Wednesday, March 24, 2010

Estilo propio


Y hoy quiero escribir sobre la imaginación. Al mismo tiempo quiero poner énfasis en lo importante que es ser único y exclusivo, tener estilo propio, yo no quiero parecerme a nadie (dicen que me parezco a un par de mujeres actrices, ambas comediantes, en fin todos tenemos dobles) lo que quiero decir es estamos viviendo en esos días en que las mujeres no quieren envejecer ni aceptar lo que Dios les regalo, que lío ese de aumentarse las glándulas mamarias o la de levantárselas, cambiarse la forma de los labios para parecerse a la flaca esa que esta de moda, los ojos de la fulanita, los tatuajes (porque se tatúan las cejas, los parpados, el contorno de los labios y bueno hay mujeres y varones que parecen leopardos o aves del amazonas, si Dios hubiera querido que nuestros cuerpos estuvieran llenos de dibujos nos hubiera diseñado de eso modo ¿Por qué cambiar algo tan perfecto como la creación máxima del Creador? Oigo las voces repetitivas y banales del mundo, desde todos sus rincones, hoy en día con este asunto de la modernización y la globalización, ya las cosas no tienen alma, no hay ingenuidad, ni candor, que paso con la ilusión con los sueños, con el respeto a los mayores, con el amor al prójimo? Vivimos en la época de lo virtual, la gente no es natural, no es autentica, parecen robots, suenan huecos, se quieren parecer a fulanito y a menganito olvidándose de lo importante que es ser “uno mismo” ah!!! Y cuidadito no mas con caer en la rutina de las marcas, las adolescentes que solo quieren vestirse con ropa de modistas que ni siquiera tienen buen gusto. Entonces se puso de moda una flaca alta como un pino y desnutrida y como esa moda es la que impera pues que se escondan las gordas (el 54% de la población en USA sufre de sobre-peso) y dicen que en los trabajos no existe la discriminación pero yo les aseguro que las flacas se llevan mas dinero a sus casas, si, por ser flacas. Ay!! Pobrecitas las jovencitas que empiezan a vivir a dieta a los 7 y que a los 12 ya sufren de anorexia nervosa o como se llame esa enfermedad que es tan mala como la peor de las adicciones y que es tan emocional y mala como la ansiedad que acosa a las obesas que no se si comen mas porque sufren por ser gordas y después de hacerse mórbidamente obesas entonces es mas grande la ansiedad y mas grande el complejo y la infelicidad y siguen comiendo porque después que mas da. Esclavitud, falta de individualidad, estrés y si volteas la cabeza tienes al grupo de los alcohólicos, y a la derecha tienes a los adictos a las drogas, por delante a los ambiciosos aprovechándose del trabajador para enriquecerse y a los perversos enriqueciéndose de los beneficios de los pecados de la lujuria, el mundo del Internet que abrió tantas puertas de comunicación pero también otras puertas, las del infierno, la pornografía infantil, el mundo de los homosexuales, sus movimientos en pro de la aprobación de sus matrimonios, de que puedan adoptar niños. Mejor aquí estaciono un ratito mis pensamientos porque como siempre me voy extendiendo y ramificándome. Es una vida que podría ser tan sencilla y tranquila, en un mundo en donde el hombre sonriera mas a menudo, en donde se vieran menos caras tristes, largas, en donde no existieran tantas personas amargadas, malogradas, infelices, con tanto miedo, si, es miedo, la ansiedad es miedo, es temor, si, miedo a vivir, a envejecer, a quedarnos solos, a no ser aceptados por las personas con las que vivimos, o las que nos rodean porque no somos “exitosos, ricos, bellos, famosos, flacos, sexys, con cuerpos perfectos” y eso que todavía no he llegado a la edad en donde se pierde la cuenta (que es a los cincuenta….) el otro día una mujer delgada y de rostro agradable y a quien considero inteligente y una gran trabajadora me dijo en cinco minutos que ahora que había cumplido los 56 ya no le encontraba sentido a su vida, que ya estaba lista para morirse, que la vida era una mierda y que estaba deprimida, la escuche en silencio y le conteste que era todo lo contrario, que era ahora cuando la vida se pone interesante, que tenia que tener un propósito o muchos propósitos, en fin no tenia mucho tiempo para cambiarle su manera de sentir (es atea) y entender de donde viene y porque es como es, pero se que hay muchas y muchos que se sienten como ella.


Y vuelo al temita de la figura ideal, eso que dice de mente sana en cuerpo sano, la gente obsesionada con el gimnasio, las benditas dietas, las comidas chatarra, la orgánica, vivimos la prohibición del exceso, yo conozco a cientos de personas que parecen zombies, son esclavas de su imagen, y eso no esta bien, es triste, no digo que no haya que cuidarse la salud y mantener el templo que es nuestro cuerpo, la carrocería de nuestra alma y de nuestro espíritu, pero no podemos ser esclavos de la carne y de las apariencias, esa es una gran fuente del famoso estrés.

Y en este mundo capitalista en donde están incluidos todos los países del mundo con todas las crisis económicas habidas y debidas, nos han lavado el cerebrito y nos han hecho creer (y quieren seguir haciéndonos el cuento chino o es acaso el cuento americano) que el lujo, lo bonito, la felicidad, está en los objetos materiales, en los carros caros, en las carteras de marca, en la ropa de fufu lala y mumu kaka - me siento y aplasto esos conceptos, por no decir que me valen chapeta, insisto, no hay nada como ponerle sello a nuestra individualidad, ser elegante porque tenemos la gracia natural, porque todos tenemos belleza y encantos, porque no es lindo lo que la moda o las personas dictaminan como lindo, es lindo lo que a ti te gusta, sino imagínense solo los bellos podrían encontrar pareja para crecer y multiplicarse, o solo los ricos, y a la hora de los loros, el mundo sigue lleno de personas, y la mayoría pertenecemos al grupo de los que tenemos algún atractivo pero no somos lo que consideran “bellos”

Yo no quiero una casa grande, todo lo contrario, la quiero bien chica. No aspiro a poseer mas cosas, ya no, ya un día me di cuenta que me había pasado cinco décadas coleccionando un montón de cosas que no necesito y que me quitan mucho tiempo el día sábado cuando hago la limpieza a fondo. Ya no quiero aspirar a estar rodeada de lujos y sentirme culpable porque hay tanta pobreza en el mundo, tanta miseria. No digo que me guste ser pobre, ni que quiero mudarme a una isla y vivir comiendo cocos y pescado, estoy hablando de que se han perdido los balances de lo que verdaderamente es necesario para llegar a viejos sin deprimirnos, sin pensar que después de los 50 ya no hay motivos para seguir luchando o que la vida es nacer, trabajar, sufrir, enfermarse y morir, darse cuenta que los hijos son mal agradecidos y que se olvidan de los padres y los abuelos, tener miedo a envejecer porque no quieres terminar siendo una carga para nadie o en un asilo con olor a cansancio y sabor a Alzheimer.

Tenemos muchos dilemas, problemas, estamos alienados y aunque hay algunos que alzamos nuestras voces o escribimos como yo lo que sentimos, son muy pocos los que hacen cuestionamientos.

Lo increíble es que vivimos en la era del plagio, de la imitación, de la clonación, entonces los escritores escriben en el mismo estilo, hay algunos que escriben tan parecido que no sabes a cual estas leyendo, los hay que sueltan los ajos y las cebollas porque decir malas palabras o escribir sobre temas oscuros o candentes es lo que se vende, entonces esta humilde escritora en progreso que no fue a la Universidad porque se paso su juventud criando hijos, hermanos y entenados y que escribe lo que siente porque nunca estudio ni gramática ni literatura se da cuenta de lo difícil que es llegar a las personas, que si quiere que en un futuro compren sus libros va a tener que escribir una novela (todavía no tengo la menor idea sobre que y quienes) pero va a tener que contar una buena historia para poder llegar. Y créanme no busco ni fama ni fortuna, pero si tocar corazones, hacer pensar, y porque no compartir mis experiencias buscando sonrisas, buscando lectores que encuentren ilusión, magia, amor, valores y un propósito en sus vidas, no importa que sean viejos, jóvenes, bellos, feos, sanos o enfermos, ricos o pobres.

Y los diarios siguen publicando noticias cubiertas de sangre, miedo, pánico, terremotos, pobreza y hoy reinan en el mundo las potencias, USA y China y la juventud “perdida” apurada, victima del modernismo y de la inmoralidad, victima del materialismo y de la falta de individualidad. Los países viven copiando desde hace décadas a otros países, no es necesario decir quien copia a quien. Que falta de originalidad. Yo no me quiero parecer a nadie. Yo vivo en este país porque nací en Texas y por cosas de la vida tuve que regresar a vivir en Miami en 1978 pero si no estuviera atada a los compromisos de mis emociones, buscaría un país en donde haya mejor calidad de vida, porque tener cosas no es ser feliz, por eso cada vez que puedo me doy un salto y me voy para mi adorada Lima, en donde encuentro sonrisas en las caras de mis cholitos, abrazos de gente buena, trabajadora y sencilla.

Y ahora en USA nuestro presidente, el primer presidente negro, Obama acaba de concretar su reforma al plan de la salud popular, dice que ayudaran a los mas pobres, a los indocumentados, dice muchas cosas… veremos… ya regresare en unos meses para comentar al respecto.

¿Y no era que iba a escribir sobre la imaginación?

No comments:

Post a Comment