Wednesday, October 27, 2010

A mi padre


José Guido Florencio
Naciste un 27 de Octubre de 1933

Eras tan chiquito que te pusieron en una caja de zapatos
Que cubrieron con algodón para que no sintieras frío

Eras prematuro y de todos tus hermanos fuiste el último

Desde muy pequeñito llevaste la aviación en las venas

Querías volar tan alto como el Aguila y tocar el cielo

Encontraste tu vocación de investigador de accidentes aéreos
con Channy tu amigo de la infancia y hasta un libro contando la historia del otro gran piloto, pintor y amigo ya se ha escrito.

Porque eras inteligente y obediente te fuiste a los Estados Unidos
Cuando acabaste el colegio en el Champagnat de Miraflores
Fuiste a Texas A&M y te graduaste de Ingeniero Agrónomo,
Y en College Station todos te conocían porque eras el popular arquero peruano de la selección de los Latinoamericanos, el fotógrafo de tu clase y tocabas los tambores en la banda, esos fueron unos días tan felices que todavía tus ojos brillan cuando los recuerdas.

Fuiste mi padre antes de los 20 y un día a escondidas aprendiste a volar avionetas en Collique y después te fuiste a Wichita Kansas y empezaste a traer muchas avionetas Cessnas llenas de juguetes y mis primeras Barbies.

En 1961 empezaste a volar en Ripsa y después en Aerolíneas Peruanas (APSA) luego Aero Perú.

En 1974 tuve la dicha de hacerte abuelo un 21 de Junio el mismo día que te graduabas de Capitán. Tenías 40 y yo 20.

Eres padre de una prole, tienes tu ramillete de cinco doncellas y tus valerosos cuatro varones que heredaron tus talentos.

De ti tenemos nuestro gran sentido del humor, nuestro amor al trabajo, la valentía ante la vida, el poder ser adaptables, y sobre todo a disfrutar cada momento valorando las cosas simples.

Tienes un gran corazón valiente que no piensa en rendirse
ni en desmayarse ni abatirse,

que extiende sus manos ante todos, eres un gran maestro, un inspector de vuelos detallista y perfeccionita, un piloto de primera, mi Caballero de los Aires.

Hoy cumples 77, pero tienes el espíritu de los 17. Eres el ejemplo que la edad es un numero y que la edad esta en el animo.

Hoy trabajamos unidos en un nuevo proyecto de luz y esperanza que se llama Centro Luz de Almas llevando comida y abrigo a nuestros hermanitos pobres.

Soy feliz papito,
lo puedes ver en mi sonrisa y en mi mirada
y aunque el tiempo camine de prisa
Y la vida se nos pase “volando”
quiero decirte que te amo
Sin medir distancias...

Toma mi mano y abrázame muy fuerte
te necesito siempre a mi lado…
eres de todos los hombres en mi vida
El más valiente,
Mi primer héroe amado…

¿Recuerdas cuando de niña me cargabas en tus hombros?
¿recuerdas lo orgulloso que te sentías de mi cuando era la reina del Hula Hula en la quinta de Toribio Pacheco y cuando fui la mascota del colegio en 1959? Yo tenia 5 y tu 25.

Te acuerdas cuando Maurice se hizo campeón del mundo en paracaidismo y lo orgulloso que te sentiste, y cuando Rose Marie brillaba por ser una gran atleta, y Michael con su destreza en el parapente, Gustavo preparando los mejores tragos en Tony Roma’s, Claudio tu hijo el mago deleitando a los mas pequeños con sus trucos y su talento pintando caras y haciendo arte con los globos, Rafaela con su arte en la repostería y Jenny Patricia con esa voz armoniosa y ahora volando como aeromoza, cada uno de tus hijos tiene tu sello a su manera. Todos somos hijos de nuestro padre.

No me he olvidado ni de tus nietos y biznietos que también llevan en la sangre el sentido del humor, inteligencia, espiritu aventurero, la valentia, la osadia y el talento musical.

“Call me irresponsible” es la canción de Frank Sinatra que te gustaba cantar y que bien lo hacías, porque muy buena voz tenias.

Hoy quisiera convertirme en una deliciosa torta, llenarla de 77 velas y aunque no estemos todos a tu lado fisicamente, quiero que sientas nuestras presencias.

Que puedas escuchar a lo lejos
Nuestras voces felices,
nuestras risas,
que nos veas a cada uno como cuando éramos pequeños en las páginas del álbum de todos tus recuerdos

¡Gracias Papá!
!Gracias Capitán Fernández!

No sabes lo feliz y orgullosa que me siento de saber que tienes tantas personas que te quieren, valoran y aprecian.

Te quiero mucho, te queremos mucho.

Tu hija mayor

Mary Elizabeth (Marisabel)

No comments:

Post a Comment