Monday, November 18, 2013

Encierro

Por motivos de salud tengo la sensación de encierro, de vivir en una carcel domiciliaria. Conozco mi dormitorio de punta a punta. He tenido tiempo para leer, escribir, pensar, analizar, orar, llorar, sentir culpa, arrepentimiento, miedos, para recordar y hacer recuentos de muchos acontecimientos de una vida muchas veces dura e injusta. Dios nunca me abandona, nunca, pone personas que yo presient...o como angeles sobre todo cuando mi camino es rocoso y los cuchillos afilados traspasan las paredes del alma. Virgencita de la misericordia te rezo todo el tiempo, te invoco a cada rato desde que mi madrecita se fue esa noche del mes de Diciembre del 2010, !cómo es importante escribir sobre estas cosas ! sino escribo puedo explotar. Vivo esta enfermedad cronica que muchas veces me tiene estacionada, marginada del mundo exterior, la sensación de encierro es una forma de vida desde hace 35 meses, el no poder comunicar, no poder hablar con las personas más cercanas. Silencio mucho silencio en mi barrio.. que diferente al ruido de Lima. Yo no hablo sola, ni pienso ni leo en voz alta. Silencio por muchas horas, recordando voces, sonidos, sonrisas, las travesuras de mi nieto mayor, ya no tengo que resolver problemas empresariales como lo hice toda una vida, ni tengo que levantarme y madrugar cinco dias cada semana, sin embargo me hace falta trabajar, tener las energias, la salud para poder ganarme el pan de cada dia, como lo hice desde que era muy jovencita. Siento que la situación empeora, y no quiero sentirme de esa manera. En esta parte de mi vida que se llama Facebook he llegado a conocer personas maravillosas que han acariciado mi alma con sus palabras con sus regalos de abrazos y de fortaleza, personas que viven en diferentes partes del planeta, en Colombia, Argentina, Chile, Espana, porsupuesto en mi amado Peru y en Estados Unidos; hace unos dias que la muerte de una gran animalista y mujer ejemplar me ha dejado rota a pesar de que nunca la conoci en persona, nunca supe si fue un accidente o si estaba muy enferma pero si se que sembro preciosas flores en el huerto de mi alma. La sigo llorando. Dulce y buena Leydiana. Hoy estoy muy triste, pensaba viajar a Lima y no me dejan, los doctores no me dan de alta. Estoy molesta conmigo, molesta porque aunque pienso que estoy fuerte y tengo ganas de hacer muchas cosas, mis piernas no me responden, caigo fatigada como si corriera perseguida por una culebra venenosa. Taquicardias, convulsiones, tembladeras, bochornos, desmayos. Siento que cada vez estoy más lejos de mis orígenes, no hay forma en que pueda compartir con mis próximos valores, sueños, ideas. Estoy inmersa en la lucha por la subsistencia, en este caos de mi vida cotidiana que siento ya no tiene futuro. Mi gran frustración es no poder protegerlos, no estar presente en muchos lugares en donde mi presencia puede ser y hacer la diferencia. No puedo dormir tranquila sabiendo que hay miles y miles de pequenos y de ancianos pasando hambre, padeciendo dolorosas enfermedades. Yo se lo que es estar enferma, se lo que es tener miedo. Hace unas horas me dieron buenas noticias sobre el futuro de Centro Luz de Almas, de que pronto empezariamos a generar dinero ya que no hemos podido avanzar esperando ayuda, cansada de pedir y pedir, de caer pesada con mis notas de auxilio pidiendo ayuda para comprar comida y ropita, panales, sillas de ruedas y que dos o tres personas sean los unicos que responden con lo que buenamente pueden hacer. Gracias a Dios se pudo salvar la pierna de Giancarlo pero fue consiguiendo un prestamo de emergencia y cuando ya habia sido operado Dios puso en mi camino una doctora que ofrecia sus manos para ayudarlo, ya estaba operado, ya se habian gastado 6,000 Soles pero esta doctora lo cuidara en el post-operatorio y le dara los remedios necesarios. Ya falta poco para la Navidad y no tenemos NADA para llenar las canastas, eso me tiene angustiada, yo aqui en Miami con cajas llenas de juguetes y sin dinero ni medios para mandarlos a Lima. Este mundo actual en el que terminaran convirtiendo a la población en un hospital siquiátrico. La sicosis del miedo domina, el miedo a la enfermedad, el egoismo, la indiferencia ante los verdaderamente necesitados, tifones, tragedias, robos, droga, muerte, desempleo, hambre, violencia, la obsesión de la catástrofe… Todavía peor, esta forma de subsistenciá tan cruel tan poco humana, está destruyendo los vínculos afectivos, sociales. Es que acaso las personas en general piensan que todo es ganancia y toda persona es un medio para conseguir algo. Vivimos acaso en estado de guerra espiritual... El tema es fuerte, el mundo sufre de la peor enfermedad: la salud mental, la salud espiritual. El mundo esta repleto de personas sin moral y sin escrúpulos, mi abuela siempre me afirmaba que ser malo era muy sencillo, en cambio ser bueno, generoso, integro, justo, humano, trabajador,honesto, saber comprender y perdonar, eso si era complicado y dificil. Como siempre lo dejo en las Manos de Dios, le pido salud y fortaleza para poder seguir luchando para poder aportar, ayudar y mejorar la vida de aquellos que necesitan un poquito de lo que a tantos nos sobra. Le pido vida para poder servir y cumplir con mi mision. Si, soy Mary Fernandez y escribo para aliviar el hambre, no solo el hambre del cuerpo, hay un hambre que es mas importante, el hambre del espiritu.

No comments:

Post a Comment