Sunday, September 11, 2011

Domingo una decada despues...


Hoy es domingo 11 de Septiembre, una decada ha transcurrido y parece que fue ayer... Me he levantado con mucha sed, es temprano, el cielo sigue oscuro. Son las 5 AM. Empieza mi domingo despidiendo a mi esposo que tiene que trabajar los fines de semana. Empieza mi ritual de cada domigo, mis amados domingos, que no son nunca como mis sábados, que son tan distintos. Hoy no hay de cantos de pájaros, colores relampagueantes, hay lluvias, hay verdor, y el calor agotador del verano, y hoy domingo temprano no hay mosquitos ni el gozo de la presencia de mi amada gata Britta que tanta falta nos hace, hoy ya no espero a mi madre como tantos domingos, ni a tantas otras personas amadas que ya partieron y que fueron parte de tantos domingos gloriosos.

Una de las cosas que más me gusta en estos dias de reposo es ver la televisión espanola, que buenos programas tienen, educativos, historia, biografías, debates, entrevistas, series, participación ciudadana... Nada que ver con mirar otros canales internacionales o nuestra televisión peruana que puedo mirar por cable o por internet: en donde obsrvo como narran sin tacto ni verguenza los reportajes de accidentes y muertes, reportajes morbosos, estridentes, sensacionalistas, es patético, es doloroso, inaudito, ... Entonces es cuando entiendo muchas cosas de la conducta masiva de mi amado Peru. Cualquiera se vuelve indiferente, ciego, duro, insensible, cinico, incredulo, desconfiado, inmoral, mirando esos programas de televisión. Pobres mis compatriotas. Aunque la violencia en otros paises es terrible, consecuencia de una época despiadadamente cruel, en la que la empatía lucha contra el cinismo y el desapego, todavia en otras partes del planeta tenemos otros valores, buscamos solidaridad, independencia, paz, dignidad, y que nos gobierne el espiriu de la democracia y la igualdad.

Aqui en los Estados Unidos hoy somos millones recordando la peor desgracia nacional, como miles de inocentes perdieron su vidas un 11 de Septiembre del 2001. La figura del presidente Obama, la presencia de Busch y Clinton en un homenaje a las victimas y a sus sobrevientes. El respeto, el dolor, la seguridad al pueblo de que estamos protegidos y de que NUNCA mas hayan atentados de esta magnitud y sus consecuencias.

Ya me fui por las ramas, como siempre. Abro la puerta, se me inunda la sala de mosquitos y calor... En unos meses iré a mi amada Lima, a que me reciba ese frío húmedo y su gris neblina con el viento silencioso que besa mis mejillas mojadas, las caritas sonrientes de mi Lima que mora dentro de mi en cada latido. Sin medir distancias, porque aunque mi casa ya no tiene direccion en Miraflores, mi corazon, mi alma, mis sentimientos habitan en una esquina del malecon.

Domingo con Melchora, comiendo anticuchos y picarones en Toribio Pacheco, un domingo como muchos en la decada de los sesenta.

1 comment:

  1. Princesa, con todo respeto por tu memoria, y mi profunda admiración victimas y héroes, me hago una reflexión y es: "la vida nos devuelve el doble de lo que damos" y USA puede preguntarse qué ha dado al mundo? y contestarse en paz!

    Un Besito marino

    ReplyDelete