Wednesday, December 29, 2010

Mi mamacita se iba para Lima



Estaba ansiosa como una novia virginal, comprando ropa para su ajuar, cocinaba todos los dias y al cine iba a quedarse dormida. Mi madrecita se iba para Lima, iba a comprarse un departamento en Miraflores con vista al mar, cerquita de su hijo Michael y para re-encontrase con sus viejas vecinas y amigas. Se iba el 5 de enero para empezar el 2011 celebrando el aniversario de vida de su otro hijo adorado, su Gustavito, que la habia estado cuidando todos estos meses y la habia convencido de que tenian que regresar a Lima, porque en Lima iba a tener otro tipo de vida. Iba a disfrutar de los mangos y las chirimoyas que tanto le gustaban, iba ir al Club Regatas y a Larcomar, y al Chifa Internacional.

Mi mamacita se fue a dormir anoche y cuando Gustavo fue a supervisar su descanso nocturno ya no respiraba. Se habia ido a reunirse con mi abuelita que era la madre que nunca tuvo. En la madrugada mi esposo vio una mujer vestida de negro en la puerta de nuestra alcoba y me toco la espalda porque pensaba que algo me estaba pasando. Le dije "calmate y duerme que tenemos que madrugar".

Como no habia descansado en varios dias, apague la computadora y me olvide del celular en el fondo de mi cartera. Camino al aeropuerto recibimos la llamada de mi padre que no supo darme la terrible noticia. No puedo explicar lo que desde ese momento acapara todo mi cuerpo,alma, mente, un dolor tan grande y tan fuerte.

Estaba dormidita en su cama, vestida con una ropita que le habia regalado, su carita tersa sin arrugas, su cuerpito inerte, sin vida, sin alma. El cuerpo, la carroceria del alma de mi madrecita Barbara Morris que tenia 74 inviernos y se fue en el mismo mes que se fue mi abuelita adorada. Las dos tenian la misma edad y la ultima vez que la vi vestia toda de amarillo, tenia el pelito rubio como cuando joven y habia venido a despedirme antes de mi viaje a Lima. Yo no sabia que iba a ser la ultima vez que la iba a ver con vida, dias antes me habia mandado muchas tarjetas de navidad porque le habia comentado que este Diciembre nadie me iba a mandar tarjetas, entonces porque ella sabia como soy y como me sentia, me empezo a mandar cartitas en las que lindas cosas me decia.

Hace mucho tiempo, muchos años, leí un artículo en una revista que decía que cuando se muere tu madre se muere la persona que más te ha querido en la vida.

Si traslado eso a mi vida actual, y la vida que he visto demasiadas veces en mi entorno de amigos, familia, compañeros, vecinos, conocidos,enemigos, ...pues sé que es una verdad como un templo. El día que yo me muera, habrá muerto la persona que más ha querido a sus hijos, nietos y a mis hermanos.

Porque ellos querrán mucho a su madre y a su padre, mucho a su pareja, pero sobre todas las cosas, más que a nada ni nadie a sus hijos.

Y hoy siento el dolor de mis hermanos, los he visto llorar, sobre todo a Gustavo que estuvo con ella casi 290 dias, y mi madre era muy especial, tenia un corazon de oro pero un temperamento guerrero y nadie nunca la pudo controlar. Siento un dolor muy grande porque se lo que se viene.

Y por todo lo que he visto en mi vida, lo que aprendi con mis tias, con mis grandes amigas, mis compañeras del aeropuerto, ...en todas partes.

Mi madre tuvo una infancia muy triste y una vida muy dura. Hace unas semanas le regale un cuaderno y se puso a escribir lo que iba a ser la historia de su vida, dias antes a mi viaje a Lima le pedi que me leyera lo que habia escrito y me di cuenta de que mi madre era ademas de una mujer brillante y muy inteligente, una gran escritora.

Yo nunca comprendi muchas cosas de la conducta de mi madre, pero supe lo que era el amor de verdad al parir a mis hijos. Recuerdo la primera vez que tuve a mi hijo Romulo entre mis brazos y me di cuenta que mi madre habia tenido seis pedacitos de su vida entre los suyos. Comprendi entonces sus sacrificios, su dolor, su amor sin medida, amor sin precio, amor a secas. Del que te dejas la vida si es necesario.

De ese amor que solo lo sabe dar y sentir una madre.

Mi madre se fue de Lima y al poco tiempo yo le di el encuentro. Vivi siempre cerca de ella y cuando jovenes siempre nos creian hermanas porque mi mamacita solo me llevaba 17 primaveras.

Yo tenía una madre diferente.
Era muy especial
Hablaba el castellano con acento americano.
Nunca quiso que le dijeran "abuela"
Nunca quiso envejecer
Sabia tocar el piano y coordinar sus ropajes
Hacia el mejor pure de papas del mundo
Tomaba varias latas de refresco de dieta Doctor Pepper, fumaba varias cajas de cigarrillos, y le encantaba ver peliculas en HBO y Cinemax.
Creia que iba a vivir un siglo, que nunca iba a envejecer.

Ahora les pregunto como compensar el vacío que deja mi madre? Muchas veces tuve que ser dura con ella porque me habia convertido en su madre, porque los papeles se habian revertido y a Gustavo lo llamaba "papi" porque ella nunca tuvo una madre ni un padre.

A ella la he querido siempre con locura y sin embargo pocas veces se lo dije, la habia entendido como mujer pero por mucho tiempo no pude perdonarle que abandonara a sus hijos cuando eran tan pequenos. Ella pagaria un precio muy alto por esa decision, y asi pasaron muchos veranos y muchos inviernos y nos hicimos mayores.

Y hoy se fue para siempre. Mi abuelita me dijo al oido que estuvieramos tranquilos, que ella la habia ido a recibir con los brazos abiertos, que ahora las dos viven en el huerto de mi alma, que ahora ella tiene dos alas grandes para protegernos desde arriba, que una madre nunca deja a sus hijos, que una madre siempre esta contigo, viva o muerta. Y escucho su voz ronquita en mi cabeza, se queja de que le duele todo, de que no sabe que quiere comer, que se ha comprado un vestido nuevo para estrenar en Lima, y yo cierro mis ojos cansados de llorar, y ella me cuenta cosas, muchas cosas, ahora esta tranquila, ya no siente dolor, su mente descansa, ya las pesadillas de aquellas horas negras han desaparecido para siempre. Se fue sin darse cuenta, anoche fue al cine y se quedo dormida como siempre, despues le dijo a Gustavo que la dejara tranquila y no se quito la ropa, asi con ropa se quedo dormida y en sus sueños estabamos sus seis hijitos jugando con ella.

Mi mamacita se iba para Lima pero mi Padre Celestial quiso llevarsela dormida.

3 comments:

  1. Para ti mi princesa, unas gotitas de paz y consuelo, que acaricien tu tristeza, que la dejen ser por el tiempo que debe ser, y tu sabiamente lo dices:
    "Mi abuelita me dijo al oido que estuvieramos tranquilos, que ella la habia ido a recibir con los brazos abiertos, que ahora las dos viven en el huerto de mi alma, que ahora ella tiene dos alas grandes para protegernos desde arriba, que una madre nunca deja a sus hijos, que una madre siempre esta contigo, viva o muerta."

    Paz para su alma, y consuelo para ti!

    Un Besito Marino

    Pd: El viaje de tu mamita, es el viaje del justo!

    ReplyDelete
  2. Que el gran arquitecto del universo, genio y creador de bondad infinita colme vuestro hogar de paz, salud y amor en este nuevo año.

    FELIZ FIN DE AÑO
    FELIZ Y PROSPERO 2011

    ReplyDelete
  3. Es tanto lo que queda de este escrito que sólo me nace decirte " Lo leí'.

    ReplyDelete