Thursday, January 21, 2010

Sobre mi abuelita



¡Ay mi prima bella...tú y tus luciérnagas!!

Prima preciosa, creo que tu y yo somos las únicas descendientes de aquella maravillosa, piadosa, tierna, incomprendida e inigualable mujer a la que le debo el nombre, aparte del privilegio de haber sido su nieta primogénita, que guardamos un especialisimo recuerdo que marcó nuestras vidas...aunque me parece oírla aun...mi primer nieto, ¡Daniel! Creo que la abuelita en ese entonces no pasaba de los 30 y dos o algo más cuando nació... y fue al banco, -de Crédito si no me equivoco-,para abrir una libreta de ahorros 'para su primer nieto'! Se rieron, y ella muy seria (me parece verla), dice...sí, quiero abrirle una libreta de ahorros a mi primer nieto!!! -mi padre- tenía escasos 6 añitos, y fue el padrino de bautizo de Danny! Tenía ese corazón de la abuela una capacidad de amor y generosidad con mayúsculas!

Ese fatídico 11 de diciembre, cumpleaños de mi abuelita, fecha también del fallecimiento de la tía María Teresa, -primera esposa del abuelito - y que también era prima hermana queridísima de mis 2 abuelos, yo acababa de salir de una cirugía de hombros, tiene unas especiales connotaciones en mi vida. Ella decía la víspera, en la clínica, cuando se sentía muy mal...y que el tío curita le había dado los santos óleos...cualquiera se muere en domingo, y no hay nadie!! No fue su corazón que tanto sufrió en este peregrinar por la vida, sino un derrame cerebral masivo lo que se la llevó para siempre de nuestras vidas! Afortunadamente, no sufrió y pasó de este valle de lágrimas como decía ella, a estar junto a su coro de Ángeles!

Mi primita querida, no escribes para vivir, pero vives para escribir con mucho sentimiento, frescura y poesía, lo cual es un don maravilloso! ¡Sigue así!

Te quiero,
Carmen Rosa

No comments:

Post a Comment