Saturday, September 17, 2011

Eres lo que piensas...


Te has dado cuenta que puede que sientas que todo lo que pasa en tu vida, depende de como te están yendo las cosas en tu trabajo, en tu casa, en tu vida, en el mundo en general. Pero sabes una cosa es todo lo contrario, si, es al revés. Yo me he pasado la vida culpando al destino, culpando a tantas personas, y ahora comprendo que todo lo que pasa en mi vida todo lo que puedo CONTROLAR depende de cómo decida sentirme, de que ACTITUD deba de tomar ante cada evento que me pase.

Son tus sentimientos los que constituyen tus más sinceras expectativas. Cada momento, cada acontecimiento, cada instancia de tu vida se ALIMENTA de ellas. Si, lo que piensan, lo que haces, lo que hablas, lo que dices... date cuenta de la importancia de tus pensamientos, tus acciones, tus palabras, y los resultados que provienen de todo ello toman forma y se inspiran en la manera en que tú te sientes y empiezan a suceder los cambios en tu vida. No tengas miedo, aprende a vencer los mounstruos que te persiguen en tu mente, es que acaso no te das cuenta que todo lo negativo, lo malo, lo triste, lo oscuro no proviene NUNCA de Dios???

Si, yo comprendo que ante una situación dura, dificil, desafiante algunos se sienten desanimados. Otros en cambio, ante exactamente la misma situación sabrán que pueden optar por sentirse fuertes, energizados e inspirados por ella. La vida no se impone arbitrariamente ante ti. SOMOS LO QUE PENSAMOS. Recuerda que a través de tus sentimientos, tú decides cuáles de las muchas cosas que la vida tiene para ofrecerte deseas aceptar.

¿Cómo decides sentirte acerca de las cosas? Sea como fuere, esa será la manera en que la vida se presentará.

Eres lo que piensas...

1 comment:

  1. Magnífico Mariangeles, completamente de acuerdo. coincido en pleno con tus palabras.. Claro que eso requiere educar la mente para aprender a desechar lo malo e insistir en lo bueno. Como sea, a pesar de saberlo y de coincidir, te confieso que olvido algo tan simple a menudo. Malo malo. Hay que reeducarse, ser optimista, insistir en lo bueno, y claro, frecuentar lo bueno, como tu blog por ejemplo.
    Un gusto leerte,
    un abrazo, roberto

    ReplyDelete