Sunday, May 31, 2009

Mi amiga Mozzy me cuenta sobre Barranco







Les cuento cómo me fue en la Galería de Arte. Llegué más temprano de lo que había calculado y luego de preguntar en varias esquinas - lo que festejo a diferencia de los hombres que pueden andar perdidos horas y estar seguros que conocen el camino - una señora ambulante de la plaza de Armas de Barranco me indicó el camino a la Galería 80m2, ubicada en el primer piso de un edifico que está justo en la falda del puente por donde bajan todos los autos camino a barranco, en consecuencia desde la avenida era imposible ubicarla, hay que estar a pie y bajar un piso por el lado derecho del puente y allí está la entrada, muy sobria, elegante y blanca... pero cerrada, con un cartelito que decía .... " REGRESAMOS EN 5 MINUTOS ".... se me vino un bajón del entusiasmo, y es que a pesar de haber intentado durante la semana visitar el local, siempre una cosa u otra me dejaba con las ganas, es el último día de la muestra fotográfica y está cerrado !!!! tremendo trote para nada me dije !!! - pues resulta que sí me queda lejos porque he tenido que hacer tres escalas para llegar hasta aquí... pensé.

Eché un vistazo alrededor y teníamos un clima templado que no había notado, de casa salí con mucho frío y aquí hasta soleadito estaba, así que tomé de la mano a mi retoño y empezamos a caminar, vamos a pasear si ?? pasamos bajo el puente arqueado y seguimos por un camino de canto rodado, luego de algunos pasos más nos vimos debajo del famoso Puente de los Suspiros, se me llenó el alma de alegría y de curiosidad, he pasado muchas veces por la avenida pero jamás había caminado por aquí, y empecé sin darme cuenta a seguir los pasos de tantos millones de personas de mediados del siglo XVII, y cada piedrita te llama y te invita a seguir la caminata, es una bajada apurada por que sí es empinada pero muy colorida y picaresca, hay a ambos lados de la bajada a los "Baños de Barranco" casitas, casas y casotas todas acondicionadas como restaurantes, hospedajes, pubs, y hay hasta un restaurant muy moderno y de apariencia costosa. Todos te invitan a pasar y servirte las especialidades de la casa, como venía de la mano de mi Mozzy Christina nos ofrecían un rico plato de anticuchos y una porción de picarones gratis, porque es bien sabido que el negocio allí es la venta de licores y piqueos. Decidimos subir por una de las escaleras al puente de madera, listones viejísimos que parece que crujen sufriendo al paso de los visitantes, pero no es un lamento precisamente, es más música que sonido, crinch, cronch, crunch.... nos detuvimos a la mitad exacta y observamos lo que se veía... sigue siendo un paisaje bello con una brisa de antaño que pasa al costado, se siente mucha energía positiva, se respira romanticismo y tranquilidad, por lo tanto no era extraño que los limeños enamorados se jurarán amor eterno en este escenario, es propicio para toda expresión de arte y amor....

Bajamos y continuamos caminando apuradas por la pendiente, pasando los negocios, empezaron unos metros de pobreza extrema y casitas muy dañadas pero habitadas para mi sorpresa. Se nota que son herederos de alguna historia de familia antigua y que se quedaron allí, acaso rindiendo homenaje a sus ancestros pues se me ocurre que fácilmente algún empresario debe haberles ofrecido un buen dinero por sus metros cuadrados en la bajada, me llamó mucho la atención una casa ya derrumbada y una con las bases destruídas, sus cimientos de ladrillos de barro expuestos a la intemperie, sus maderas algunas pintadas y otras no, y a pesar de todo ese descuido habitada !!!! caminamos más rápido casi a trote por si acaso y llegamos a un mirador, una saliente plana con un barandal de la misma antiguedad que el puente, es pequeño pero desde él se puede ver casi toda la Costa Verde, y de verdad que tiene un encanto mágico esa vista, si te ubicas bien el ocaso termina en tus ojos, se dibuja una franja naranja desde el borde del mar que se extiende y termina en tus pupilas, cuantas personas habrán parado aquí para maravillarse con este espectáculo gratuito de la naturaleza.... avanzamos unos pasos más y venía ya el último tramo de la bajada al mar, así que dimos vuelta y empezamos el ascenso.

Dicen que se baja con las piernas y se sube con el corazón... cierto, es en la subida que te percatas de lo empinado del empedrado, se sube inclinando el cuerpo hacia delante por que es imposible mantenerse erguido, las piernas te piden un descanso y el corazón te late rápido, se hace pesado respirar. Ya habrán pasado los 5 minutos me pregunto??? – ya pasaron cerca de treinta – y volvemos a la Galería, el cartelito no está pero la puerta sigue cerrada, tocamos el intercomunicador y salió un joven muy amable que cordialmente nos hizo pasar, preguntamos por la sala I – Exposición de Fotografía de Christian Fuchs, es en esta sala nos respondió, y también hay otra muestra en el segundo piso, adelante.

Lo primero es una pared blanca y pálida en la que se lee una descripción e inspiración del artista… Ahnensonne… palabra compuesta que significa según entendí familia, ancestros, unida a sol… cuenta que desde que tiene memoria a vivido rodeados de los recuerdos familiares, tías, tíos, parientes, y muchas fotografías de épocas tan lejanas y cautivantes.

Efectivamente, la exposición se basa en su familia y las diferentes localidades en las que se retrataron, todas en casonas muy grandes, jardines impresionantes, bosques altísimos muy tupidos, y salones majestuosos. Con una técnica muy profunda y estudiada combina las fotografías consiguiendo un efecto traslúcido, rostros que parecen nos sonríen desde el pasado, personajes de variados tamaños mezclados en una impresión en lienzo. Debo añadir que la muestra se presenta sola y se desenvuelve fácil para su comprensión, lejos de algunas complicadas presentaciones en las que por lo menos debes tener un doctorado en arte para “entender” a medias de lo que se trata…no, …..me quedé muy complacida y además satisfecha porque pienso que todo artista busca llegar al público, alcanzarlos con su imaginación, talento y arte.

“Parece que las personas quisieran salir del cuadro y contarnos su historia”….. comentó mi hija, lo que supone una imaginativa comprensión de las imágenes.

Contentas, agradecimos al anfitrión y salimos de ese pasado gráfico para encontrarnos nuevamente en el pasado físico de unas callecitas, plazuelas, y otra vez en el camino de canto rodado, en un extremo del Puente se alza una impresionante escultura de Chabuca Granda y al lado su José Antonio en un Caballo de Paso bailando la Flor de La Canela, decidimos entonces caminar por la parte alta de la bajada de los baños, un tramo se divide en dos justo a las puertas de la Ermita construida por el panadero Caicedo, en señal de veneración y gratitud por la aparición de la Cruz Iluminada que guió a unos pescadores perdidos hasta la orilla. Tomamos el camino de la derecha, casas medianas, grandes y pequeñas adornan este lado, seguimos hasta el final y desde allí se puede ver el lado posterior de la construcción, en ruinas ya por el paso del tiempo y la intemperie, gallinazos negrísimos han hecho del campanario y sus estructuras su cómodo hogar, los techos en ciertas zonas están ya desnudos, como esqueletos que te dejan ver el cielo y las paredes que aún están vestidas de quincha se ven cansadas de estar aún en pie. La Ermita es una atracción turística, solamente el frente está decorado, un cerco igual de antiguo rodea la construcción para impedir el peligroso ingreso de los curiosos. La calle no tiene salida, dimos vuelta y empezamos nuevamente a “subir”, esta vez tomamos el camino de la izquierda, una vereda de apenas un metro de ancho, un barandal de madera te separa de la bajada que en este punto ya lleva cerca de 30 metros hacia abajo, y apenada la vista me devolvió a la actualidad, desde aquí se pueden ver las “imperfecciones” los “descuidos”, el “abandono”, techos sucios, llenos de desmonte, ropa colgada, baldes, ollas, bolsas y todo cuanto el techo resista.. total de abajo no se ve. Habrá pasado el alcalde de Barranco alguna vez por esta estrecha vereda, paso obligado de turistas y visitantes ? quizás algún regidor a falta de la autoridad municipal? No creo, si bien es cierto se trata de propiedad privada, dudo mucho que la Municipalidad de Barranco no les cobre arbitrios e impuestos, entonces, por qué no los ayudan a mejorar lo que tienen sobre sus cabezas ? el encanto y magia se escapa, los caminantes casi te llevan y te mantienen en la marcha unos tras otros…. Llegamos a un restaurant ubicado justo al terminar la vereda, bien logrado, de aspecto totalmente barranquino, tienen en su interior una vereda de tierra firme que te hace bajar unos metros más encontrándote con una vegetación frondosa, verde, flores y brisa marina.

El restaurante estilo Posada comparte un mirador público de losa circular, un pozo sin hueco ni balde pero con cadena hace que te inclines para ver dentro… nada, es solo un ornamento… las mismas barandas de madera de la veredita rodean todo dándonos seguridad pues a dos pasos más el acantilado ya es vertical hasta el nivel del mar. Luego de ver el atardecer y a algunas jóvenes posando para sus improvisados fotógrafos nos percatamos de los “hipies” que venden sus artesanías sobre mantas y terciopelos en el piso, cueritos, pititas, collares, aretes, adornos, cada uno en su espacio casi siempre en parejas, el sostiene los cabos y ella los teje con destreza, en segundos terminan bellísimos adornos, de aquellos que te pones para la suerte y que nunca te quitas hasta que un día te percatas que del uso se rompió y se cayó, es cuando la suerte da un paso al costado y tienes que buscar ya su reemplazo para seguir acompañado de la fortuna. A estas alturas ya teníamos caminada toda la bajada de los baños de Barranco, el Mirador en lo alto del Acantilado, las dos veredas que separa la Ermita, la plazuela en donde se encuentra la Cruz de Barranco, y el famoso Puente de Los Suspiros tres veces…

Se hace tarde y debemos empezar el regreso a casa, subimos escalones que deben ser cuatro o cinco pisos de alto, floripondios adornan la subida hasta llegar al Boulevard Chabuca Granda, un enrejado de madera simula un techo todo lleno de enredaderas de verdes variados y murales en los que se puede leer la historia del Pueblo de Barranco, Los Baños, La Bajada, El Tranvía, y El Puente de Los Suspiros. Cruzamos la Plaza de Armas, La Iglesia, y la Biblioteca que mantiene su fachada original de principios del siglo XX. Así nos despedimos de Barranco, con esa imagen y aroma a picarones y anticuchos que ya empezaban a desfilar caída la tarde.


Historia de Barranco
En la época Pre-inca la región central de la costa comprendía tres señoríos: Carabaillo, Maringa y Sulco. Con sus valles densamente poblados y dedicados a las labores agrícolas y de pesca rudimentaria.

Se conocía como el señorío de Sulco la región que hoy ocupa el valle de Surco y las zonas aledañas de Chorrillos y parte de Barranco, cuya capital fue la ciudad de Armatampu ubicada en las faldas del cerro Bermejo, actualmente morro solar.

En la época Colonial en el año 1535 aparecen los españoles Don Alonso Martín, Juan Tello y Ruy Díaz, a quienes Francisco Pizarro había comisionado para buscar un lugar cerca al mar, para fundar la nueva ciudad que luego pasaría a ser la ciudad de Barranco. La leyenda y la tradición cuenta que el Distrito de Barranco tiene origen milagroso por la aparición en los baños exactamente en el parque de la Ermita una Cruz Luminosa la cuál había salvado a un grupo de pescadores en época de neblina guiándolos hasta la orilla, posteriormente en los contornos el panadero Caicedo levantó la primera capilla a cuyo lado se fue formando la futura población barranquina.

Esta leyenda que data de mediados del siglo XVII originó la formación de un pueblo que subsistió por cerca de cien años sin acta de fundación.

Un 26 de Octubre de 1874 se crea oficialmente el distrito de Barranco concediéndoles los barrios de Talana, Londise, Ollestas, Tejada, Carrión, Pásara hacia el este, por el Norte la quebrada de Armendáriz, La Condesa, Oyeros y Pucaiya y al Sur la chacra mas conocida como Cuadro.
El 4 de Junio de 1962 siendo alcalde de la ciudad Don Manuel Campodónico y Fernando Giurffia reconocen el sacrificio del Distrito de Barranco en la infausta guerra con Chile. El Presidente de la Republica de ese año Manuel Prado Ugarteche condecora a la ciudad de Barranco como "Ciudad Heroica".

El mes de Octubre es un mes importante para la ciudad de Barranco pues celebra su aniversario de fundación.

Etimología
Etimológicamente Barranco proviene del termino griego “precipicio” que en su primera acepción significa despeñadero, en su segunda acepción significa quiebra profunda producida en la tierra por las corrientes de agua o por otras causas.

Según el diccionario Larousse significa quiebra profunda que hacen las aguas y también talud u orilla de un precipicio, despeñadero, siendo el de mayor semejanza el último significado por ser la descripción del lugar donde vivimos.


Tengo hambreeeeeeee......

LQM
Mozzy

2 comments:

  1. Hola, soy Christian Fuchs y me parece muy lindo lo que has escrito sobre mi muestra, me gusta saber que ha transmitido lo que yo quería.

    muchos y muy cordiales saludos

    christian

    ReplyDelete
  2. Que visita tan agradable, me hace muy feliz lo que nos dices.

    ReplyDelete