Tuesday, January 1, 2013

Creo en Dios

Me escriben personas de diferentes edades y creencias, me cuentan sus problemas, sus penas, sus tragedias, algunos perdidos en el alcohol y las drogas, otros en la pornografía y el sexo, otros que han perdido la fe en Dios porque no se reponen de la tristeza de haber perdido a su ser amado, a un hijo, a un esposo, a una madre, otros sufren de ansiedad y de depresiones, otros tienen cáncer u otras enfermedades, en fin, hay tanto dolor y vivimos en un mundo tan frio e indiferente, en donde la mayor carencia es la del amor a los demás. Personas que se refugian en su mundo, cada uno viviendo su vida de la mejor manera que conocen o pueden. Unos conocen a Dios, otros lo conocieron pero lo dejaron de lado porque ser pecadores, pertenecer al mundo de la carne, de los instintos, de las tentaciones, de las debilidades es más fácil. Ser malo es mucho más fácil que ser bueno. Dejarse llevar por los placeres, comer, beber, fumar, hacer drogas, fornicar, ser vanidosos, ser egocéntricos, pensar en uno mismo y olvidarse de los demás, el cuerpo es así, en las mañanas no te quieres levantar, en las noches no te quieres ir a descansar, requintas y reniegas porque tienes que ir a trabajar, te da pereza tender la cama o pasar la escoba, colgar la ropa, lavarla, plancharla, salir a caminar, meterte en el trafico infernal, tener que cocinar, tener que comprar la comida, ir al medico, ir al gimnasio, tener una agenda tan ocupada por las cosas del mundo, tener, acumular, codiciar una casa mas grande, un carro nuevo, tener mas ropa, gastar y gastar, tener belleza eterna, tener fama, poder y fortuna y que cuando te llegue la enfermedad entonces pienses que con una cadena de oración, que pidiendo por un milagro lo vas a recibir de inmediato. El texto es largo, empecé a escribir esto respondiendo a una amiga de Andalucía que me hablaba de la divinidad de Jesús.


Jóvenes y mayores lean la Biblia, dediquen su tiempo libre y todo lo que hagan en su vida a Dios, desde que se levanten den gracias por un día mas de vida, manejen con amor, trabajen con amor, críen y cuiden a sus hijos con amor, amen a sus padres, a sus abuelos, a sus hijos, cuiden sus cuerpos, sus mentes, sus almas, sus pensamientos, busquen el camino de la luz que se llama JESUS, sigan sus enseñanzas, sean naves, sean pescadores de almas, sean seres humanos con un propósito, con una misión de amor y de servicio, vivan construyendo un mundo mejor, si cada ser humano decidiera entregar su vida a Dios y vivir evitando el pecado viviríamos una realidad tan diferente, Dios nos dio la vida para disfrutarla, cuando aceptas a Cristo en tu vida, en tu corazón, todo tiene un sentido muy diferente, entonces comprendes que tienes que olvidarte del materialismo del mundo, del egoísmo, de la vanidad, de la codicia, de la avaricia, envidia, lujuria, mentira, del odio y de las injusticias. Cuando tienes a JESUS en tu vida empiezan a suceder milagros, yo he visto muchos milagros en muchas vidas, conozco Cristianos (no importa la denominación religiosa) conozco personas increíbles que tienen a Cristo en su vida, personas que fueron hombres ordinarios pero que Dios los volvió extraordinarios... no se olviden que la caridad empieza en casa...seguimos...







No comments:

Post a Comment