Friday, March 4, 2011

Otro poema de "Amor de almas"


Estaba dormida,
recorriamos calles riendo felices,
caminando juntos tomados de la mano
por la orilla de nuestra playa,
te tocaba el rostro,
acariciaba tus fuertes brazos,
te susurraba "te quiero"
y besitos tiernos te daba
entonando canciones del ayer,
y haciamos todo lo que hacen los jovenes
cuando se sienten locamente enomorados.

Estaba dormida,
porque solo te veo cuando duermo,
nuestros rostros juveniles,
nuestras voces,
sin miedo, sin temores, sin arrugas,
sin enfermedades.

Estaba dormida,
y senti tu aroma varonil,
tu presencia angelical,
un beso me diste en la frente
como tantas veces al despertar
despues de nuestros encuentros de almas.

Un día te fuiste,
y te llevaste mi ser,
me robaste el corazon,
le quitaste a mi flor la vida
la dejaste marchita...

y luego tuve que aprender a morir despierta
y a vivir dormida
sentir tu pena,
tus ganas de sentirte vivo, como antes
caminar por nuestra calles,
y de sentir los aromas de nuestras flores,
la serenidad de nuestras miradas,
la paz que nos abrigaba
en cada abrazo largo y cargado de energia de luz,
tu mano extendida, nuestro amor infinito,
tus labios dulces y amorosos.

Te veo llegar desde lo lejos,
vestido de nubes,
eras de baja estatura
y ahora eres alto
y brillas cerca de las estrellas.


Me dices que te gusta venir a verme,
dulces sueños que persigo
noche a noche mientras te busco
dormida, durmiendo, viviendo.

Yo sueño que sueño siempre
y tu eres mi norte,
mi guia, mi horizonte,
mi amor eterno,
mi amor de almas,
pero sigo viva en esta vida terrenal
donde regreso en cada despertar.
y siempre regreso al mismo lugar,
a nuestra alcoba virginal,
sabanas blancas,
magnolias, calas, rosas y azucenas,
risas, el sol, el mar, la luna,
nuestra alcoba,
en el huerto de nuestras almas.

No comments:

Post a Comment