Wednesday, January 21, 2009

Sobre mi libro




Hoy quiero reflexionar sobre muchas cosas, la mayoría de las cuales no tienen que ver nada con mi libro pero mi Luz de almas viejas es el proyecto que vengo cocinando, mi cuchara de palo moviendo lentamente para que no se me queme el fondo de la olla. El otro día, leyendo mi primer libro con el brazo adormecido por la mala postura, (leo echada) empecé a pensar en cómo cada persona imagina el desarrollo de la historia que va leyendo. Lo que quiero decir, es que cuando uno lee un libro normalmente suele imaginarse (inventarse) los personajes (sus caras, sus rasgos, como se comportan, como suenan sus voces, los lugares, el movimiento, la acción). Después, cuando uno comenta con otras personas que han leído ese mismo libro ellos me dan sus opiniones (todas diferentes, porque todos somos distintos) unos aman a mis personajes, otros los encuentran muy conservadores, sentimentales, demasiado buenos los buenos, demasiado malos los malos, y empiezan las alabanzas o la indiferencia que si, que no, que bla, bla, bla, que tal-tal-tal es tal-tal o "¡qué dices! de ninguna manera, esto no sucede así, sucede de esta manera, mejor ponle + pimienta y + picante, le faltan las palabrotas, un poco de sangre, mas pecados, violencia, menos cosas buenas. Es increíble como a la mayoría de las personas les gusta leer sobre temas de sexo, moda, infidelidad, mafias, muertes, guerra, drogas, puteria, homosexuales, bisexuales y lesbianas, del bajo mundo, de lo prohibido, de lo corrupto.
Pero yo escribo de lo que conozco, de lo que siento, lo que llevo por dentro y lo que me susurram mis angeles despacito al oido. Así que cada uno se imagina su propia historia. Y a veces, como en mi caso esta tarde, esta historia o relato se puede imaginar de varias formas. Una de ellas, en forma de película; viendo todos los movimientos y acciones, por ejemplo quien seria mi heroína, quien haría bien el papel de mi abuela, y quien el papel de Mariangeles, quien seria Belinda y quien el villano Romano de la Piedra que destruyo y despedazo a temprana edad el corazón de mi joven heroína que era buena, inocente y vulnerable. Otra forma, es un álbum de fotos; con muchas fotos, pinturas, imágenes y más imágenes pero con periodos intermedios en los que no sabes qué sucede exactamente. Yo creo que básicamente esto depende del autor y la manera como relate su historia. Por ejemplo me encantaría un director como Almodóvar pero mi libro no tiene los ingredientes ni su estilo, quizá un director Ingles alguien como el de la película “The Hours” (Las Horas) porque la historia empieza en 1915 y termina en el 2009.

Por eso me encanta este BLOG que estoy llevando casi a diario, en el que voy escribiendo poquito a poquito y paso a paso los pedacitos de mi vida, lo que voy encontrando, lo que me cuentan, lo que me escriben. Si escribo un par de hojas a diario, en doce meses se multiplicaran.

Es mejor algo sencillo y conciso que algo insustancial. Aun así, mis lecturas suelen ser "peliculeras", generalmente el libro es mucho mejor que la pelicula, pero mis escritos son como un álbum de fotos, como una galeria llena de cuadros, de campos verdes, de angeles y de luciernagas.

1 comment:

  1. LUZ DE ALMAS VIEJAS es un como un baúl, como un collage, como una enorme sala de museo a la esperanza en el conflicto, quizás un monumento a la humanidad del individuo...

    No me canso de decir que ha sido un PRIVILEGIO tener de primera mano esta obra...

    ReplyDelete