Monday, December 29, 2008

Mas poemas de mi juventud


Qué tienes tú

Qué tiene tu voz
que cuando la oigo
se regocija mi alma
y se cubre toda de paz.

Qué tienen tus labios
que cuando me besan
toco alto el cielo

Qué tienen tus caricias,
tus abrazos, tu ser,
que cuando a tu cuerpo me acurrucas,
me llenas toda de ternura
y me haces sentir como cuando niña:
Linda, tímida, juguetona, dulce, pura, feliz…

Qué tienen tus palabras
que como música suave
acarician mis oídos
y todos mis sentidos
saciando mi vieja sed de anhelos de amor,
mi insaciable hambre de cariño.

Qué tienen tu cuerpo y tu piel
que despiertan pasiones dormidas,
haciéndome una fiera hambrienta;
levantando altas olas,
haciendo rugir vientos huracanados,
logrando gemidos desesperados
de infinito placer,
repicando sonoras mis campanas
de mujer enamorada,
logrando que broten lágrimas
del manantial de este sagrado amor
que siento puro, tibio y cristalino.

Qué tiene tu mirada intensa
que cuando se posa en mis ojos
derrite la nieve de tantos años de soledad
-de desesperada espera-
De ansias de amar y ser amada.

Qué tienes tú, amor mío,
que con un solo instante
lograste conquistar a la inconquistable,
domar a la indomable,
vencer a la invencible
y hacer creer a la incrédula.

Qué tienes tú
que con sólo un beso
abriste las puertas clausuradas
de mi roto corazón
para sacarme del oscuro cautiverio,
de la prisión de mi soledad infinita…
Para despertarme del sueño de décadas
sin sentir ilusión, ternura, pasión
¡Amor!

Qué tienes tú, amor mío,
que con tu presencia
has llenado todos los huecos de mi alma
y remendado uno a uno los trozos rotos
de mi cansado, sufrido y atormentado corazón.

Qué tienes tú
que has cambiado mi vida,
siempre en invierno, sin estrellas
-mis luciérnagas sin luz-
para llenarla toda
de nuevos amaneceres.

Qué tienes tú
que cuando despierto
en mis nuevas mañanas
veo una expresión feliz en mi mirada.

Qué tienes tú
-Verso de mis poemas
Ruego de mis rezos
Secreto de mis susurros
Luz de mis luciérnagas
Ángel de mis sueños-
que cuando llegaste
cubriste toda mi vida
y me has devuelto el corazón.
para acercarme de nuevo al Señor.






De esta manera

Como madre comprendo a los niños y he conocido la paciencia
Como mujer comprendo a los hombres y he conocido la tolerancia
Como hermana comprendo los vínculos familiares y respeto la sangre
Como hija comprendo lo bello de ser madre y respeto a las madres
Como hembra comprendo lo maravilloso de la amante intensa y generosa
Como amiga la forma menos física de sentir el amor y la más grande de expresarlo…
Como ser humano comprendo que estoy en este mundo para encontrar mi camino…
Como ser me siento llena, completa en cada parte de mi división
Y quiero brindarte todo en su todo de cada momento
De mis puros momentos maternales
De mis ardientes momentos de mujer
De mi modo cariñoso de hermana
De mis gemidos de gozo y placer
De mi alegre carácter de niña
De mi exuberante modo de amiga
Mis jocosos gritos y travesuras
Mi alegría de vivir
Mis tristezas infinitas
Mi personalidad demasiado fuerte para algunos
Espontánea en sus verdades.

No comments:

Post a Comment