Tuesday, January 26, 2010

Los verdaderos valores



Mi vida en USA, específicamente en Miami no es exactamente lo que de jovencita había imaginado. Cuando deje Lima obligada por las circunstancias nunca pensé quedarme en USA todo este tiempo. Llegue en Agosto del 1978, prácticamente estaré cumpliendo 32 veranos en unos pocos meses. Tenia 24, ahora me sorprende que a los 24 tuviera los ovarios (no puedo decir co-jo-nes) pero indudablemente fui una loca o una valiente, llegar a este país (sin hablar Ingles, con muy poca experiencia laboral, con mis hijos, mis hermanos y sin dinero), lo que hace la desesperación, la necesidad, las ganas de salir adelante, de poder ganarse un salario que pueda cubrir las necesidades básicas (pan, ropa y techo). En ese aspecto si le tengo que dar las gracias a esta nación que en el 1978 me abrió sus puertas y me dio la oportunidad de empezar mi "oficio" de secretaria aunque primero fui recepcionista y ahora 32 veranos después sigo haciendo lo mismo, ganándome los reales trabajando en un escritorio, solo que todo es distinto desde que en la década de los 80 y los 90 tuvimos que aprender primero WordPerfect y después Word, Excel, y otros programas de contabilidad y a manejar las computadoras.

Cuando mis hijos eran pequeños solía llevarlos a un parque los domingos, quedaba prácticamente a la vuelta del edificio donde vivíamos en un pequeño humilde apartamento; no teníamos mas que una cama así que ellos dormían en ella, y yo me acostumbre a dormir en el suelo por mucho tiempo, la verdad que no se si era porque era tan joven, pero no recuerdo que en aquellos días me dolieran los pies, la espalda o todo el cuerpo, como desde hace ya un largo rato. De esos días tengo recuerdos muy bonitos pero también otros que son muy tristes, no fue fácil adaptarme a mi nueva vida en Miami, a las altas temperaturas, recuerdo que los primeros veranos me parecían infernales, no estaba acostumbrada al intenso calor, nunca había sudado de esa manera en Lima y los cambios de temperatura del calor a los lugares con aire acondicionado hacían que me pasara casi todo el tiempo resfriada o agripada, pero como todo, con el tiempo me acostumbre, me adapte, me resigne y me volví una típica residente de Miami, hasta se me pego el acento cubano, el que puedo imitar a la perfección, así como muchos otros. Aprendí a comer comida cubana, ropa vieja, rabo encendido, vaca frita, comida colombiana, bandeja paisa, sancocho, y arepas, pupusas, tacos y tortillas y sobre todo frijoles, negros, gallo pinto, carne asada, estilo Nicaragüense. Eso es Miami. Hasta la fecha me cuesta trabajo caminar en Miami sin sentirme protagonista de una película en algún desierto árabe.

Cuando llegue a Miami pensé que mi vida seria como los capítulos de “Que pasa USA” (la mejor comedia bilingüe de aquel entonces y una que no ha podido ser superada) todavía me río y me divierto mucho cuando las presentan en el canal de los “intelectuales” porque la verdad es que lo que se ve en la pantalla chica por estas épocas es muy mediocre. Hay miles de canales y nada que ver, casi todo es repetido. Miami sigue siendo un lugar turístico, sobre todo la parte de South Beach y la Florida sigue siendo invadida por los visitantes que quieren viajar a Orlando para conocer el mundo de Disney, y todos sus parques de recreo, algo que no he podido volver ha hacer desde 1993 porque resulta carísimo y antes de gastarme ese dinero para ver al pato Donald prefiero irme a Lima o a Madrid.

Podría hacer un recuento de todos los cambios que he vivido en carne propia, el Miami del 2010 es muy distinto al de los 70, 80, 90 y los 2000. Tengo que tomarme mi tiempo y escribir algo al respecto.

En 1995 una pareja peruana que llego de visita me invitaron a Key West, y yo me fui encantada (aunque detesto los viajes en carro porque me mareo) la ilusión de conocer la casa de Ernest Hemingway hizo que me olvidara de eso. Fue un día extraordinario, la playa, las aves del lugar, flamencos (flamingos) garzas, pelícanos, un famoso clarividente que lee las palmas de la mano y dicen que es muy acertado, por esos días se celebraba un festival en donde participan cientos de hombres barbudos que se creen muy parecidos al personaje mas famoso de los Cayos (Cayo Hueso) el brillante escritor que amaba Cuba y vivía a solo 90 millas de ella. Me invadió un silencio sublime cuando estuve en todos los lugares de su casa, una bonita casona llena de gatos, porque Ernest era un protector de los felinos a quienes encuentras en muchos lugares del museo, todos bien cuidaditos porque son parte de la atracción turística del lugar.

Miami y sus alrededores están rodeados de áreas verdes, los famosos pantanos de los Everglades que hoy tienen hasta boas porque a alguien se le ocurrió dejar unas cuantas boas y ahora se han reproducido, y ni mencionar a los lagartos que cuando tienen hambre se meten en los garajes de las casas y en las piscinas. A mi se me cruzo uno en la carretera en el 1982, el muy sinvergüenza cruzaba la pista como si estuviera en el patio de su casa.

Si fuera Cuba diría que tenemos lindos cañaverales, la vista de los cerros, pero en Miami no hay cerros, ni volcanes, ni montanas y hay que contentarse con las palmeras y el cielo azul con nubes bien blancas, y aquí le rezan a Santa Bárbara y a San Lázaro para que no volvamos a vivir la terrible experiencia de otro huracán, si, también vivimos horas inolvidables con Andrew en 1992, y parece que fue ayer...

Antes iba al cine todos los fines de semana, a la playa, a los diferentes espectáculos, pero aunque de vez en cuando llega alguna buena obra de teatro no es como en Londres o en Broadway en donde se quedan por temporadas... aquí todavía lo que es la Opera, el teatro, el ballet y en general todo lo que es cultura no esta al alcance del bolsillo, además con que tiempo??? La gente no lee (mayormente).

Yo soy de aquellas que hace tiempo para todo, mi día empieza a las 5 AM y termina cuando ya no puedo mas, la verdad que no duermo como debiera, cuatro horas quizás cinco y ahora si se me nota, porque con el tiempo las ojeras te delatan.

Prefiero una cita con uno de los tantos libros que tengo que leer, tengo mas de 100 esperándome. Antes tenia una vecina que me invitaba a dar paseos en su velero, pero un día después de un susto horrible (estuvimos perdidos en alta mar por mas de 12 horas) en enero de 1997 cuando llegue a casa estaba tan mareada que por días me sentía como que nunca había regresado a tierra. Otra cosa que anhelo todos los días es estar sola y tranquila con mi computadora, poder escribir como ahora, sin interrupciones, dejando fluir los pensamientos que esta noche llegan atropellados porque todos quieren plasmarse en el papel. Otras veces solo quiero salir al patio de mi casa y mirar las estrellas, disfrutar del paisaje. Muchas veces alquilamos películas en Blockbuster, seis o siete que vemos en dos o tres días, nos encantan las comedias pero que decepción la que siento porque los libretos son patéticos, que esta pasando con el cine? o son los cineastas? mucha acción pero y las palabras??? y si lo que buscas es reírte te encuentras llorando o quitando la película porque el tiempo es oro y uno no quiere perderlo viendo un budín aunque el actor sea el de moda, y claro en las películas en USA la gente de clase media tiene unas casas!!!! y unos carros!!!! Ja, que distinta es la realidad, la vida cotidiana, la crisis.

Y si yo vine en busca del sueno, y eso es lo que encontré que siempre tengo sueno. (es un chiste)...

Mi vida es acaso lo que llaman the american life? de ninguna manera, yo que soy una rebelde, he conservado mis costumbres y tradiciones al máximo, no he dejado de preparar las comidas de mi infancia y de mi juventud, ni he perdido las buenas costumbres, y gracias a mi abuela, mi mama Julia, mi tía Gata, mis hermanos y mis hijos, mis compañeras de colegio, mis amigas de muchos lugares en el mundo, que me enseñan y me siguen enseñando que no importa si estas en USA, en America del Sur, en Buenos Aires, Lima o Panamá, lo importante es el alimento del alma, de la mente y reírse mucho, conservar el buen humor.

No quiero vivir la vida de millones de gentes que parecen robots, hoy cuando paramos en el mercado para comprar unos vegetales y preparar una deliciosa cena mi esposo que estaba en uno de sus días buenos, me contó un chiste que me hizo reír a carcajadas, tuve que contenerme porque me orinaba de la risa, una mujer relativamente joven se quedo mirándome y me dijo "quien como usted que se ríe tanto, dicen que es muy bueno para la salud" pero me lo dijo con una cara de funeral y siguió caminando con la mirada sombría...

No se porque casi nadie que conozco puede mantener una conversación verdadera, con temas interesantes, diciendo la verdad, sin poses o difuerzos, sin malas palabras, sin sorpresas, que no sean fanáticos ya sea religiosos o politiqueros o de aquellos que defienden las causas de las minorías pero del diente al labio porque no hacen NADA. Personas que no tienen sueños, ya no quieren sentir el entusiasmo del nuevo día, porque están cansados, si, hartos de la rutina, del estancamiento, de los problemas del mundo, de lo difícil que es la vida, de las batallas mas duras, las del alma, de los pleitos y conflictos de la conciencia, los fantasmas del pasado, los remordimientos, los miedos... siento que se me congela el cuerpo, la mente, el alma, me petrifico, trato de motivarlos, de llevarles mi energía, ojala pudiera envasarla en unos pomitos y venderla, como si fuera fácil, si escribo este BLOG y voy publicando todos los días sobre diferentes temas, para ver si alguien quiere decirme algo, contarme algo, buscando consejos para mejorar mi calidad de vida, por ejemplo ahora que estoy hipoglicemica y anémica no me importaría que alguna de mis conocidas me invitara a comerme un higadito a la italiana (aunque no me gusta verlo crudo, y cocinarlo, pero si otra persona lo prepara me lo como encantada de la vida, además necesito el hierro a gritos).

Tengo que encontrar el tiempo para poder leer las biografías de personas fabulosas, que vivieron vidas cargadas de pasión, vidas ricas, diferentes, únicas, fuera de lo común, de gentes que no tuvieron miedo de arriesgarlo todo, de aquellos que desnudaron su alma para contar lo bueno, lo malo y lo feo, personas valientes, enamoradas, audaces, inteligentes, sensibles, estudiosas, claro eran otras épocas, otro siglo -- pero si todos somos del siglo pasado!!!! del siglo XX y ahora experimentamos los cambios abruptos del siglo XXI... otro siglo, sí, por eso quiero, necesito leer el diario de Simone de Beauvoir, o algún libro del escritor favorito de mi hijo menor, Kafka, y entonces sentirme plena y feliz porque eso si es buena literatura. Hay que buscar buenos libros, y buenas películas, pero indudablemente me quedo con las europeas para entender que el mundo no es homogéneo, que pese a la globalización y el modernismo, y el adelanto en las comunicaciones y los celulares con todos los "features" todavía en otros partes (no se si en Miami) a pesar de todo, hay cultura, buenos escritores, fondo mucho fondo. Encontrar los verdaderos valores (nada que ver con el cochino dinero) que malogra a los seres humanos, los convierte en esclavos del consumismo, gastando dinero que no les pertenece, para impresionar a gentes que no conocen y que tienen kaka en el cerebro, es como todas esas revistas *&*&*&* para gente que usa el 2% de su capacidad cerebral. (Esa gente no me lee así que espero no ofenderlos).

Pobres esclavos de sus cuerpos, del nuevo look, de la imagen, que se endeudan para ponerse dos globos por delante y dos pelotas por detrás, como si tener los pechos grandes, el vientre plano y el trasero redondo y bien parado les va a garantizar el ser felices. Una felicidad FALSA basada en las cosas materiales, en los placeres del cuerpo distorsionando el amor verdadero, es tan lindo hacer el amor y tan diferente ha tener sexo por sexo, sexo por placer, sexo por dinero, sexo por necesidad de amor... personas que basan su felicidad y su éxito en cuantos televisores plasmas tienes, los celulares, los Ipods, la ropa de marca, las carteras caras, los perfumes, el status, la clase social.... una cachetada a la pobreza que hay en el mundo en el 2010. Me acuerdo del Principito de la parte del profesor que tenia que vestirse con saco y corbata para que lo respetaran porque vestido con su tunica blanca era objeto del ridículo. Quiero estar cerca de mi prójimo, quiero servir y amar al prójimo pero no puedo dejar de sentir un rechazo hacia las personas falsas, disforzadas, huecas, sean hombres, mujeres, jóvenes o mayores, sean compañeras de trabajo o vecinas o toda esa fila de seres humanos que desfilan por el aeropuerto día a día. Yo me siento en una de las librerías y miro y oigo... y aprendo...

Y regreso a Lima cada vez que puedo para encontrarme que también en Lima hay personas que no son de mi agrado, personas interesadas que tratan de aprovecharse del turista, porque con el tiempo y por alguna razón (debe de ser que tengo varios acentos) me confunden con los turistas americanos...pero también me encuentro con personas buenas, sinceras, sencillas, que saben reírse y disfrutar de las cosas simples de la vida. Lima que esta linda, mas moderna pero ruidosa, siempre bulliciosa. En Lima se vive mejor que en muchas ciudades del mundo, se come mejor o será que yo vivo eternamente enamorada del país que me vio crecer.

Los días siguen pasando y mi próxima visita a Lima se va acercando. Lima me alimenta el alma, el cuerpo, el corazón... como y cuanto la extraño, sobre todo a las personas que tanto quiero y que viven lejos de mí desde 1978... Por más que estamos conectados por medio del Internet y del teléfono, nunca es igual. No hay nada como un fuerte abrazo de quien de verdad te aprecia, te quiere, te comprende y te valora.

Miami - Lima, Mary Elizabeth - Mariangeles - Aeropuerto - Kendall - Miraflores- El Malecón, Barranco, el puente de los suspiros, mirar pasar a las gentes, sentirme acompañada con buena compañía, compartiendo una butifarra en el Peruanito, tomándonos un cafecito en La San Antonio, comprando frutas y vegetales en Wong, arreglando un florero con calas blancas, visitando a mis amigos pintores del artesanal, riéndome con Mozzita y mi querida Mozzy, con Carmen, Sixtina, Dina, Norma, Adita, Rocío, acariciando el rostro bello de mi tía Aurelia que sigue siendo bella a los noventa y tantos... y tan fina y cordial a pesar de la demencia senil.

Y si, seguiré luchando, escribiendo, leyendo, trabajando, compartiendo porque tenemos que LUCHAR para recuperar los VERDADEROS VALORES, para que nos respeten, para que no se aprovechen de los trabajadores explotados que aguantan reducciones salariales, que les corten las horas a 29 horas por semana, trabajadores que tienen dos o tres trabajos para poder subsistir -- eso no lo enseñan en las películas -- ahora si que estamos viviendo una realidad terrible con el drama de Haití.

Tal vez TODAVIA en Lima y en otros países de la América latina todavía hay escritores y productores de cine que no van a caer en la estupidez de los KAGADOS, los que tienen almas distorsionadas. Lectores, escritores, productores, profesionales, madres y padres, jóvenes y adultos LUCHEMOS por la cultura, por llenar nuestros días con los VERDADEROS VALORES humanos, luchemos por la justicia, la igualdad, el respeto al ser humano, por sus derechos, recordando que hay que decirle a tu compañero GRACIAS por tu trabajo, a tu empleada: gracias por todo lo que haces, por lo rico que cocinaste... hay que incentivar a los empleados y es todo lo contrario en MIAMI hoy se vive una crisis laboral como la que nunca habíamos visto... pero ese es otro tema muy largo y lo desarrollare con mi esposo que es un experto y gran trabajador viviendo en carne propia los abusos y las injusticias de lo que esta pasando en la Florida en la actualidad, no hay respeto, no hay sindicatos, no hay protección al trabajador, no hay regulaciones ni nada de eso... pero ese es un tema muy delicado de muchas pautas.

Como escritora en progreso es una de mis metas. Contribuir un poquito a mejorar el mundo. No pensaba extenderme... no les digo siempre me voy por las ramas, es parte de mi estilo, de mi manera de ser...

Hasta la próxima, seguimos...

1 comment:

  1. Comentario de Fernando Lopez Peralta... (mi queridisimo y admirado Fernando)que me llena de felicidad, que cubre de miel mis labios y de flores blancas al huerto de mi alma)

    Estos son los comentarios que son los APLAUSOS bulliciosos de las palabras.



    Cierras diciendo que te vas por las ramas.... Y ES CIERTO, pero a las ramas llegas después de escarbar entre las raíces, entras al árbol y cual savia le recorres entero... Y más todavía, te haces hoja sobre la que emergen las más impresionantes mariposas... Y eres hoja que se desprende y vuela con el viento llegando muy lejos... Y eres también árbol que un día fue talado, mas no convertido en leña sino en papel... papel que se ha reusado tantas veces, tantas vidas... papel sobre el que se han escrito tantas historias, tantos números, tantas firmas, tantas cuentas... Y fuiste semilla de árbol, hoja, papel... Y, sí, tambien la oruga de la mariposa...
    Y fuiste y eres y continuarás siendo, porque así eres vos...

    ReplyDelete