Thursday, June 8, 2017

Un poema de mi amigo Enrique Bustamante


Atado me tienes a tus pies en silencio
has hecho de mi sombra un remolino
has agitado mi corazón entero...
para hacer de mí un sueño de nieve
una cascada sin agua, vacío, lento, triste…


Mi amor ha perdido la luz de la alborada
la fuente que calma la sed de mis estrellas
el dormido sueño de una eterna primavera
la ilusión de estar contigo en el paraíso amado
creando el límite a nuestro amor caído…

Así desaparece la fantasía de mis ojos
tu cabellera satura con su encanto mi mirada
te convierte en irresistible como el aire
iluminada como la luz súbita que adivina
acostumbrada pasión de amor y ternura…

Subo al cielo para encontrar alguien como tú
donde no exista más que amor y no la guerra
donde no deba mendigar tu amor a la deriva
ni dejes mis labios secos y mis ojos ciegos
sólo tu corazón existe para mis desvelos…

Ahora sé que contra el viento y a mi orilla
podré encontrarte como un racimo de uvas
dulce, agradable, servido en la mejor copa
acariciado por mis manos apasionadamente
bebiendo con pasión tu sonrosada ternura…

Ahora sé que puedo morir con amor amándote
que el contacto de tu piel bajo la lluvia
nos acerca, nos envuelve, nos invita
escuchando el vuelo de los pájaros marinos
frente al sol, frente a ti, juntos, mirando el cielo.


No comments:

Post a Comment