativa no es satisfecha. Nos resentimos y defraudamos en la medida de nuestras expectativas. Es por ello que es tan importante aprender a vivir sin esperar. El error es una oportunidad para conocernos a nosotros mismos y dotarnos de herramientas para aprender.

1 comment: