Saturday, July 17, 2010

Mi amiga Cecilia


Por la memoria de mi gran amiga Cecilia (se fue un dia como hoy el dia de su aniversario, cuando completaba los 59) Requiem a una triunfadora

Escribo saliendo de una anestesia, tengo que estar en reposo, pero no puedo quedarme tranquila,le pido a mi esposo que me acomode la portatil y no quiero ni preguntar por la hora, tengo una necesidad enorme de escribir sobre quien fuera mi gran amiga de la adolescencia y juventud. Se fue el mismo dia de su nacimiento completando 59 inviernos. Muerte: paro cardiaco (la dejaron esperando en la emergencia porque pensaron que era una indigestion, y si hubiera sido hombre la hubieran atendido de inmediato, todavia su hermana no se recupera del golpe y de un incidente que hubiera podido tener otro final y no la subita muerte de una mujer joven y maravillosa, esposa, madre de dos hijos, directora de un coro, misionera en los paises del Africa).

Afuera en la calle hace mucho calor, es verano y el sol fuerte calienta y todos hacen comentarios mientras beben botellas de agua, en casa el aire acondicionado funciona a toda marcha y siento como si fuera invierno, es un día triste, callado, no quiero que nadie interrumpa la privacidad de mis pensamientos.

Dormida he sentido su presencia. He abierto los ojos y he notado mi almohada mojada. Si, es la nostalgia, hoy son 36 meses que mi gran amiga del alma, una mujer con alas porque elevaba con su bondad, ya no está físicamente en el planeta con nosotros. Y mi mundo pesa un poco mas sin ella, y me duele su ausencia. Viviamos lejos, ella se fue para Suiza al mismo tiempo que yo me fui de Lima. Nos dejamos de ver por mucho tiempo, pero nunca nos dejamos de escribir, nos escribiamos jugosas cartas llenas de planes y proyectos, confidencias y confesiones.

Aquí dentro, en la soledad de mi alcoba, donde de manera indescriptible salen mis palabras, hay un silencio que gime su presencia, su guitarra, su voz, porque mi amiga Ceci cantaba lindo, y sus ojitos grandes y expresivos eran de miel. No caben mejores adjetivos. Era una mujer excepcional.

Queria reunirme con ella en Italia para caminar juntas por Roma, queriamos visitar Tierra Santa, y mojar nuestros pies en las orillas del Meditarraneo mientras resolviamos los problemas del mundo.

La noticia de su muerte fue inesperada, me dejo helada. Mi amiga linda, mi amiga buena, mi amiga hermana, la que me adivinaba el pensamiento y todos mis anhelos de servir, de sentirme que mi vida era una vida encaminada ha hacer mucho por muchos. Mi amiga la que no juzgaba, ni envidiaba, ni codiciaba, incapaz de herir a nadie, si Ceci era amor y luz, bondad, era feliz con tan poco.

Su hermana sigue triste, y es que con ella se fueron sus padres y antes otro hermano, cuatro muertes es una carga emocional muy dura y pesada. No faltara quien piense que no es momento para llorar ni recordar, quien me critique por esta nota que es un pedacito triste de mi vida, un texto que quiza muchos que no conocen el dolor no puedan entender, y aunque puedo culpar a los efectos de la anestesia, o la fecha en el calendario, hoy siento la necesidad de recordarle y de cantarle una de sus canciones favoritas. Y aqui te canto esa melodia que me ensenaste" "Una noche triste nos conocimos, frente al lago azul de Ipacarai, tu cantabas triste las melodias.... de guarani... donde estas ahora cunatai, mi mente te anora con frenesi, donde estas ahora, la,la,la....

Cecilia, si me miras desde el cielo, y yo creo que si, quiero que sepas mi amiga que fuiste un modelo de ejemplo, que me siento orgullosa de toda la labor Cristiana y de todo lo que tenias alineado y que me siento privilegiada y feliz de haber tenido la fortuna de haberte conocido. Nos haces mucha falta en el Grupo Luz de Almas.

Fuiste directora de un coro, misionera protectora, una mujer rica en todo el sentido de la palabra. Por eso esta tarde de recuerdos siento que me hace falta tu presencia, sobre todo ahora que estamos preparando un viaje de esos que tu hiciste desde siempre cuando jovencita y mochilera te metias en la selva para ayudar a los pobres, querias vivir lejos del mundo frivolo y materialista.

Amiga querida, quiero que sepas que sigo tu lucha, ese rumbo, esa estela de luz que desde jovencita iluminaba tu camino, sigo tratando de unir a ese mundo dividido en el que por mil razones nos distingue de aquellos, los otros. Te mando desde esta parte del sendero de luz mi fuerte abrazo y mi agradecimiento infinito. Hoy mi dolor al recordarte va mezclado con amor, caridad, fe y esperanza, el deseo emocionado de unificar a nuestros hermanos, de llevar el mensaje de amor de nuestro Salvador Jesucristo, el de construir un mundo mejor, porque hoy la injusticia de los pueblos ha ido contaminando las almas, y hay muchos seres equivocados, egoistas, insensibles, alejados y hasta cierto punto sin aliento de vida que no creen en Dios y si creen en El lo hacen muy a su manera.

Gracias Cecilia por tu presencia en mi vida y por tu ejemplo.

1 comment:

  1. Princesa, con humildad hago una amable y respetuosa sugerencia, a Dios siempre dale gracias por la infinidad de bendiciones espirituales y terrenales, y seguro nunca te hará falta el entusiasmo, la solidaridad en la recolección de bienes y servicios, para los mas desprotegidos, Dios es mas receptivo a la gratitud, eso dicen, cada instante, cada motivo, cada recuerdo es una razón de peso para agradecer!
    Un Besito Marino

    ReplyDelete