Saturday, March 27, 2010

A pocas horas


Se me fueron las horas demasiado pronto,como siempre cuando quiero que se hagan largas. Solo faltan horas para que mis ojos vuelvan a encontrar la dulzura de muchas miradas que son tan vitales para mi como lo son el oxigeno y el agua.

No se si podre escribir durante mis vacaciones, pero antes de cerrar mis dos maletas que explotan porque estan llenas de encargos debo hacer algo que hace rato me dictan las ganas, agradecer todos los comentarios, esas presencias sin rostro, que aparecen en mis Blogs. Siempre busco razones y explicaciones a mis impulsos y la necesidad que tengo de escribir, todavia no entiendo si es acaso que cuando lo hago me siento como la amante enamorada que se pone linda y perfumada para seducir, amar y ser amada, si al hacerlo estoy reemplazando las ilusiones de mi juventud, vivir fuera de Lima ha sido vivir muchas veces en soledad, abrigada de nostalgias y recuerdos, me hubiera gustado dejar Lima para irme a Paris, a Buenos Aires, a Madrid, pero me quedé aquí hasta que un dia decidi que tenia que encontrar motivos, prestestos, justificaciones, para viajar cada cuatro o cinco meses, si, escribir libros, publicarlos en Lima.
Con el paso del tiempo me di cuenta que uno no elige su vida, uno es prisionero del acontecer diario a lo largo de nuestras vidas, de las situaciones que se van develando, algunas como parte de la rutina diaria, el drama y la comedia, las crisis laborales, familiares y populares, los problemas del mundo, y entonces algunos como todos nosotros los que somos escritores-lectores en estos BLOGS sentimos la necesidad imperiosa de expresar todo lo que llevamos por dentro, nuestro flujo sanguineo quemando, cataratas furiosas, lagos, noches estrelladas, necesitamos pintar con palabras, bailar con palabras, estirarnos, arrodillarnos, orar, respirar profunda y largamente.
Walser decía, me pueden hacer cualquier cosa, encerrar, aislar, pero siempre tendré mi imaginación.

A mi me gusta hablar (hay mucha gente que piensa que hablo mucho, no lo puedo evitar). Si me gusta hablar pero de vez en cuando me gusta oir y me quedo callada, sobre todo cuando encuentro personas que tienen que decir y alzan sus voces. Por ejemplo ayer conoci gracias a que se tropezo con mi blog y me dejo su comentario a un talentoso peruano de un cuarto de siglo, si un jovencito muy inteligente y culto a sus 25, se llama el Basurero Usurero y cuando pase a visitarlo por primera vez me encontre leyendo todas sus entradas para quedarme impresionada, entretenida, callada, sorprendida y admirada porque escribe sin pelos en la lengua y te suelta palabrotas pero no le queda mal, es crudo, es real, y aunque habla de basura es como todo relativo. Necesito gente como ellos, tengo a mis amigos literarios a quienes no conozco pero que son parte de mi vida, al Gran Lobo Gris en Espana, a Lidia la escriba en Buenos Aires, Danilo Gatti, Kramen, muchos de la Gaceta de Medianoche y de otros rincones, todos escritores naturales, talentosos, artistas. De todos aprendo mucho y en todos encuentro respuestas y refugio, muchas veces al leerlos sonrio y otras lloro.

Me voy para Lima buscando la calidez de una voz, los gestos de rostros amados, se que volver a abrazar a mi tia Aurelia me conmueve, y que cuando me diga que me quiere mucho y que tengo un cutis de porcelana mis labios temblaran emocionados, y cuando la hija de mi mejor amiga me diga "tia quiero ayudarte a desarmar maletas" un cosquilleo recorrera mi cuerpo de punta a punta anticipando la sorpresa de su futura alegria, sus brincos y sus abrazos.

Debo terminar con este texto que como todo lo mio es desordenado, no quisiera sentirme pretenciosa ni hincharme como un pavo real, pero nosotros los artistas, porque aunque hay muchos que no quieran aceptarlo, soy artista y escritora, y como tal necesito ordenar el mundo exterior y no dejarme arrastrar por él, no en vano he tenido que llegar hasta esta parte del camino para darme cuenta de muchas cosas, de entender muchas otras. Al escribir en soledad, puedo dejar fluir lo que llevo por dentro, siempre sufriendo el no tener cerca a mis seres queridos, siento y sufro la falta de muchas personas en mi vida, de esos otros que hacen que escribir tenga algún sentido, todos cobran vida, todos me visitan .

Y aunque vivo en los Estados Unidos desde 1978 sigo sintiendo que parte de mi se quedo en Miraflores, en alguna esquina entre Larco y Las Acacias, entre la Avenida 28de Julio, Benavides o Alcanfores, y en pocas horas de nuevo en Lima. En cuerpo y alma. Y cuando en Miraflores me diré y "por qué" y por qué no está mi mamá, mi esposo, mis hijos, mis hermanos, mis amigos, los ausentes, todos aquí para abrazarlos, seguiré teniendo la caprichosa idea de seguir escribiendo... siempre escribiendo, buscando comentarios, pupilas que se estacionen en mi casa, en los pedacitos de mi vida, o en los pedazotes de mi vida como el comentario del Basurero Usurero desde el Cerro San Cosme.

2 comments:

  1. Intimidad de tinta y pupilas... Así digo, así pienso y así siento que es este asunto de escribir en soledad palabras que luego tomarán nueva vida en manos -por no decir ojos- de un lector interesado o curioso, si acaso no forzado... Y por qué no decir: Nuevo cuerpo, nueva alma... Mirada, lectura... pensamiento, existencia. Palabra: Poder infinito. Escrtior (a): Dios de tu propia creación.

    ReplyDelete
  2. Estoy gratamente halagado por tus bellas palabras; soy una rata del 10 de agosto y ahora me he mudado a Barranco, espero que disfrutes tu estadía en la ciudad de los reyes. Suerte.
    ¡Viva el Perú, carajo!

    ReplyDelete