Thursday, August 18, 2011

La indiferencia y la violencia


Me duele la indiferencia. La violencia me desarma. La falta de valores morales y sociales. Hoy mientras escribia (lo hago con el televisor prendido todo el tiempo) escuchaba un caso de una madre que habia visto a su hija embarazada dos veces pero cuando iba a visitarla para conocer a los nietos, la hija le contestaba que estaban muertos... la abuela queria ir a visitarlos al cementerio... para hacer la historia corta, resulta que la hija los vendia a unas personas pudientes en Europa... pero alli no queda la historia, durante los embarazos le pagaban enormes sumas de dinero para tener sexo... la hija que no llega a la mayoria de edad y que es una mujer bastante atractiva, no sentia el menor remordimiento , justificaba sus acciones como un modo de ganar suficiente dinero para poder casarse en un futuro, comprar una casa y tener hijos. Estaba embarazada (por terecera vez) de 5 meses y le hablaba a la madre llena de odio e indiferencia sacandole en cara que la habia dejado en su adolescencia al cuidado de la abuela porque ella tenia que trabajar en otro estado para ganarse el dinero que mandaba para mantenerlas. Escuchar a esta hija y mujer desnaturalizada que no tenia verguenza ni dolor de haber vendido a sus hijos y de todo lo que habia hecho durante los embarazos,me daba asco y una tristeza infinita.

Para mi esto es una mezcla de todos los pecados capitales, involucra desamor, egoismo, lujuria, materialismo, inmoralidad, una falta de valores gigantesca, indiferencia y violencia, porque no siempre la violencia es fisica, la lengua es mas aguda y filuda que cualquier espada, sobre todo porque esta mujer no era ni pobre ni abandonada, la madre venia a verla continuamente y al enterarse de que los nietos habian muerto solo queria saber donde estaban enterrados, cuando se entero de la cruda realidad se quedo petrificada de ver el mounstruo de hija que tenia.

Estaba escribiendo sobre la indiferencia y la violencia cuando me puse a escuchar este caso que me dejo un sabor muy desagradable en la boca e hizo que se me pararan los pelos de punta, porque me dolia el dolor de la madre y no podia creer que pudiera existir tanta maldad y odio en una mujer tan joven, tan sin alma, sin conciencia, sin amor, sin verguenza, con un descaro y una cara dura que no tiene logica o comprension.

La violencia destruye a cualquier persona, la daña para siempre, deja marcas que no hay quien las borre. Las ejercidas directamente, masivamente como cuando los mas fuertes atacan a los mas debiles, y sobre todo las violencias sociales que no detectamos, porque son sutiles, calladas, dolorosas como hay miles de casos, como el de esta mala hija que vendia a sus hijos al parirlos, pero durante el embarazo negociaba con su cuerpo, vendiendolo a partir del cuarto mes, a hombres pudientes en Europa, enfermos que pagaban miles de dolares por hacer y grabar porquerias y manchar lo mas puro y maravilloso de una mujer, la vida que lleva en su vientre... es una historia real, increible, y son hechos de la vida real, creemos que vivimos vidas funcionales, y mejor no queramos enterarnos de lo que pasa en la casa del vecino que aparentemente viven vida normales.

No podemos quedarnos callados, tenemos que empezar a darles a nuestros hijos una buena base de amor, moral y educarlos con valores y disciplina desde la primera infancia, ensenarles el amor y el respeto a Dios, el respeto a los padres, la importancia de la union familiar, el amor al projimo y todo lo que se convierte en los buenos simientos, en la base solida que el mundo,el pecado y las tentaciones no podran nunca destruir.

Venga a nosotros tu reino, libranos de todo mal...


1 comment: