Wednesday, August 17, 2011

No puedo evitarlo me duele la pobreza


Quiero escribir con la ilusion de que que las cosas van a mejorar, siento que este cambio es muy lento y doloroso, y no quisiera llorar tanto al recordar la cantidad de gente pobre que hay en el planeta, la miseria, la desigualdad y nunca podre entender porque se permiten tantas barbaridades. Hoy no puedo escribir, me bloqueo, me estanco, me paralizo, ya no se que decir ni como decirlo. Creo que eso fue lo que me paso hoy, me levante con el cansancio de toda la carga emocional de mi vida, mi cerebro, mi mente, mi cabeza, mi cuerpo, mis piernas, mis dedos, mis ojos, mis tripas, mi vejiga todas se pusieron en huelga. Hoy no queria pertenecer a este mundo lleno de seres egoistas e indiferentes, hoy mi cuerpo no podia mas.

Volvere otro dia y podre escribir cosas mejores me dije en silencio... Voy a ponerme a orar.... voy a tratar de dormir... Cuando duermo en sueños escucho como mis angeles me dicen los proximos capitulos para mi segundo libro Los sapos no saben leer, pero cuando me despierto me cuesta trabajo acordarme. Escribo en el silencio de mi dormitorio, ya no tengo a mi gata que maulla y se me acercaba buscando que la acariciara, la extano tanto... Ya no tengo a mi madre que me llamaba todos los dias con sus quebrantos. Cierro los ojos, quisiera estar en Lima, quisiera detener el tiempo y retroceder a 1964, ver a mi padre, a mi madre, a todos mis hermanos, a mis abuelos, a mis tias, a mi mama Julia...

Y recuerdo mi ultima semana en Lima, el mes de Diciembre y los eventos del Centro Luz de Almas, la felicidad de dar felicidad. Me despierta la bulla de la calle, estoy a una cuadra de Larco y el ruido es increible, los carros, los micros, los vendedores ambulantes, los claxons, si mi adorada Lima es terriblemente bulliciosa, como nunca hace mucho frío, las casas estan construidas de una forma poco aisladas, pero, sobre todo, es que a todo el mundo le da igual hacer ruido, somos los peruanos muy especiales, despertamos al vecino, invadimos su privacidad, le pedimos una tacita de azucar, yo tuve al atrevimiento de pedirle una aspiradora a mi vecina... Si no fuese por el mar, por el ceviche, los anticuchos, las alcachofas, las chirimoyas, las granadillas, las paltas, los postres, los alfajores y por la San Antonio... parece mentira pero hablando de comida se me desperto la alegria y el entusiasmo. Si, me voy a la cocina, voy a preparar algo rico, a picar cebollas para hacer una salsa criolla... Han pasado cientos de meses y parecen cientos de años... Hay algo que entender? que la vida corre apurada y el tiempo, el tiempo nos gana...


1 comment:

  1. via email 08/27/11

    Intenté dejarte un comentario en tu ultima entrada pero me rechaza..... esto te queria escribir..

    El constante crecimiento de tu escritura se revela en cada nueva entrada de tu blog, cada vez más linda que la anterior nota! no se trata de un elogio, solo de la verdad.

    Mozzy

    ReplyDelete