Wednesday, March 4, 2009

Porque hay mujeres deprimidas


Los cambios de estado de ánimo, nostalgia, tristeza, desesperación, agresividad, irritabilidad, pueden ser síntomas de estrés de las mujeres, que no sólo tienen un impacto psicológico, sino fisiológico, funcional y social.
El estrés dificulta la capacidad personal, laboral, y social y se identifica fácilmente a través dolores de cabeza, colon irritable, gastritis así como alteraciones de la menstruación, como primeros síntomas.
¿Cuáles son los problemas que se encuentra el inmigrante cuando llega y de qué manera le afecta psicológicamente?
Los problemas son muchos. Como dice el psicólogo Joseba Achotegui, los inmigrantes sufren lo que se conoce como síndrome de Ulises. Dejan la tierra, la familia, en muchos casos el idioma, y se instalan en un sitio nuevo donde no conocen a nadie, ni la geografía, ni el modo de vida, ni las costumbres, ni la comida... Sólo uno de estos factores puede por sí solo provocar bastante agobio en la persona, que aún así sigue esforzándose por hacerse un hueco en el nuevo lugar. Los primeros años son muy duros y, enfrentarse a todos esos hechos traumáticos de golpe, causan mucho desgaste emocional. Llegan a acumular mucha tensión y viven momentos de incertidumbre y de confusión.
Si a todas estas dificultades le sumamos la condición de mujer, ¿qué es lo que se produce?
Es una desventaja más. Para una mujer inmigrante va a ser mucho más duro llevar adelante su proyecto, porque muchas de ellas asumen cargas familiares, otras están solas, siguen recibiendo malos tratos aún estando sus parejas en el lugar de origen. Incluso, algunas de ellas vienen solas, pero dejan muchas veces a sus hijos en su país de origen. Aunque estén aquí para mejorar la vida de sus familias, acaban por cargar con un gran sentimiento de culpa. Además, otro factor importante es el tipo de trabajo que realizan, muchas en el servicio doméstico. Aquí no está bien valorado y muchas veces lo realizan en situación irregular. Sus condiciones son más duras, con horarios excesivos de trabajo, sin días de descanso para poder relacionarse con otras personas, que es algo fundamental, y con todas esas cargas de enviar el dinero a la familia, de tener que resolver aquí su situación. Sin duda, en el caso de las mujeres se vive peor. No obstante, son ellas las que demuestran una capacidad sorprendente de llevar todos estos problemas y lograr los objetivos que se proponen. Yo lo admiro mucho. Tienen una capacidad increíble. En la fundación tratamos a muchas mujeres angustiadas, deprimidas, frustradas, con sentimientos de impotencia, rabia y culpa, pero nunca paran, siempre están buscando la forma de mejorar su situación.
Siempre luchando.
Así es. No sólo llevan sobre sus espaldas un mal trabajo, sino una presión social, porque se les considera malas madres por dejar a sus hijos allí. No sólo se enfrentan a problemas materiales y deben sacar la mugre, como decimos nosotros, sino que también tienen que afrontar muchas presiones. En este sentido, la red de colectivos de apoyo a los inmigrantes es fundamental y, la presencia de las mujeres en ellos, determinante. Es una forma, además, de liberarse de los sentimientos de culpa con los que cargan.
¿La presencia de la mujer en estos colectivos es numerosa?
No, porque no pueden. Trabajan todos los días de la semana y prácticamente del año. ¿Qué espacio les queda entonces para poder participar, para acercarse a algún tipo de recurso? Muchas veces no cuentan ni con tiempo para disfrutar de una tarde hablando con una amiga. Ellas solas afrontan todas sus tensiones, y no tienen ninguna forma de desahogo. En ocasiones sufren cuadros depresivos, muchas veces crónicos, se sienten agotadas y no sólo físicamente, sino de la vida, para lo jóvenes que son muchas.
Las dificultades serán peores cuando por medio hay una barrera idiomática.
Es una limitación muy fuerte. Estas personas tienen un gran sentimiento de frustración por no poder comunicarse. Necesitan disponer de cosas urgentes, como una vivienda o un trabajo, y el no poder contarlas y que encima la otra persona no te entienda es frustrante. No sabes ni comprendes lo que te intentan comunicar y se pasa mal. En la fundación vemos que las personas del Este de Europa tienen en la mayoría de los casos un nivel elevado de formación educativa, y muchos hablan dos e incluso tres idiomas. Creo que el colectivo africano lo tiene peor. Aquí es más evidente la barrera. Hay organizaciones que se encargan de enseñar el idioma, pero los recursos no se adecuan mucho a la realidad, puesto que por el trabajo no pueden acudir a estas clases. Ellos, al final, acaban aprendiendo de lo que van oyendo por la calle.
Un ejemplo concreto. ¿Qué secuelas psicológicas le pueden quedar a la adolescente ecuatoriana que fue agredida por un joven en el metro de Barcelona?
Miedo, temor, inseguridad. Supongo que en esta situación ella debe de estar recibiendo apoyo psicológico para afrontar esta acción de xenofobia, que es una realidad y está ahí. Sin embargo, son situaciones que no se deben generalizar. Se debe entender que nosotros somos personas iguales a las de aquí y a las de otros sitios, aunque tengamos otro origen, una cultura diferente, otro color de piel... Claro que una situación de este tipo duele, y mucho, pero entiendo también que hay que expresar a través de nuestras acciones que tenemos mucha dignidad y libertad para expresar lo que necesitemos, para ejercer en esta sociedad, para vivir, para trabajar, para estudiar, para pasear por el metro y viajar por donde queramos. Sé que hay zonas que tienen una forma de entender la vida como la de este joven y, quizá, son estas personas que agreden los que tienen el problema. Me parece muy bien que una situación como esta haya salido a la luz, porque hechos así hay que condenarlos, no se deben permitir. Además, yo creo que también es una agresión de género. Esta joven, con apoyo, saldrá adelante y superará esta situación.
Depresión en la mujer
¿La depresión es más común en las mujeres que en los hombres?
Sí. Las mujeres tienen el doble de posibilidad de sufrir de depresión que los hombres. La razón para esto se desconoce, pero los cambios en los niveles hormonales de la mujer pueden relacionarse con la depresión.
¿Cuáles son los síntomas?
Los médicos continúan aprendiendo acerca de cómo las mujeres son afectadas por la depresión, pero existen algunos síntomas comunes. Si usted está deprimida puede tener algunos de estos síntomas casi todos los días, todo el día, durante dos o más semanas:
· Sentirse triste, sin esperanza y tener ataques de llanto con frecuencia
· Perder interés en las cosas que solía disfrutar: inclusive el sexo
· Sentirse culpable, sin esperanzas o sin valor alguno
· Pensar en la muerte o en el suicidio
· Dormir demasiado o tener dificultad problemas relacionados con el sueño
· Pérdida del apetito o aumento o pérdida de peso sin haberlo intentado
· Sentirse muy cansada todo el tiempo
· Tener dificultad para concentrarse y para tomar decisiones
· Tener malestares y dolores que no mejoran con el tratamiento.
· Sentirse intranquila, agitada o enojada con facilidad
¿Qué causa la depresión?
La depresión parece estar relacionada con un desequilibrio químico en el cerebro que hace difícil que las células se comuniquen entre sí. Los eventos estresantes en la vida tales como la muerte de un ser querido, un divorcio o mudarse de un lugar a otro (por ejemplo dejar la casa para ir a estudiar a una universidad lejos) pueden desencadenar una depresión. Tomar ciertos medicamentos, abusar del alcohol o de las drogas o tener otras enfermedades también puede causar depresión. La depresión también puede ser hereditaria, es decir que les da a varias personas en la misma familia. En mi familia mi madre siempre fue y sigue siendo depresiva y tengo un par de hermanos que han heredado esa condición. En los días después del nacimiento de un bebé, es común para algunas madres tener cambios de humor. Pueden sentirse un poco deprimidas, tener dificultad para concentrarse, perder el apetito o descubrir que no pueden dormir bien aún si el bebé está dormido. Esto de conoce como la "melancolía de la maternidad" y desaparece a los 10 días después del parto. Sin embargo, algunas mujeres tienen síntomas peores o síntomas que duran más tiempo. Esto se llama depresión posparto.
¿Cómo se trata la depresión?
La depresión puede tratarse con asesoría psicológica, medicamento o ambos. También es importante cuidar bien de si misma, hacer ejercicio con regularidad y comer alimentos saludables. Vea los consejos de salud abajo. La asesoría psicológica a solas puede ayudar si la depresión no es severa. Los medicamentos antidepresivos son muy eficaces para tratar la depresión. Existen muchas clases distintas de antidepresivos. Su médico decidirá qué tipo es apropiado para usted. Los medicamentos solamente o medicamentos con asesoría psicológica pueden ayudar a la mayoría de las mujeres que tienen depresión.
Algunas cosas que debe hacer y que no debe hacer cuando está deprimida
· No se aísle. Manténgase en contacto con sus seres queridos y amigos, con su consejero espiritual y con su médico de familia.
· No tome decisiones importantes en su vida, como por ejemplo separarse o divorciarse. Usted puede no estar pensando con claridad mientras está deprimida, por lo tanto, las decisiones que toma en este momento pueden no ser las mejores para usted.
· No se eche la culpa de su depresión. Usted no la causó.
· No se sienta desanimada por no sentirse bien enseguida. Tenga paciencia consigo misma.
· No se dé por vencido.
· Haga ejercicio con frecuencia para hacer que se sienta mejor. El ejercicio también le dará más energía.
· Coma comidas balanceadas y elija alimentos sanos.
· Duerma suficientemente
· Tome su medicamento y vaya a la consejería psicológica con la frecuencia con que su médico le dice. Su medicamento no le va a funcionar si solo se lo toma de vez en cuando.
· Fíjese metas pequeñas para si misma puesto que puede tener menos energía.
· Dese aliento a si misma
· Obtenga tanta información como pueda acerca de la depresión y de cómo tratarla.
· Llame a su médico o al centro local para crisis de suicidio enseguida si comienza a pensar acerca del suicidio.
¿Los antidepresivos son seguros para cualquier mujer que tiene depresión?
Si está planeando quedar embarazada hable con su médico acerca de sus medicamentos antes de tratar de quedar en embarazo. Si accidentalmente queda embarazada mientras está tomando un antidepresivo dígale a su médico enseguida. Su médico sabrá si el antidepresivo que usted toma en particular es seguro tomarlo.Todos los medicamentos que usted toma son excretados a través de la leche materna. Si está planeando lactar —o si en la actualidad está lactando— hable con su médico acerca de su medicamento.En la mayoría de los casos es aceptable tomar píldoras para el control prenatal o terapia de reemplazo hormonal (HRT en inglés) al tiempo con los medicamentos para la depresión. Tomar hormonas puede inclusive ayudar a que algunas mujeres deprimidas se sientan mejor. Sin embargo, si sus pastillas de control prenatal parecen estarle causando síntomas de depresión hable con su médico. El médico le puede sugerir que use otro método para prevenir el embarazo durante varios meses de modo que usted se pueda dar cuenta si son las pastillas de control prenatal las que le están causando la depresión.
¿Los antidepresivos tienen efectos secundarios?
Como la mayoría de los medicamentos los antidepresivos pueden causar efectos secundarios. Sin embargo, no toda la gente que está tomando antidepresivos siente los mismos efectos secundarios. Cualquier efecto secundario que usted tenga dependerá del medicamento que su médico ha elegido para usted. Si usted está tomando un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, ISRS (SSRI en inglés) puede tener náuseas, vómito, diarrea, nerviosismo, somnolencia o dificultad para dormir, aumento de peso, dolores de cabeza o problemas sexuales tales como no poder alcanzar el orgasmo. Si está tomando un antidepresivo tricíclico puede tener resequedad en la boca, estreñimiento, visión borrosa, una sensación de estar "elevado", tener problemas con la vejiga, cansancio, somnolencia, problemas sexuales, mareos, manos temblorosas, latidos del corazón acelerados o aumento de peso.Otros antidepresivos pueden causar efectos secundarios similares. Si un efecto secundario de su antidepresivo le molesta hable con su médico acerca de esto.
¿Cómo puedo saber si un antidepresivo me está ayudando?
Podrá dormir mejor. Su apetito mejorará y usted tendrá más energía. Se sentirá mejor acerca del futuro. Se sentirá menos triste y le será más fácil tomar decisiones. Es importante tener paciencia. A pesar de que usted puede notar mejoría tan pronto como una semana después de comenzar a tomar un antidepresivo, usted probablemente no sentirá los efectos completos en menos de ocho a doce semanas.
¿Durante cuanto tiempo deberé tomar el medicamento?
El tiempo que usted debe tomar el medicamento depende de su depresión. Si es la primera vez que ha estado deprimida su médico probablemente querrá que tome el medicamento durante más o menos seis meses. Si es la segunda vez que está deprimida probablemente tomará el medicamento durante más o menos un año. Sin embargo, si es la tercera o cuarta vez que ha estado deprimida es posible que tenga que tomar el medicamento durante años para que la depresión no regrese.
Fuente
Escrito por el personal editorial de familydoctor.org.

1 comment:

  1. Yo soy una convencida de la vida que de las depresiones hay que salir solita... apenas te empiezan a atormentar saacrlas, visitando amigos, familiares, escuchando musica. No dejarla que se estasblezacan en tu cabeza. Por que al fin y al cabo la mente hace la realidad. Besos!

    ReplyDelete