Wednesday, December 31, 2008

Empezando el 2009


Empezando el 2009 Lo dijo Flaubert el autor de Madame Bovary “Hay que ser burgués en la vida para poder ser arriesgado en el arte” Si lo traducimos al idioma de las finanzas sería: sea ordenado, de pasos cortos para poder cumplir sus metas más lejanas. Pero ¿qué tiene en común no comer harinas blancas, pan, papitas fritas, salsas, pastas, ahorrar, volverse rico, cambiar de trabajo, bajar de peso, viajar, pagar deudas, dormir mas, dejar de fumar o buscarse una novia y hasta ¡casarse!? Son resoluciones de fin de año, las mismas que seguramente tenía Flaubert al proponerse escribir su obra cumbre. Hablamos de balance: metas o deseos que empiezan a nacer en las últimas horas del año viejo –muchas veces bajo los benévolos y violáceos influjos del Dios del vino (creo que se llama Baco) y que nos llevan de la mano en las primicias de un nuevo ciclo. (¿Tendrá que ver ciclo con la palabra reciclar?) Claro que habrá una diferencia sustancial entre una resolución y un deseo, ya que la resolución involucra acción y planificación. El deseo es sólo un pensamiento, un anhelo, una propuesta mental. Yo todos los Diciembres preparo una lista de lo que quiero hacer en los próximos doce meses. Y así finalizamos muchos este Diciembre llenos de nuevas metas y proyectos. ¿Cuáles? Cada uno tendrá las suyas, aquí van algunas.
1 Organícese, siempre es buen momento para hacerlo. Mucho más el comienzo de un año. Si es de los que hizo un plazo fijo hace meses y no lo renovó, o compró una acción pero ya no se acuerda ni el precio ni los motivos que lo llevaron a hacerlo, revise, haga cuentas. Es hora de organizarse. Incluso si hace mucho que no hace cuentas, es muy probable que con las altas y bajas que operaron en el mercado en ese tiempo, su billetera haya quedado desbalanceada: menos bonos y más acciones o más papeles de un frigorífico que no le gusta tanto y menos de una metalúrgica que lo desvelaba.
2 Planifique que usted ya no es un chico. O si lo es, entonces la edad de la adultez está muy lejos. En todos los casos, considere en qué punto de la vida se encuentra: su edad, cuántos años le faltan para jubilarse, número de hijos a los que hay que pagarles el colegio, o las cosas que quiere comprar en algún momento. Asegúrese de que sus inversiones sean adecuadas para alcanzar sus metas. Y aquí un subconsejo: elija con cuidado los instrumentos. Si sufre de presión nerviosa, seguro las acciones no son para usted. ¡Mucho menos los derivados! y en los países del tercer mundo cuidado.
3 Aprenda de sus errores. Si durante 2008 creyó en la inflación que usaron para indexarle los títulos públicos pero después fue al supermercado y el kilo de papas, limones o tomates lo dejó off side, entonces tómese un minuto para reflexionar. Quizás convenga vender los bonos y comprar una chacra y ¡producir salsa de tomates pisándolos usted mismo! Lo mismo si le creyó o no le creyó al Wall Street Journal y hasta si su agente de bolsa le dijo “espera”, pero usted no hizo más que ver cómo su papel perforaba todos sus stop loss. ¡Que no le pase de nuevo!
4 Agudice su instinto inversor. Investigue bien. Así, si le fue bien este año, revise para que el 2009, los que hacen las olas en el mercado no le pasen la gorra del vuelto y lo deje en cero. Revise balances, hable con colegas, busque los productos con menos riesgo. No se olvide que el valor del riesgo cambia día a día. Y si el saldo es negativo, no lo dude: consulte con un especialista (es un consejo de ellos, los especialistas, ¡Ja!). Es preferible pagar una comisión y salvar los ahorros. Ellos, seguro saben más que usted... por lo menos seguro saben más de lo que usted sabe menos.
5 Estudie costos y ahorre. Cuando se habla de economía, no sólo se hace referencia a la generalidad de los habitantes. También hay economía personal y habla de usar los recursos escasos de manera eficiente. En esta línea, revise comisiones, cargos fijos, débitos. Evítese pagar impuestos innecesarios. Como recursos no sólo es el dinero también piense en el tiempo, que como dijo Shakespeare, es la madera de la que estamos hechos.
Dedíquele más tiempo a su familia, amigos y a la comunidad donde vive. Seguro que a fines de 2009 le resultará la mejor inversión de todas.....
Bueno me voy a poner a trabajar...
Feliz 2009
Marisabel

No comments:

Post a Comment