Friday, September 2, 2011

La gracia de Dios


Hay días como hoy en que no puedo contener el llanto porque siento la gracia de DIOS iluminando mi vida. Hace varias semanas que tengo en mi rostro impregnada la tristeza y unas ojeras que no ocultan mis desvelos, y hoy viernes sobre esta cara tropieza un rayo de luz sobre mí, y esa luz ablanda mis rasgos, cambia mi mirada que vuelve a encontrar dulzura, mis movimientos faciales se vuelven sutiles, recupero mi capacidad de observación, recuerdo mi frase favorita de El Principito "Lo esencial es invisible a los ojos" se me llenan la mente, el espíritu, las tripas de este goce gratuito, simple, maravilloso, milagroso, que es estar VIVA, poder respirar, ver salir el sol, sentir, oler, recapacitar de nuevo que todos los amaneceres hay que volver a estirarse y respirar profundamente, y empezar un nuevo día con la mejor ACTITUD y repito y declaro y decreto que creo en los MILAGROS porque hoy he vivido y experimentado otro en mi vida.

Se que cuando escribo pedacitos para mi libro de los sapos no saben leer hablo de una familia terrible con unos defectos y pecados que dejan poco a la imaginación.


Siempre pienso que la literatura hace de mí una mejor persona, cuando escribo experiencias o historias bonitas, otras veces me siento por el piso porque no quisiera que mi pluma se manchara.

Hoy se me abrieron nuevas puertas, recibí nuevos abrazos, algunas personas se acercaron a mí mientras caminaba y, con sus palabras generosas, cálidas, humanas, positivas, tremendamente humanas, han hecho que me sienta en la obligación de estar a la altura de lo que me ofrecen.

Las palabras reconfortantes y llenas de aliciente de mi amiga Claudia Alejandra, muchas cartas llenas de entusiasmo, el constante apoyo y fortaleza de mi esposo Julio Cesar cuya presencia en mi vida agradezco a Dios dia a dia, muchos mensajes por email de un doctor maravilloso de nombre German y todos los de Susie, los chistes de Hans, Ruben y Saul, frases hermosas como todo lo que me escribe desde la Chorrera mi admirado Fernando, o Alejandro desde el cuartel de los Bomberos, todo me toca profundamente, da sentido a todo lo que hago, acompaña mi infinita soledad para escribir, me instala una vez mas en la celebración de mi vida, en volver a recapacitar y darme cuenta que cada día es un milagro, que la vida es linda y que solo tenemos una y debemos disfrutar y saborear el PRESENTE. ...el AHORA...

Y hoy viernes ... darme cuenta que tarde o temprano vamos recogiendo nuestra cosecha, porque hay que sembrar para cosechar.

Y hoy viernes 2 de Setiembre estamos a dos dias del cumpleanos de mi adorada abuelita Carmen Rosa que cumplia los 4 de Setiembre... (Caridad en mi libro de Luz de Almas Viejas), y hoy le pedí a mi padre su hijo menor, que fuera a visitar su tumba y que le pusiera flores blancas.

Hace unos meses una mujer que tenia la misma cara que mi también adorada Mama Julia, una desconocida, llego a mi oficina para regalarme un fuerte abrazo, era una viajera que estaba de paso, su vuelo partía a las 11 y se iba para St. Maarten (San Martin) su nombre era María y de apellido Providencia, no les puedo contar mas, solo que se que era un angelito que me mandaba mi abuelita, que era el alma de mi abuela abrazándome...

Y ahora, humildemente, yo que no soy nada humilde, que padezco de arrogancia o que doy la apariencia de que me siento superior, para los que se creen que soy vanidosa, para aquellos que no entienden mi sentido del humor o muchas veces mi crudeza y sinceridad, para todos aquellos que cambian y distorsionan mis palabras y que transforman mis pensamientos en falsos testimonios y calumnias, ocasionando chismes y creando eso de pica y se extiende... para aquellos que tanto me envidian sin comprender que de todos los pecados capitales es el peor. Hoy esta humilde servidora agradece a sus "silenciosos" lectores. Hoy es un viernes milagroso. Te quiero abuelita. Te quiero Mama Julia. Los quiero mucho a todos mis queridos amigos y miembros del Grupo Centro Luz de Almas.

Y ahora, a seguir trabajando, que eso justifica mi minúscula existencia... Ya no puedo seguir escribiendo porque tengo que concentrarme en mis reportes de ventas, en preparar facturas, en hacer llamadas cobrando las rentas, en buscarme los frijoles, le pido a Dios que me de fortaleza y salud para seguir luchando, para seguir pidiendo ayuda en mi mision de vida, la de aliviar el hambre...


No comments:

Post a Comment