Friday, April 30, 2010

El secreto de sus ojos


Desde hace algún tiempo he notado que mi esposo se pone de mal carácter cuando tiene que madrugar; también he notado que para “cambiarle” los ánimos existen varios remedios, no voy a mencionarlos porque no me quiero buscar un pleito (el lee lo que escribo todo el tiempo) así que solo voy a confesarles que una de mis tácticas para tranquilizarlo y ponerlo de mejor humor es encontrar una buena película.

Anoche esa fue la mejor solución, después de una deliciosa cena que el me preparo con la mejor intención pero quejándose de cansancio y mucho sueño. Estábamos viendo televisión española, una serie que también nos tiene enganchados y que esta muy bien elaborada, se llama “El águila roja” y es de época con unos encapuchados vestidos todos de rojo, mujeres escotadas y un libreto crudo y real con pinceladas de humor del personaje que hace el papel del criado del maestro que es también el “Ninja” el encapuchado (una mezcla del zorro y el Quijote y Sancho Panza). Apenas terminamos de ver ese capitulo, me puso la película argentina ganadora del Oscar 2010 como mejor película extranjera, la que nos moríamos de ganas de ver porque queríamos compararla con la peruana que fuera también nominada, “La Teta asustada”.

“El secreto de sus ojos” es el titulo y esta “buenísima” además de que la actuación de todos es de primerísima, sobre todo el protagonista un investigador o detective obsesionado por un crimen. No les quiero contar la película porque hay que verla, tiene de todo, es fuerte, real, tiene partes que te hacen reír, y otras que te enternecen hasta lo más profundo. Se ve la realidad de la justicia en los países del tercer mundo, es decir “la injusticia”, la crueldad y la venganza. La esencia que pude capturar estaba toda en una frase: “No hay nada peor que vivir una vida vacía” de tener muchos años vacíos, que no había peor castigo que una cadena perpetua porque la pena de muerte no existe en muchos países y la película te hace ver entre líneas que la pena capital a un criminal es menor castigo comparada a tener que pasarte el resto de tus días preso.

La historia de amor esta muy bien lograda, los paisajes, el ritmo, los tiempos, excelente fotografía, un libreto inteligente y salpicado de humor, te mantiene en suspenso durante toda la trayectoria de la historia. Un Oscar bien merecido. El actor Ricardo Darin es tan natural, tan real, que por momentos te olvidas que estas viendo una película, su mejor amigo y compañero de trabajo otro actor maravilloso que es un gran comediante Guillermo Francella, y la actriz que hace el papel de Juez una elegante mujer que ama a su subalterno en silencio con eso amor callado pero que siendo completamente espiritual traspasa la sensualidad, porque logran tener una intimidad, una química que solo sienten esas parejas que se aman con cuerpo, mente, alma y espíritu. Se las recomiendo, a mi me dejo fascinada. Indudablemente los argentinos saben hacer buen cine, los aplaudo y me saco el sombrero. Tengo que escribir una novela que reúna todos estos ingredientes.


Esto fue lo que encontré buscando comentarios sobre la película:

La cinta supera la media de calidad para un filme argentino, y lo logra porque es una película sólida en su conjunto que funciona en todas sus aristas: el film noir y la investigación criminal por un lado y el aspecto romántico y de amores obsesivos por otro. Todo ello salpicado con pizcas de costumbrismo social, de tintes políticos e históricos y de dejos humorísticos como para cambiar de registro en algunos pasajes.La historia nos presenta a Benjamín, un secretario de juzgado que se obsesiona con un caso de violación seguido de homicidio de una maestra de 23 años casada.


Luego de veinte años Benjamín sigue pensando en el caso y en sus detalles porque ha quedado impune el asesino. Junto al esposo de la víctima, a su compañera de trabajo que viene a ser su amor imposible también y a su mejor amigo tratarán de hacer justicia a pesar de todos los obstáculos que se les presentarán.Es una cinta que combina buenos pasajes de suspense con otros fragmentos más descomprimidos donde se intercala humor sin perder de vista que el eje central de la historia está signado por los amores que obsesionan, que paralizan, que enferman, que perturban por la intensidad en que son vividos.Gran elenco, sólidas actuaciones donde se destaca obviamente el aplomo y la solvencia de Ricardo Darín como alma mater que alimenta la calidad del filme con sus dotes actorales. Bien por Guillermo Francella que aporta la parte jocosa de la cinta, mientras que el resto del elenco acompaña bien para consolidar a este producto como una oferta repleta de intriga, de hilaridad y de pasión sentimental.Muy bien rodada desde la puesta en escena, con un saludable e intenso ritmo narrativo que engancha de principio a fin, desde la maravillosa fotografía, desde el maquillaje que debe agregar o quitar años al aspecto físico de los personajes según sea el caso, y desde algunas secuencias que permanecen en la retina del espectador (la de la cancha de Racing es una de las secuencias más logradas que me tocara visionar hasta la fecha para una cinta argentina).No sólo es un policial, no sólo es cine negro, no sólo es un cine de romance y amores encendidos, no sólo tiene partes de comedia, no sólo es cine social con tintes políticos e históricos. Es todo ello junto, pero no como una suma de méritos individuales sino que es una conjunción de aciertos que encajan a la perfección dentro de un producto fílmico sólido que atrapa, que emociona, que hace pensar, que causa misterio, que indigna, que hace reír, que sorprende por su calidad técnica, que sobresalta con su giro sorpresa del final…


En fin, que nos regala dos horas de buen cine que supera la media de calidad esperable para una cinta argentina. Bien Campanella por alejarse un poco del cine sentimental para lograr un producto lúcido, denso, malsano, romántico, jocoso, crítico y perverso donde sus ingredientes engarzan en forma aceitada dentro del conjunto general cinematográfico. Lo dicho, cine argentino para exportar y para probar suerte en el mercado internacional. No cabe duda que en el mercado interno tiene todas las de ganar en este 2009.


Palabras claves: cine negro, romance, investigación, asesinato, flashbacks, amor obsesivo.

Comentario en Ingles:


This is quite frankly an astonishing film. One that fills your entire array of senses and sensitivities, and the praise from Argentine reviewers here is 100 percent justified. Ricardo Darín turns in another majestic performance as a Buenos Aires court employee who is fiercely affected by the rape and murder of a young girl in 1974, a tragedy that dominates his life. Overlapping this theme is the powerfully sensual but never physical relationship between Darín and his superior, the investigating judge played by the superb Soledad Villamil. The connection between the two is electric. It's a pity this film cannot easily transcend the language barrier, if it was an English-language film of the same quality it would already be hailed as a masterpiece. The blending of tragedy, love, violence and humour is brilliant, and the comedy dialogue fantastic. One scene where Ricardo Darín is balled out for having searched an old lady's house is priceless in terms of comic timing and delivery. A wonderful performance also from Guillermo Francella as the court clerk with a drinking problem, in fact the secondary acting is all first-class. The camera-work is impressive, especially the swoop down into the football stadium and the closeups, and the script is also superb. Argentina has nominated the film as its candidate for best foreign film at the Oscar's, it deserves to walk it.

Comentarios????








No comments:

Post a Comment