Saturday, June 13, 2009

Aclarando


Hoy en la peluqueria se me acerco una cliente y amiga de nombre Consuelo, una mujer colombiana muy fina y dulce con quien tengo amistad y me comento que habia estado leyendo mis notas y partes de "Los sapos no saben leer" y que se habia puesto a llorar porque no podia entender como habian padres que pudieran ser tan indiferentes e irresponsables y que sentia una gran tristeza por los momentos tan duros de mi infancia y mi juventud y de todo lo que habiamos vivido cada uno de los hermanos.


Quiero aclarar que los sapos no saben leer es en parte la historia de una familia allegada a mi y que muchas de estas historias si son basadas en casos de la vida real, pero la que cuenta la historia es la protagonista del libro Solangel y que no soy yo.


Los sapos no saben leer es la historia de nueve hermanos, siendo los protagonistas principales Solangel que es la hermana mayor quien se hace cargo de sus hermanos pequenos cuando su madre abandona al padre y a todos sus hijos. Como consecuencia de la carencia afectiva de ambos padres los hijos crecen traumados y marcados y con el tiempo terminan repitiendo los mismos esquemas, se casan con personas equivocadas, se divorcian, se vuelven a casar, tienen hijos de dos o tres matrimonios, unos se hacen fumadores, otros alcoholicos, otros obesos, otros drogradictos, es la historia tipica de estas epocas de madres solteras con dos o tres trabajos para poder mantener a los hijos pero que estan tan ocupadas buscandose los reales que no pueden atender a sus hijos como es debido y los resultados futuros son muy dolorosos. Cuando llegan los nietos, estos tienen tres abuelas y tres abuelos y hacen preguntas que no son faciles de responder. Pero los sapos no solo no saben leer sino que cuando aprenden se hacen los bobos, los desentendidos.


Aclaro entonces que cualquier similaritud a la realidad en mi familia es pura coincidencia, y que si alguno de los sapos se siente identificado o mortificado, lo siento mucho, es solo un libro, estoy contando una historia para que si algunos padres irresponsables leen esto se den cuenta que los hijos son una bendicion, un regalo de Dios, un compromiso de por vida, que son flores que hay regar todos los dias, que no solo necesitan de cuidados y amor cuando son pequenos, que los hijos son para toda la vida, y que no se le puede exigir a los hijos que sean buenos con sus padres cuando sus padres fueron "malos padres", inconcientemente, irresponsablemente, con un sin fin de justificaciones y limitaciones, pero por eso es que hay que pensar antes de poblar el mundo con hijos que no fueron planificados. Amor con amor se paga.

No comments:

Post a Comment