Wednesday, February 24, 2010

Los acumuladores "Hoarders"


Hace días que escribo mentalmente, mirando el cielo nublado de Miami y sintiendo el frío de un invierno que nunca antes había llegado para quedarse con nosotros tantas semanas, el clima esta loco en todas partes del planeta, lluvias torrenciales y fuertes nevadas que impiden a muchos ir a trabajar o la escuela. Escribo en mi mente porque no he podido usar mi laptop hasta este momento, indudablemente la necesidad es la madre de la invención, no es que este inventando nada pero me puse a tratar de reparar mi laptop y parece que pude hacerlo sin necesidad de un experto (eso me hace sentirme bien, sobre todo yo que no soy muy buena en cuanto se trata de arreglar computadoras).

Todos estos días me he sentido castigada porque escribir un poco cada día es parte de mi vida y de lo que me hace feliz. Me hace tanta falta como el aire, como contemplar el mar o un cielo lleno de estrellas, o mirarme en los ojos de las personas que amo. No debería de quejarme porque el tiempo que me quedo “libre” lo aproveche inmejorablemente, pude organizar una cantidad de cosas que tenia y hacer una limpieza "general", fui a un lugar en donde te alquilan unos espacios para almacenar muebles o lo que no te cabe en tu casa, allí compre 12 cajas grandes y empecé a separar todas esas cosas que vamos acumulando y coleccionando y que no son realmente necesarias, separe todo en tres grupos, el primer grupo eran cosas para vender en el Mercado de Pulgas, el segundo para donaciones de ropa y enseres domésticos, el tercero era para los libros que tengo y donarlos a la biblioteca o a alguna sociedad que puedan utilizarlos, después de una ardua labor de dos días termine molida, me dolían todos los músculos como si hubiera bailado por horas (es que uno ya no tiene la fuerza ni la energía de la juventud y tu cuerpo te pasa la factura) y hoy quiero escribir un articulo sobre “Hoarders” no se exactamente como se les dice en nuestro idioma, son personas que tienen un problema de acumulación muy serio, no se deshacen de nada y llegan a vivir en unas condiciones deplorables, sus casas se llegan a convertir en basurales, lo guardan todo, botellas, latas, periódicos, libros, bolsas, papeles, tarjetas, ropa, juguetes, en fin cosas y mas cosas, a un punto que no se puede caminar en sus viviendas, estas personas necesitan tratamiento psicologico y hay personas especializadas en ”organizarles” sus casas (y sus vidas) hay un programa de televisión en A & E (Arts and Entertainment) que se dedica a estos casos y después de mirar varios programas me di cuenta de que hay varios niveles y estilos de hoarding, por ejemplo hay personas que lo hacen con gatos y perros, tienen 15 gatos y 10 perros viviendo con ellos, otros es con libros, pero no estamos hablando de coleccionistas de artículos bonitos, estamos hablando de personas que no pueden dormir en sus camas porque están cubiertas de todo lo que no han limpiado o eliminado y en un programa ensenaron el caso de una mujer joven con dos hijas que se avergonzaban de llevar amiguitas a su casa porque la madre las tenia viviendo entre cajas y bolsas, ropa sin lavar y una madre deprimida que necesita ayuda a gritos.

Me hubiera encantado tener la ayuda de una profesional o de mis amigas, pero estos programas me incentivaron mucho. Después de terminar la limpieza y organización de ese cuarto que tenia cubierto de “cosas” y al mirarlo limpio y con lo indispensable, me he dado cuenta que necesito volverme “minimalista”, que uno debe de simplificarse la vida y tener lo necesario, que todas esas “cosas” son cadenas, arrastres, atrasos, que como decía una compañera de trabajo son “guarda polvos” que si nos ponemos a mirar en cada espacio de nuestras casas, habitación por habitación, vamos a encontrar que estamos llenos de “cosas que no necesitamos” . Para lograr ese balance tan importante entre cuerpo, mente y alma, tenemos que hacer limpiezas por lo menos cada tres meses, si, como las estaciones, hacer una en verano, otra en la primavera, otra en el otoño y otra en invierno.

Hoy es miércoles, en la tarde llega una de mis hermanos con su esposa y su hijo a quedarse con nosotros por unos días antes de regresar a Lima en donde vive cerca del mar y del cielo que es donde trabaja, si, mi hermano el rey del parapente, es un ángel no solo porque vuela sino porque tiene presencia angelical y se llama igual que el Arcángel Miguel. Esta extrañando el sol de Miraflores, su cielo, sobre todo la comida de su tierra. El pobre entre la tensión de mi madre, los cambios radicales de comida, las horas tardes de comer, y tres semanas fuera de su casa ya están con deseos de volver a su hogar, un hogar que tiene solamente lo indispensable, debería de aprender de ellos que saben vivir bien y bonito con abundancia simple, allí no hay adornos por todas partes como en mi casa que parece un museo, pero mi próximo proyecto es poner en cajas todos los adornos y las colecciones de porcelanas y cerámicas que en esta parte de mi vida pueden cambiar de dueños.

Quiero una casa sin “clutter” quiero dejar de ser un “rat pack” o tener un nivel mínimo de “hoarding”, quiero acumular otro tipo de posesiones, como por ejemplo sentirme rica en sensaciones de paz, tranquilidad, orden, limpieza, armonía, y es que verdaderamente ver ese cuarto limpio me invito a quedarme quieta, tranquila, feliz, abundante. Indudablemente muchas veces menos es mas, menos es mejor.

Estoy leyendo una nota periodistica sobre Jaime Bayly en Perú 21, que quiere postularse como candidato a la presidencia en el Peru.

Llevo varios días sin escribir nuevos capitulos para “Los sapos no saben leer” tengo que ver que es lo que esta sucediendo con el protagonista que ya esta cumpliendo 12 meses en el centro de rehabilitación, pensar que después de este tiempo se habran operado cambios en su vida, que cuando llegue su hermana mayor a retirarlo del centro lo encuentre listo para empezar una nueva vida. Quiero aprender a escribir temas de ficción, pienso que cada día cuando abrimos los ojos empezamos un nuevo relato de nuestras vidas, entonces esa ficción se convierte en nuestras vidas. La única diferencia de escribir (yo en mi anhelo de ser escritora) es que me paso la vida investigando y buscando, analizando y encontrando los tesoros de lo que voy aprendiendo y compartiendo con mis pocos lectores.

Aqui me tienen de regreso.

2 comments:

  1. Hola, soy Juan y hoy empecé a escribir mi blog, porque considero que tengo un transtorno de Acumulacion, o sea un Hoarder creo que de nivel 1, o sea leve pero con temor de pasar al 2. Encontré tu blog buscando gente con experiencias similares a la mía y me gustó cuando contás de tu próximo proyecto de buscarle nuevos dueños a todos los adornos y las colecciones de porcelanas y cerámicas de otra época de tu vida.
    me sentí muy indentificado porque las cosas que acumulo no son por el hecho de poseerlas, sino porque no quiero que sean desechadas y se transformen en basura, me sentiría mejor si en lugar de tenerlas yo las tuviera alguien que las necesitara y les diera mejor uso que yo
    saludos desde La Plata, Argentina

    ReplyDelete
  2. mi blog es: http://acumuladores.blogspot.com/

    ReplyDelete