Sunday, June 13, 2010

Una carta del pasado


Esta carta es parte de "Los sapos no saben leer"

Sol no encuentra consuelo, el hombre que ama desde joven, aquel que tuvo que dejar porque era un amor imposible, un hombre casado, que nunca pudo olvidar. Una noche ordenando uno de sus cajones encuentra una carta de las tantas que nunca le envio.

Amor: Te extraño. Te extraño. Te extraño. Te extraño tanto que duele. No puedo sacarte de mi mente. Me haces falta. Te extraño. Te extraño. Los días pasan y yo te extraño más que nunca. Te extraño y siento que me voy muriendo de a poquitos. Te extraño y tengo ganas de gritar fuerte, de llorar mares, pero me callo, nadie sabe como me siento, nadie. El silencio se ha apoderado de mí ser, yo que soy habladora, extrovertida, ahora estoy calladita y te extraño en silencio, en dolor. Eres mi secreto, mi tormento, eres el amor de mi vida. Te quiero tanto, desde siempre para siempre. Me quedo callada, aguantando el llanto pero los ojos me traicionan, los labios me tiemblan, la angustia no me deja respirar, me acurruco en el encierro que se expande. Me expando. Me extiendo. Me encierro. Me quedo quieta. Inmóvil. Y vuelvo a mirar tus fotos, nuestras cartas, los recuerdos, el cuadro que pintaste, las fotos que me tomaste, y todo esto me hace feliz pero me pone al mismo tiempo infinitamente triste. Recuerdo tus palabras, tu voz que llenaba de notas musicales mi alma, tus besos tiernos, tus caricias como las de nadie, porque he tenido muchos amantes, pero un solo amor. Recuerdo el aroma de tu cuerpo y lloro. Te extraño. Te extraño. Te deseo. Necesito tus besos. Quiero tu cuerpo. Necesito tus abrazos. No hay ningún otro. Te extraño. Te extraño. Como acariciabas mi espalda. La forma de tus labios carnosos. Extraño cuando pongo canciones que me hacen llorar. Que me emocionan. Extraño el sabor de tu comida. El olor de tu ropa. Tu esencia perturbadora. Esa luz que me hacia brillar, esos ojos que me hechizaban, la barca en donde navegamos cientos de noches cuando eramos un hombre y una mujer enamorados desde la primera vez que nuestros ojos se miraron, porque nos amamos en un instante, y aunque sabiamos que eramos prohibidos fue tan grande nuestro amor que no pudimos controlar la fuerza de las olas. Me hacen falta tus ojos que me lo dicen todo. Te extraño. Te extraño. Los abrazos fuertes, tu mano apretando mi mano. La vida no me dolia contigo. Pero desde el dia que parti, mi vida ha sido una vida muerta. Me haces falta. Nada es igual sin ti, nada.

Han pasado miles y miles de noches,desde esa carta en 1967, y Sol tiene canas y arrugas, es una anciana que nunca pudo olvidar al amor de su juventud...

Amor de mis amores, contigo la noche es noche, sin ti la noche es día. Te extraño y quiero verte de nuevo. Volver a perderme en tu mirada. Quiero besarte hasta volver a sangrar la herida. Te extraño. Quiero volver a verte. No me atrevo. He ido a tocar tu puerta y he sentido verguenza. Es tarde en nuestras vidas, tu eres un anciano y yo una mujer grande. Es que quiero decirte algo que he callado desde que me fui. Quiero que sepas que te amo, que te sigo amando y que aun te espero, porque pase lo que pase se que nuestras almas nunca se separaron.

No comments:

Post a Comment