Thursday, April 29, 2010

Mandy


Siempre me han dicho que soy muy habladora. Antes hablaba mas, ahora escribo. Siempre me han dicho que era franca y directa, espero no escandalizar a nadie con lo que escribo. Ahora tengo como disciplina diaria escribir por lo menos una página, trato de hacerlo pero a veces el trabajo me impide llevar el ritmo propuesto.

Tengo muchos meses tejiendo varias historias para los capítulos de mi próximo libro “Los sapos no saben leer” mis arañas están un poco enfermitas porque no están tejiendo como de costumbre. Trato de no ser repetitiva, pero tampoco es tarea fácil. Es contar las historias de personas con problemas de adicción a las drogas, al alcohol, al juego, a tanta compulsión y obsesiones que se vuelven muy dolorosas cuando eres madre, hermana, hija, esposa, amiga de personas “complicadas”. Ahora viene la tarea mas difícil, darle ritmo a la historia, encontrar la armonía, que tenga forma y fondo aceptable y apetecible a las pupilas, y sobre todo que sea fácil y agradable de leer, que su lectura te atrape, te capture, que no sueltes el libro hasta el final y que cuando cierres sus paginas, tu mi apreciado lector sientas que el tiempo invertido en esa lectura fueron horas de calidad, de reflexión, de aprendizaje, de amor, de re-encuentros.

Quien me iba a decir a mí que a estas alturas de mi vida iba a tropezarme con esta vocación, ¿o es que acaso era mi destino? O como digo y afirmo en mi primer libro:”escribir es mi misión”.

Al escribir continua creciendo y mejorando mi ejercicio de limpieza mental, ojala pudiera hacer mas ejercicios físicos pero mi cuerpo entro en crisis o digamos que la vida y sus obligaciones me volvieron sedentaria en mi papel de secretaria (excusas, nunca me atrajo para nada la gimnasia, o los deportes).

Gracias a Dios que “mi crisis” nunca fue de creencia, todo lo contrario siempre he creído en Dios, en mi Padre Celestial, y ahora es cuando me siento mas cerca de El, sobre todo después de haber atravesado por un océano tormentoso, un desierto huracanado, y días muy difíciles porque cuando mas cerca de Dios te encuentras es también cuando mas te molestan los espíritus del mal, aquellos oscuros, como el que tenia sentado en la mesa de al lado esta mañana cuando estaba hablando con una nueva amiga, Norma Amanda, (le dicen Mandy) y ella con toda naturalidad me dijo que nos estaba escuchando, que ella también podía ver Ángeles y seres de luz así como los espíritus malignos. Otra señal mas, otra persona que se acerca a mi sin conocerme pero reconociéndome, porque somos almas viejas, fue Mandy la que me lo dijo y ella no sabia que yo había escrito un libro que se llama “Luz de almas viejas”. Las coincidencias siguieron, ella nació un 9 de junio, fecha en que mi abuelo paterno falleció en 1965, tiene una hijo con el nombre de Michael, tuvo otro que perdió que se llamaba Ángel, la hija se llama Christina, es de Honduras como mi esposo, trabaja en el aeropuerto como aeromoza, no sigo porque hay muchas coincidencias y yo y ella sabemos que “nada es casualidad”, estaba escrito que hoy 29 de Abril íbamos a reconocernos.

Ella empieza a contarme de su vida, sus experiencias, con una soltura y naturalidad que lo único que hace es reafirmar que nada es casualidad, que era nuestro destino conocernos hoy, bajo estos cuerpos, porque nuestras almas se reconocieron de inmediato. Nos despedimos con un fuerte abrazo, se que seremos grandes amigas

Y aquí me tienen otro día mas, con esta necesidad inmensa de escribir, de seguir creciendo, aprendiendo, indagando, existiendo.

2 comments:

  1. Holaa

    Genial tengo ganas de leer esas historias, pero no las fuerzes no te fuerzes. Creo que lo meor es dejar que todo llegue que fluya si te pones unos objetivos como escribir algo todos los días eso puede ser contraproducente no es bueno que escribir se convierta en una obligacion... debe ser un deleite para el que escribe y para los que te leemos

    te deseo mucha suerte con esa historia me encanta el título

    saludos

    ReplyDelete
  2. Gracias por tus palabras... suerte y nos seguimos viendo.Muak

    ReplyDelete