Thursday, March 3, 2011

La dictadura del tiempo


Hoy estaba corriendo desde muy temprano, tenia una consulta con el cardiologo a la 1:30 PM y mi lista de pendientes me tenia estresada. Estaba trabajando a una velocidad que no es la mía, y es que el tiempo es una dictadura cuando necesitas que corra despacio, y otras veces cuando quieres que las horas se hagan cortas porque se hacen infinitas de largas puedes mirar el reloj cada dos minutos y esos dos minutos se hacen eternos... Que ganas de encontrar un refugio de reposo, de meditación, de silencio.

Hoy no queria correr, pero, ni modo tuve que apurarme... llegue a la oficina del doctor atrasada por el trafico, aunque en Miami hasta el trafico es ordenado comparado al de Lima que es tan salpicado...Ya estamos en Marzo y no lo puedo creer, indudablemente conforme envejecemos el tiempo en como el pie a fondo en el pedal del acelerador. Me atendio una doctora que tenia la cara de Bo Derek, me hizo sentir muy comoda, me empezo a explicar porque me sentia como me siento, uso el ejemplo de una bola gigantesta de nieve que va rodando y creciendo, y me dijo con mucho conocimiento de lo que estaba hablando porque ella habia pasado por lo mismo que yo, que era lo que tenia que hacer para que la bola de nieve no siguiera creciendo y llegara a chocar con alguna casa, hay que 'eliminar" una a una las causas y consecuencias, rebajar de peso en una dieta especial que esta basada en analizar la sangre, las hormonas, me mando donde tres doctores, uno para los desordenes respiratorios, tiene que ver con la forma en que dormimos, si descansamos lo suficiente, si roncamos, como controlar la presion alta, como no sentirse todo el tiempo rendido, decaido, cansado... le explicaba que por estos dias tenia demasiadas cosas en mi mente que no he procesado, dolor, duelo, luto interior, afectos, distancias, y acercamientos. Bajar de peso, controlar la presion, ir al psicologo para hablar con alguien que esta preparado para oirte.

No tuve que regresar al aeropuerto, y tenia unas ganas locas de llegar a casa a sentarme ante mi ordenadora para seguir eliminando, si no escribo todos los dias siento que me falta algo.

Debo de lucir muy triste o muy demacrada porque nunca tantas personas me han preguntado como me siento, y aunque me sienta mareada casi todo el tiempo y mis piernas me traicionen, respondo "cada dia me voy sintiendo mejor"

Tengo que ir al otorrino laringologo y al pulmonologo y lo que de verdad quisiera es irme a una playa y caminar por la orilla, entonces me pongo a escuchar mis canciones favoritas y las cuelgo en Facebook.

Es tarde, son casi las 12 de la noche, me voy a descansar... le pido a mi esposo me de un fuerte abrazo, que bien me siento cuando recibo los abrazos de mis amigas, o cuando como hoy al llegar a casa me esperaba mi vecinito ruso de solo 4 anitos con un ramo de flores preciosas que me entrego en las manos, y con la simpatia que lo caracteriza despues de darme un beso en la mano me pregunto que cuando le voy a regalar un helicoptero a control remoto porque eso es lo que el quiere por su cumpleanos... tuve que controlar la emocion que sentia en este momento y explicarle que el dinero no crecia en los arboles...que tenia que juntar el menudo, los centavos, y con esa carita linda y esos ojos enormes me pidio un chocolate y se fue corriendo.

4 comments:

  1. Buen escrito!!
    Y verdadero.
    Un abrazo

    ReplyDelete
  2. Es curioso que por allí en Miami el ordenador es femenino, la ordenadora, me hizo gracia!!
    Un beso desde Paris

    ReplyDelete
  3. Princesa el tiempo es nuestro hasta que nos vamos de este corto paraje, paseo, llamado vida, hay tiempo para pedir un chocolate y salir corriendo, tiempo, para llorar y reír, tiempo para amar y siempre hay tiempo para ti! Yo lo dispongo así1

    Un Besito marino

    ReplyDelete
  4. Es un privilegio y un honor el haberlas encontrado gracias al BLOG y a Facebook. Gracias por sus palabras y por vuestras presencias literarias en "los pedacitos de mi vida" en donde encuentro un calor de almas.

    ReplyDelete