Saturday, April 25, 2009

El verano no se quiere mudar de Lima


Me dicen que en Lima sigue haciendo mucho calor, que el verano no se quiere ir, que ayer hizo una temperatura que para los limeños es alta: 27 grados. Hoy estuve todo el dia afuera de la casa, tuve que ir a un funeral, fue el tercero en menos de un mes. No tuve bautizos, no tuve bodas, no tuve fiestas de quince. En la tarde una amiga que siempre se pasa la vida invitandome a muchos eventos (a los cuales nunca voy) nos termino convenciendo a mi esposo y a mi de que fueramos a celebrar una tarde con parejas de matrimonios duraderos, un total de 200 parejas participando, en el cine de Sunset Place a las 2:45 P.M. para ver una pelicula titulada "Fireproof" (A prueba de fuego) que es la vida de unos bomberos y una pareja en crisis -- el tema principal era como "rescatar" como salvar un matrimonio.

Estos últimos días me gana la dispersión, ánimos desiguales, paso de un encantamiento a una especie de perplejidad, he llorado mares, casi no he dormido, pero me repito constantemente que yo amo mi vida y la vida de los otros, y como siempre deseo mirar, observar y soñar. He tenido dias muy dificiles. Y aqui me tienen, escribiendo, trabajando, viviendo, respirando, pensando, sintiendo, sigo caminando, camino despacio pero avanzo y si me tropiezo pues me levanto y sigo avanzando, poco a poco, paso a paso, dia a dia, y mientas lo hago recupero la sonrisa que tenia escondida, que se habia vestido de llanto.

Estuve en South Miami, en Sunset Place, pero que ganas de estar en caminando por las calles de Barranco para como cuando era jovencita correr enamorada sin aliento y esconderme detrás de las sombras de los árboles, detenerme sobre el puente de los suspiros, extender los brazos y respirar profundo, alli en el barrio de los poetas, cerca del mar, y ver a la gente pasar. En Lima y sobre todo en Barranco todos los días pasa algo, siempre hay actividades culturales, me cuenta una de mis amigas que ayer viernes en la noche inauguraban una nueva librería pese a la crisis de la que todos hablan en el mundo entero, y otra amiga desde Barcelona me comenta que ellos tambien tienen una fecha especial por el día de "San Jordi" en la que ellos acostumbran regalarse un libro y yo pienso: "Si las personas supieran como me gustan los libros y cuan pocos libros me han regalado en mi vida". Y hoy mientras escribo recuerdo mis días en Miraflores, mis intentos por construir un matrimonio y una familia feliz, me invade esa nostalgia de ese pasado que cada vez es más lejano, sin pena, con ternura infinita. Un sentimiento mucho más creativo y latente, vivo, despierto, que el rencor, el dolor o la misma indiferencia. Ahora puedo volver a revivir todo aquello en mis historias y a veces hasta reirme de lo que alguna vez fue una tragedia y hoy es casi, casi, una comedia.

Y aqui en Miami hoy hizo un dia precioso, con sol y sin lluvia, un calor delicioso, y mi vecinito hijo de madre rusa y padre cubano regreso de su viaje a Europa y vino a regalarme su mejor sonrisa y ese saludo tan agradable, "hola vecina" y un abrazo tierno con sus manitas de nino que sabe decir tanto sin decir nada, y cuando senti sus buenas vibras encontre en su mirada a mi angelito.


3 comments:

  1. Cuanta nostalgia, que lastima que estes triste, espero que estos dias sean mejores. El anhelo de viejas epocas siempre se nos viene a la cabeza cuando estamos mal. El verano no quiere abandonar America del sur y yo quiero que se quede un poquito mas. Mucha fuerza!!

    ReplyDelete
  2. La pena por lo de antes, las tristezas que pasaron y todo cuanto nos ocurre son el porqué de nuestro hoy, somos el resultado de muchas experiencias, buenas y malas, pero sin las cuáles no seríamos las personas que somos, aceptemos convivir con nuestros recuerdos y aprendamos de ellos, la vida SI CONTINUA !

    ReplyDelete
  3. Ya me voy sintiendo mejor, poco a poco. Todo pasa y hay tiempo para todo en la vida, por estas semanas me toco llorar.

    ReplyDelete