Saturday, April 23, 2011

Oye lo que te voy a decir


Oye lo que te voy a decir
sobre caerse en la vida,
yo me he caido muchas veces,
pero, siempre,
me he vuelto a levantar,
NO IMPORTA CUANTAS VECES,
algunas veces me ha costado mucho trabajo
y me he sentido fracasada, vencida, perdedora,
no entendiendo de donde he sacado el valor,
las fuerzas, las ganas, la esperanza,
de volver a empezar,
de seguir caminando en un sendero incierto, oscuro,
temblando asustada, caminando mareada,
sintiendo que no puedo controlar el dolor y el llanto
vencida y sin aliento, cansada de afrontar la vida,
con ganas de dormir y no pensar,
de vivir sin sentir,
y a eso, si,
a eso...no le llames adversidad, de nombre ponle
SABIDURÍA y aprende.


Y oye lo que te voy a decir
cuando te sientas frustrado, solitario, sin herramientas,
impotente, ahogado, sin dinero, sin salud, sin amigos, sin aliento,
sin trabajo, sin un perro que te ladre,
cuando tus metas se hagan lejanas, inalcanzables, imposibles,
cuando tengas que cambiar tu camino,
y querer salir corriendo, huir asustado de una prueba dificil
o de no tener la cara para enfrentarla,
querer volar y darte cuenta que tienes las alas rotas,
querer respirar y darte cuenta que te ahogas,
querer hablar y no escuchar tus palabras,
y sientes que quieres caminar, correr, esconderte,
y no puedes dar el primer paso, no puedes avanzar,
no puedes llegar,
a eso, no le llames drama, ni pena, ni castigo, ni cosas de la vida,
a eso, de nombre ponle
ENSEÑANZA y aprende.


Y sobre los dias pasados, sobre los recuerdos,
los muertos, las decepciones, las partidas,
sobre los días de sol, de mar, de arena, de parques,
almuerzos y cenas familiares,
bautizos, nacimientos y bodas,
fiestas y funerales,
días felices y días tristes,
días de soledad infinita
y días de compañía,
sobre el gran amor de tu vida que nunca llego a la cita,
sobre la vida diaria en el trabajo, en casa, en el carro,
cansancio, aburrimiento, asco, escacez, inseguridad,
a eso,no le llames rutina,llamale acaso
EXPERIENCIA y aprende.


Y no te olvides nunca de darle gracias a Dios,
de rezar el Padre Nuestro todos los dias,
de alabarlo y bendecirlo,
de agradecerle el pan de cada dia,
de darle gracias por que oyes,
por tus ojos que miran,
por tu cerebro que funciona y todos tus pensamientos,
por esos pies que caminan,
y esas manos que acarician,
que cocinan, que barren, que planchan,
que lavan la ropita de tus hijos,
por tu alma que rie y que llora,
que ilumina con luz que brilla
y que derrama sensibilidad por donde pasa,
y regala sonrisas,
y no te olvides de darle las gracias por tu corazón que tanto siente,
que palpita, que ama,
que se encoge y que se aprieta,
y que ante tanto dolor, duele y te rompe,
a eso, querido amigo, no le llames poder humano,
ni cosas de la vida,
llamale por su nombre,
a eso amigo se le conoce como
MILAGRO CELESTIAL y aprende.

Y ahora, regalame la mejor de tus sonrisas... y aprende.
Y si te has caido, anda, levantate... y sigue viviendo... y aprende.

1 comment: