Monday, September 28, 2009

Eres lo que comes


Hoy como todos los lunes empiezo una "dieta" que posiblemente rompa antes de las 24 horas. Es increible como la comida puede ser tan importante... entonces me pongo a investigar cual es la historia de los alimentos, que era lo que comian nuestros antepasados, cuales son las costumbres alimenticias de las diferentes naciones y como lo que ingerimos o comemos es un factor tan importante en nuestras vidas. Como y que comian los vaqueros, los conquistadores, los orientales, que comian los ricos y los egipcios, griegos y romanos. No solamente las dietas y los tipos de alimentos sino tambien investigar si comian sentados, cuantas veces al dia, etc. Recuerdo que en el colegio aprendi que en la epoca de los Incas ellos comian una vez al dia antes de empezar sus tareas, comian papas, yucas, camores y maiz que preparaban en unos hornos de piedra que hacian dentro de unos huecos y que se cocinaban con el calor de la tierra, esa costumbre se practica hasta el dia de hoy y se llama "pachamanca" el sabor de los alimentos es una maravilla. Cuando voy a mi Lima me encanta que me inviten al Bar-B-Q tipo Incaico.

Un poco de cultura para empezar la semana...

Alimentación y cultura

La alimentación satisface una necesidad biológica primaria del hombre, entendido como un ser social dotado de cultura. Ésta influye sobre el comportamiento relacionado con el consumo de alimentos y en última instancia sobre el estado nutricional de los individuos que integran cada población.

La alimentación ofrece un campo de estudio de gran interés, pues permite analizar meticulosamente las relaciones entre lo natural y lo social, entre el cuerpo y el pensamiento. El hecho de comer está indisolublemente ligado tanto a la naturaleza biológica de la especie humana como a los procesos adaptativos empleados por las personas, en función de sus particulares condiciones de existencia, que son variables, por otra parte, a lo largo del espacio y del tiempo. Conocer los modos de obtención, distribución de los alimentos, quién y cómo los prepara, aporta un conocimiento extraordinario sobre el funcionamiento de una sociedad. Asimismo, cuando descubrimos dónde, cuándo y con quién son consumidos los alimentos, estamos en condiciones de deducir, en buena medida, el conjunto de las relaciones sociales que prevalecen dentro de esa sociedad. En definitiva, las prácticas alimentarias son una parte integrada de la totalidad cultural.

El estudio de la alimentación nos introduce en la investigación de la cultura en su sentido más amplio. Los comportamientos socioculturales que determinan la alimentación humana son poderosos y complejos: las gramáticas culinarias, las categorizaciones de los diferentes alimentos, los principios de exclusión y de asociación entre tal y cual alimento, las prescripciones y las prohibiciones dietéticas y/o religiosas, los ritos de la mesa y de la cocina, etc. Todo ello estructura las comidas cotidianas. El consumo de alimentos en general, ya sea de comida o bebida, trasciende la pura necesidad de alimentarse en el sentido de nutrirse, pues está tan cargado de significados, de emociones y ligado a circunstancias y acontecimientos sociales que nada tiene que ver con la estricta necesidad de comer. En definitiva, alimentarse es una práctica que se desarrolla más allá de su propio fin que sustituye, resume o señala otras prácticas sociales.

Expertos del campo de la alimentación sugieren que se hace necesario comprender y entender las relaciones que los sujetos tienen con los alimentos y en las que predomina una lógica propiciada por las formas de economía, convivencia y socialización.

No comments:

Post a Comment