Friday, March 19, 2010

El ayuno y las huelgas de hambre



Jesús fue al desierto a ayunar cuarenta días y cuarenta noches después de su bautismo - es que acaso fue EL quien hizo la primera huelga de hambre???

Mateo 4:3-4:
También, el Tentador (Diablo) vino y le dijo: “Si eres hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en panes”. Pero en respuesta él dijo: “Está escrito: ‘No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová’”.

Mateo 4:5-7
Entonces el Diablo lo llevó consigo a la ciudad santa, y lo apostó sobre el almenaje del templo y le dijo: “Si eres hijo de Dios, arrójate abajo; porque está escrito: ‘A sus ángeles dará encargo acerca de ti, y te llevarán en sus manos, para que nunca des con tu pie contra una piedra’”. Jesús le dijo: “Otra vez está escrito: ‘No debes poner a prueba a Jehová tu Dios’”.

Mateo 4:8-11
De nuevo el Diablo lo llevó consigo a una montaña excepcionalmente alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria, y le dijo: “Todas estas cosas te las daré si caes y me rindes un acto de adoración”. Entonces Jesús le dijo: “¡Vete, Satanás! Porque está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado’”. Entonces el Diablo lo dejó, y, ¡mire!, vinieron ángeles y se pusieron a ministrarle.

Vemos que Jesús sintió tentación de éstas cosas, no era un robot, era un humano con necesidades y sufrimiento igual que otro.

Cabe resaltar que NO CEDIÓ A ESTAS TENTACIONES, más al contrario se puso firme, el Diablo se cansó de tratar de tentarlo y se fue para intentarlo en otro momento conveniente...

Luego de ésto hubieron muchas mas tentaciones, pero cuando se refieren a las tentaciones de Jesús, se refieren principalmente a éstas tres...

No se porque se me ocurrio escribir sobre este tema, debe de ser que estaba leyendo las palabras de Mahatma Gandhi y darme cuenta que este gran pacifista de la India ayunaba e hizo muchas huelgas de hambre. Por estos dias las noticias en Miami solo hablan de las valientes protestas de las “damas de blanco” que estan siendo vilmente golpeadas por el gobierno Castrista. Se ve y se escucha cada cosa, presos cubanos haciendo huelgas de hambre hasta morir.

Entonces me pongo a buscar en el Internet y encuentro un articulo escrito en el BLOG de otro peruano, un muchacho joven que admira a Cristo pero que se tilda de agnostico o ateo, como muchos de los jóvenes de hoy.

Dice este joven peruano nacido en 1973 (casi de la edad de mis hijos): “La culpa es del ciudadano común, de cada individuo cada vez que miente, calumnia, roba, o cierra sus manos ante el que necesita algo de ayuda; es desde esta moral del primero tú, después tú y al último tú, que la sociedad ha enfermado gravemente; desde ese egoísmo instintivo el ser común se convirtió en un caníbal, en un aniquilador de los derechos y libertades de sus semejantes; se puso saco y corbata, compró carros costosos, aviones, fabricas, cerros de cobre, islas, incluso países, pero en este último caso con algo de vergüenza y amparado bajo las faltas del FMI."

Sigue diciendo "El mundo está dividido en dos grandes grupos: el que vive de su trabajo y el que vive del trabajo ajeno. En esta sociedad mecánica de silicio y coltan cada día el que vive de su trabajo es menos imprescindible, menos importante en el círculo de la producción. Es absurdo el esperar de que algún día las grandes fábricas le den un sitio digno al obrero, que lo protejan del desempleo y la miseria, lo más probable es que el trabajador orgánico sea desplazado por los sirvientes de metal, las máquinas no cobran, no se quejan, no exigen sus derechos (por ahora) y son más eficientes en su trabajo. Entonces hay un excedente de humanidad que debe morir, y morirá, porque la gente vive en su micro-mundo, como ratones dentro de una gran caja de Skinner dispuestos a devorar al vecino, si esto les da más estatus, y no les importa si se trata de un amigo, de un hermano, o incluso de sus progenitores. A los padres ancianos se les abandona en un asilo, los hermanos se pelean por la herencia y desprecian a los "medios hermanos" (como si existiera tal termino), los amigos se dan duro combate para ascender en el trabajo y para eso usan el serrucho de la calumnia. — Negocios son Negocios - Business is Business —se dicen para sus adentros y enseñan sus dientes de rata. —¡Ya firmaste, no sigas con tu cantaleta! —reclaman los dueños de la falsa moral cívica, y bajo esa firma se desprecia al hermano y hasta a los que te trajeron al mundo. Como pueden ver esta sociedad global está putrefacta por la forma de pensar del individuo, por seguir los dogmas darwinianos de economía, los dogmas morales de Nietzsche, las falsedades morales de la Iglesia, la vanidad innata, y el voraz deseo de querer cada vez más y más. Incluso se ha llegado a decir de que eso es "normal y natural" y con esas palabras se ha enterrado el esfuerzo de miles de hombres que soñaron en un mundo mejor para todos. ¿Acaso hay algo más antinatural que el esfuerzo del hombre? ¿Acaso no hemos sido testigos de grandes templos de piedra, bellas obras de arte, de proezas científicas que vencen de lejos el hecho de ser simples mamíferos bípedos, y no es verdad que el pensamiento del filósofo o del poeta le han dado un sentido superlativo a nuestra existencia?

Ayuno por 40 días y 40 noches no como un canto al suicidio, ayuno para dar a entender que para vivir no es necesario comer tanto, beberé bastante, eso si, ya que la idea no es morir, y cuando acabe mi ayuno tendré la sana costumbre, para lo que me resta de vida, de comer solo una vez al día. Si la gente comiera menos alcanzaría la comida para todos, si las personas no botaran tanta basura la gente pobre no tendría por qué buscar su comida en los basurales.”
--
Me imagino que sigue VIVO - ESPERO QUE SI.
--
Sigo buscando y me encuentro otro BLOG pero de Miami de otro joven que hace un analisis sobre las tentaciones de Cristo. Y dice...

" En el evangelio según San Marcos leemos "En seguida el Espíritu lo empujó al desierto. Allí permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivía entre los animales salvajes, pero los ángeles le servían. El número 40 en la Biblia significa mucho. Para Israel este período fue una época de tentación, caída, y purificación. Cuarenta días y cuarenta noches estuvo Noé en la barca Durante 40 anos guió Moisés al pueblo Israelita a través del desierto en búsqueda de la tierra prometida. Cuarenta días está Jesús en el desierto y cuarenta días es la cuaresma. Si, cuaresma es nuestro desierto hoy.

¿Bueno, para que Jesús entra en el desierto? La respuesta es bien simple. Jesús quiere fomentar una relación más profunda con el Padre y reflexionar sobre su llamado. Lo mismo sucede con nosotros. En cada cristiano hay un deseo de acercamiento al Padre. Por eso, nosotros también entramos en nuestro desierto. Parece simple, pero no lo es. Este caminar tiende a ser largo y con muchos obstáculos. Pero muéstrense contentos porque la iglesia acude a nosotros con retiros, reflexiones, confesión, y apoyo. También recuerda que Jesús ya ha puesto el ejemplo de cómo debemos cruzar ese desierto y combatir esas tentaciones que pretenden esclavizarnos a la carne y cancelar la divinidad que hay dentro de nosotros por ser hijos de Dios.

Regresemos a la Biblia y veamos la ampliación de Marcos en Mateo 4:1 “Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió de las orillas del Jordán y se dejó guiar por el Espíritu a través del desierto, donde estuvo cuarenta díaS y fue tentado por el diablo. En todos esos días no comió nada, y al fin tuvo hambre. El diablo le dijo entonces: <> Pero Jesús le contestó: <> Después, el diablo lo llevó a un lugar más alto; en un instante le mostró todas las naciones del mundo, y le dijo: Te daré poder sobre estos pueblos y te entregaré sus riquezas, porque me han sido entregadas y las doy a quien quiero. Todo será tuyo si te arrodillas delante de mí. Pero Jesús le replicó: Entonces, lo llevó el diablo a Jerusalén, lo puso sobre la parte más alta del Templo
y le dijo: Vayamos por parte. Lo primero que debemos hacer es dejarnos llevar por el Espíritu y no por la carne. Debe existir una voluntad de nuestra parte para que cuando este tiempo venga, como una hoja llevada por el viento, así sea nuestro ser. Segundo hay que orar y ayunar para poder vencer las tentaciones.
Ahora, analicemos la primera tentación, la cual es dirigida a la terrible hambre de Jesús. <> Cuando los Israelitas estaban en el desierto, Satanás los tienta también con hambre, por eso es que comienzan a protestarle a Moisés diciendo “ese gentío morirá de hambre” (Ex.16:3) Ahora Satanás estaba reproduciendo esa misma tentación con Jesús. Quería desviar a Jesús de su misión de salvar almas y alimentarlas. Satanás quería que Jesús fuera un panadero en vez de un Salvador.

Satanás se vale de esta técnica porque sabe por dónde darle al ser humano—por sus necesidades básicas. Fíjense que Jesús cuando multiplica los panes y los peces se hace popular. La mayoría de la gente lo seguía no por quien Él era sino porque les llenaba el estómago. Vean Juan 6:26. “...no me buscan por los signos que han visto, sino por el pan que comieron...” Por eso Jesús en el siguiente versículo le advierte “no trabajen por la comida que perece sino por la que da la vida eterna.”

Es imprescindible que siempre recordemos que la comida más importante de todas es la Eucaristía.

Ahora, traduzcamos lo anterior en nuestra propia vida y en los tiempos que vivimos. Ya pronto se acercan las elecciones presidenciales y verán que muchas personas votarán no por lo que es justo y digno sino por quien va a establecer una economía más fuerte porque eso significa mas comida sobre la mesa. A muchos no les importa si el candidato apoya el asesinato atroz de millones de inocentes (aborto) o si el hombre va a ser un ejemplo moral para el pueblo. Tampoco toman en cuenta su posición acerca de la familia y el matrimonio. ¡Qué pena! Si entendiéramos lo que dice Mateo 6:33 nadie votaría por el estómago. No en balde en 1928 el presidente Hoover ganó las elecciones bajo el lema “Un pollo en cada casuela y un carro en cada garaje.”
Aun más, el pan no es la única necesidad básica. También necesitamos ropas, ir a la escuela, cariño de otros, un sueldo, ir al gimnasio, amigos y distracción entre otros. ¿Y sabes qué? Por aquí también Satanás te va a tentar. Por ende, cuando veas que estás poniendo algunas de estas cosas primero que la misa, el grupo, un retiro, ayudar al prójimo, etc., es una señal de que estás sucumbiendo a la tentación.

Detente y dile a Satanás, no sólo yo vivo de esto sino que de la palabra que sale de la boca de Dios y mi Dios me va a dar todo lo que yo necesito (Mat. 6:33).

Sigamos con la segunda tentación. Aquí Satanás tienta a Jesús con el poder al igual que en la primera (pero la primera para nosotros es una cuestión de tener, uno de los dioses moderno-tener, poder, y placer.) “Te daré poder sobre estos pueblos y te entregaré sus riquezas, porque me han sido entregadas y las doy a quien quiero.” ¡Y quién le habrá dicho a Satanás que todo eso es de el, acaso el lo creó?! Fíjense la astucia de Satanás. Jesús ya iba en camino a ser el Rey de Reyes y Señor de Señores pero a través de la humildad y la cruz. Satanás se la viene a poner muy fácil. O sea, le presenta un atajo. Sólo adórame y no tendrás que atravesar por tanto dolor de cabeza. A los Israelitas los atrapó en esta trampa. Recuerda cuando al ver que Moisés se demoraba, hicieron un becerro de oro y lo adoraron en vez de confiar en Dios. ¡Ten cuidado no te atrape a ti!

Traducción. Las carnadas de hoy son prestigio, poder, privilegio y popularidad entre otros. El político para ser reelegido compromete sus principios. El estudiante se copia en los exámenes. Los jefes usan su poder para manipular y explotar. Los que buscan subir de puesto pisan a cualquiera. Otros usan sus habilidades verbales para seducir y dominar. Los jóvenes artistas muestran todo, hacen de todo para mantenerse en el éxito. ¿Y tú qué haces?

En la tercera tentación leemos “Si tu eres Hijo de Dios, tírate de aquí para abajo; porque dice la Escritura: Dios ordenará a sus ángeles que te protejan. Ellos te llevarán en sus manos para que no tropiecen tus pies en alguna piedra.” Los Israelitas pusieron a pruebas a Dios. Satanás hizo que comenzaran a quejarse. “Dios nos saca y ahora nos deja morir. Está Dios o no entre nosotros?” (Ex. 17:1-7) Así somos nosotros. Nos encanta de vez en cuando en una forma sutil forzar la voluntad de Dios o poner su amor a prueba. Señor si tu me amas que este plan se me de. El problema aquí es que Satanás trata de manipularnos para que nosotros rehagamos nuestra relación con Dios. “Ahora es en mis términos no en los tuyos.” Como Dios no va a ceder a nuestros antojos, esto hará que nos alejemos de Dios.
Déjame ser mas concreto con ejemplos. El que fuma una caja de cigarros al día por 20 años y adquiere cáncer, luego quiere que Dios lo cure en un segundo al pedirlo en una forma agradable con “please” y todo aunque no hable Inglés; o podemos pensar en el estudiante que se ha pasado todo el año bobeando y ahora quiere que Dios le arregle el asunto para pasar. ¿No sería mejor si en vez de buscar una libra de cura busquemos una onza de prevención?

No hay excusas cristianos. Satanás tentó a Jesús en toda forma usando sus más hábiles tentaciones; pero no pudo. Tampoco podrá contigo. La carta a los Hebreos nos lo dice (Heb 4:13-15): Por eso, aprovechemos este tiempo para orar y ayunar porque hay demonios que no se van tan fácil dice Jesús (Mc 9:29). La Iglesia entendió y cuaresma surgió. Vive tu cuaresma (el boot camp espiritual de la Iglesia). Ponte la armadura de Cristo. Las tentaciones son inevitables. Satanás está como un león rugiente tratando de devorar a cualquiera (1 Pe 5:8). Por eso, mantente alerta y disciplina tu persona. Y si deseas algo o necesitas algo recuerda que Jesús no convirtió la piedra en pan para Satanás, sin embargo, a nosotros, sus amigos, convirtió, convierte, y seguirá convirtiendo el pan en su cuerpo sagrado y su sangre en bebida de salvación. Jesucristo se hace nuestro alimento; palabra viva de Dios."

Amar a DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS.

--

No comments:

Post a Comment