Monday, January 14, 2013

Los que tienen siempre la razon

"¿Qué prefieres, tener siempre la razón o ser feliz?" Conozco varias personas que se empeñan en tener siempre la razón, la lleven o no, eso no importa, el caso es controlar, confrontar, pelear, buscarte la boca, muchas veces molestar, herir, son aquellos que siempre tienen la razón de la sinrazón, un tema que analizo Cervantes en el Quijote de la Mancha. Estas personas siempre quieren quedar por encima de todos y no reconocer jamás que ellos también se equivocan.




Esopo decía "Cuando un lobo se empeña en tener razón, pobres corderos". Lamentablemente, no es una fábula, hay muchas personas que se empeñan en llevar la razón, siempre y en todo lugar, y no importa si para conseguirlo gritan; insultan; dan excusas y justificaciones estúpidas; o se ponen a sí mismos en ridículo. Lo único importante es que su palabra sea la última y que su voz se alce por encima de la voz de los demás. Quieren imponerse a como dé lugar, tienen que ser los dueños de la verdad. ¿Quién no ha tenido que aguantar al funcionario o al banquero de turno que, sabiendo que tiene la sartén por el mango (el poder) se empeña en tener razón hasta ponerse rojo? ¿O al cuñado; la hermana; o el "amigo"; o conocido, compañero de trabajo, vecino, que ya de antemano te exige saber que eres tú el equivocado, pues si hubieses hecho las cosas como él o ella dice, te habría ido mucho mejor? ¡Parece que trajeran la razón de casa, metida debajo del brazo, de tan claro como lo tienen siempre todo! Los sabelotodo, los egocéntricos, los enciclopedias andantes (eso es lo que se creen). Y poco importan tus propias razones porque para estas personas la razón es una, única e indisoluble, y sólo le corresponde a ellos y nunca a ti. Ellos son los Jalisco no te rajes!!! Ah!! Y nunca aceptan que son picones!!!!



Y me pregunto entonces con toda mi sensibilidad herida por múltiples e injustos ataques a mi persona y a mi misión de servicio: ¿Es que acaso hay personas entonces que hemos nacido sin razón? ¿Sin razón de ser; sin razón de sentir; y con la sinrazón de pretender llevar la razón de vez en cuando, si nos dejan? Si acaso nos lo permiten!!! A donde está la libertad de palabra, de expresión!! Que paso con el respeto al derecho ajeno es la paz como decía Benito Juárez… Entonces pienso en las cosas que me perdería si me empeñara en llevar siempre la razón a cuestas (con lo que debe pesar un solo kilo de razón). Cosas como la capacidad de improvisación, pues no puede improvisar quien ya sabe de antemano que todo es exactamente como él dice. O la intuición, ¿para qué va a ser intuitivo quien tiene razón siempre, si igualmente va a seguir teniendo razón, elija el camino que elija? Estas personas no creen en los milagros, no creen en lo invisible y muchas veces no creen en Dios. Que paso con la libertad de aprender de mis errores y de aprender de los demás, de los que lo hacen mejor que yo, para mi cada día es una lección, todos los días de mi existencia voy aprendiendo, mejorando, levantándome, luchando, caminando en la luz de mi amado Jesús que es quien me guía, me sostiene, me apoya y nunca me abandona.



Una vez conocí a un hombre que decía: "No voy a apearme del burro". Pero, ¿quién es el burro?, pensaba yo, ¿Él, o el animal imaginario que tiene bajo sus posaderas? En psicología llaman al hecho de "querer tener siempre la razón", error cognitivo (perteneciente o relativo al conocimiento) que se da en quienes creen estar en posesión de la verdad y que suelen ponerse a la defensiva para probar que su punto de vista es el único correcto y su actitud la más adecuada, tengo ese problema con muchos agnósticos y ateos, envidiosos y acomplejados, resentidos sociales y equivocados y con otros que porque tienen un doctorado en leyes o ciencias ocultas se creen la última coca cola en el desierto! Que me perdonen aquellos a quienes les ajusta el zapato y le aprieta los cayos, estas personas son simplemente incapaces de cambiar de opinión (no rectifican ni aunque hacerlo sea de sabios) pues no escuchan ni tienen en cuenta otros puntos de vista, salvo el suyo, que además suele ser erróneo debido a su terrible obcecación. Son tercos, son porfiados, son cerrados… Y esta rígida actitud sin sentido... ¿les sirve de algo? A ellos, no sé. A los demás, de pasar un mal rato por su culpa, pero también de aprender a no ser como ellos; a que nuestra mente no se cierre en banda ante todo lo que suene a diferente; a vivir en tolerancia; a desarrollarnos como personas; a ser más sabios; a evolucionar...

"Si siempre quieres tener razón, nunca tendrás la verdad". Pero como mi burro es el más bonito, yo tampoco pienso bajarme de él. ¡Yo, tengo razón y punto! ¿Absurdo, verdad? Pues así suena en oídos ajenos cuando alguien quiere tener razón a toda costa. Evita querer llevar siempre la razón y sin duda, serás más feliz, pero sobre todo, serás más sabio.

Y tuve que escribir este artículo porque si no lo hacía iba a perder la razón de la sinrazón!!! Seguimos otro día. Ahora espero que alguien se digne hacer comentarios, porque escribo y escribo y debo de hacerlo muy mal porque casi nadie comenta!!!



Hasta la próxima!!! Nos vemos en este mismo lugar, como siempre!!!

Soy Mary Fernández y escribo para aliviar el hambre en mi amado Perú!!! Únete al Grupo Centro Luz de Almas y ayúdame a ayudar y dame la razón!







No comments:

Post a Comment