Friday, January 14, 2011

Pensar, sentir, vivir...


Tengo un dolor tan agudo en el pecho que aunque quiero escribir me cuesta mucho. hoy muy temprano abri la puerta y contemplando el cielo buscaba en las nubes las formas de mis seres alados. Los gatos del vecindario se me acercaron, las palomas se quedaron quietas y las hojas temblaban o era acaso el viento que las molestaba.

Otra mañana triste sin la presencia de mi amada madrecita, otra en la que me visitan los recuerdos de toda una vida, dejándome invadir por esas voluptuosas figuras que toman formas en mi memoria, las hojas verdes, el cielo azul, el gallo de la vecina, son apenas las cinco A.M. y el silencio de la calle se me hace agudo como el canto de la voz de una soprano, infinito, prolongado. Me estiro, levanto los brazos, seco mis ojos hinchados, bostezo, suspiro, lloro por quinta vez, quiero encontrar esa sensación de armonía pero el dolor me ha dejado congelada, ¿cómo es que nadie puede leer en mis ojos la tristeza que me invade? Sigo desgarrada, rota, descompuesta, ida, siento que he perdido parte de mi vida.

Faltan horas para que lleguen todos mis hermanos, somos seis, estaremos juntos por primera vez en mucho tiempo, estaremos juntos como cuando eramos adolescentes bulliciosos y compitiendo uno contra el otro por el amor y la aceptacion de nuestros padres. Estaremos despidiendo los restos de nuestra madre, recogiendo las cenizas que hemos colocado en varias urnas porque todos quieren tener las cenizas de mi madre, y por esas cosas de la vida ese dia es cuando cumplo los 57. Nacimos yo en Enero 16 del 1954, Rose Marie el 7de Mayo del 1955, Maurice un 27 de Abril del 1957, Michael un 20 de Junio del 1961, Gustavo un 7 de Enero del 1968 y Claudio, el menor de los seis un 13 de Febrero del 1970.

A mi madre le entusiasmaba leer el periódico los domingos y preparar panqueques, recuerdo que nos hacia uns tostadas con mantequilla y canela y unos huevos revueltos a los que ella con su acento de gringa les llamaba "huevos a la redondela". Siempre fumaba y tomaba muchas tazas de cafe negro. Nunca fue a la Universidad pero era una de las mujeres mas cultas y preparadas que he conocido en mi vida.

Abro una nueva puerta y me veo caminando por las veredas de los recuerdos de toda una vida al lado de mi madre, compartiendo sus angustias, penas, temores, pesares, ilusiones, tristezas y alegrias. Mi madre tuvo una vida dura, muy dura.

Ahora rezo como cuando estaba en el colegio, todos los dias, y rezaré hasta que me quede dormida. No es religión. Es mi forma de comunicarme con mi creador, con mi Padre Celestial. Me siento bendecida en abundancia, desde siempre.

Tengo muy presente las miradas aterciopeladas de los habitantes de Lampa y Juliaca, las fotos maravillosas que han tomado Mozzy,Miguel, mi padre, Eddie y Tita (esa tristeza larga que tienen en sus miradas) y la manera de hablar de mi gente peruana que es tan afectuosa, tan especial....amo la tierra que me vio crecer.

Sigue la vida, empieza el 2011 y tengo tanto por hacer, tanto. Mucho. Terminar de editar y publicar "Los sapos no saben leer" hacer correcciones y mejorar como persona y escritora, seguir creciendo con Centro Luz de Almas, seguir sumando, madurando, aprendiendo, ayudando, tocando puertas.

Tengo rato pensando en los derechos humanos, en los privilegios, las bendiciones, nunca entendere porque existe tanta pobreza e indiferencia en el mundo. Me perturba, duele, molesta y rompe que tantos habitantes no tengan la oportunidad de una educación, que sufran tantos problemas de salud porque tienen hambre y frio. La crisis de los pobres, que tan pocas personas se preocupen de esas vidas sin futuro y sin frutos, sin esperanzas de cambios, y viven y mueren pobres.

A muchas personas les incomoda que toque el tema, me cambian el tema, pero todos queremos una vida mejor, digna. Vivo fuera de Lima desde el 1978 pero Lima nunca deja de morar dentro de mi, me preocupan todos los rincones abandonados y olvidados por el hombre. Mi amiga Aurea tiene un mes en Camboya ayudando a los vietnamitas que viven en una extrema pobreza como la de nuestros hermanos peruanos, me cuenta historias que me dejan pensando, habla de la ignorancia y de la pereza.

Como es posible que a estas alturas del partido, en esta época de adelantos e inventos, remedios y comunicaciones por Skype predomine la dominación de los poderosos sin conciencia y sin escrúpulos, Porque tanta indiferencia? porque tanto egoismo, frialdad? porque tantos sapos que no saben leer ni quieren hacerlo, que teniendo ojos para ver y oidos para escuchar los lamentos siguen zordos y se hacen los locos?. Mi abuela siempre me decia que ser malo era lo mas facil, en cambio ser recto, justo, integro, honrado, bueno, responsable, trabajador, decente, generoso, fiel, sin vicios, eso si era dificil.

Es tarde, estoy triste que no es lo mismo que estar deprimida, estoy cansada y sin embargo tengo una energia de luz que me hace creer en las personas, en todas aquellas que cuando se enteraron de que ibamos a llevar mantitas y peluches para las aldeas de Juliaca y Lampa se unieron al grupo, muchos sin conocerme, porque unos pocos pudimos y podemos ser y hacer la diferencia, y lo logramos...lo hicimos, aunque siempre habran personas que critiquen, duden, juzguen y hagan comentarios negativos, hirientes, o simplemente ignoren nuestro llamado de "ayudanos a ayudar".

Quiero recostar mi cabeza y soñar con un mundo mejor, con la doctrina del Redentor, la de "amaos los unos a los otros" la doctrina del perdon, del amor incondicional, quiero sentir que hay un gran trozo de bondad en todos los seres humanos, ricos o pobres, dominantes o dominados, sin importar las razas, las edades, los idiomas,las clases sociales ni las fronteras.

Pensar en un mundo sin violencia, crisis social, temores, enfermedades, dolor, injusticias, inseguridad, drogas, egoismos, desamor).

Las batallas del alma, la felicidad de un espiritu que se eleva emocionado cuando se ven, se viven, se sienten, se perciben, se experimentan los milagros, las bendiciones de Nuestro Padre que esta en los cielos y al que hay que pedirle todos los dias que nos libre de todo mal.

Y quiero escribir el resto de mi vida, porque las palabras son libertad, una forma de independencia, de lucha constante, expresando mi sentir, aunque no son muchos los que tienen o hacen tiempo para leer, entender, capturar y aprender.

Y si, a mi me susurran los angeles al oido, escucho sus voces, y los reconozco en las miradas de muchas personas que son parte de estos que son los pedacitos de mi vida.

2 comments:

  1. Y quiero leerte siempre.. y quiere consolarte siempre, y quiero animarte siempre... y quiero desearte siempre que la vida te trate amablemente, Dios te sostenga suavemente y tu angelitos te guíen y protejan!

    Un Vídeo que te quiero dedicar o mas bien para que recuerdes una vez mas a tu dulce mamita!

    No Llores por Mi: http://www.youtube.com/watch?v=qlw9bF2Mryo

    Un Besito Marino

    ReplyDelete
  2. Te saludo en el nuevo año y deseo lo mejor, que se cumplan tus sueños, que tus inquietudes se conviertan en realidad.
    Mucha ternura en tus palabras, hermosas palabras que manejas tan diestramente.
    Un saludo cordial, roberto

    ReplyDelete