Monday, August 17, 2015

Lo que me hace feliz


Me preguntaron que me hace feliz... primero saberme amada y bendecida por Dios, saber felices a mis seres amados, que se sientan saludables, fuertes, entusiasmados, amados, que no les falte nada, que se sientan felices con sus triunfos, con sus vidas... Mis nietos me hacen inmensamente, infinitamente feliz... Segundo me hace feliz sentirme sana, fuerte, productiva, tener paz y tranquilidad, no tener deudas, tener lo suficiente para poder ayudar siempre a los que necesitan apoyo, estar rodeada de gente buena que sepa amar y ser amada, que sepa dar y recibir, que sepa compartir, que sepa oír y consolar, que sepa ser "amigo" en las buenas y en las malas... Tercero me hace feliz estar rodeada de flores, de ambientes con colores, que entre la luz por las ventanas, recibir los amaneceres, tener la casa limpia, ordenada, poner la mesa linda y cocinar para mi familia y mis amigos, ver sus caras contentas, satisfechas y felices cuando disfrutan de mis recetas, me encantan mis fruteros llenos de frutas y ver a los peques devorando un trozo de sandía o un racimo de uvas, que no falten los vegetales, los ambientes exquisitamente decorados, los muebles bonitos, las sillas de buena madera, me fascinan las hamacas, los jardines, los patios llenos de macetas con plantas frondosas y coloridas, los pajaritos, las aves. las mariposas, las luciérnagas, los gatos, las gallinas, los perritos, amo los caballos, y las vacas, los carneros y los leones, me encantan las paredes llenas de cuadros, los libreros llenos de buenos libros y tener el tiempo para leerlos y asimilarlos, disfrutar de los jarrones con flores frescas, especialmente los tulipanes y las calas, me gustan las almohadas, los cojines, los manteles, como toda mujer me encantan los trapos, la ropa bien planchadita, los accesorios de buen gusto, los sombreros, los collares, los aretes, las carteras. los zapatos... en la cocina me gusta tener muchas ollas, platos, tazas y cucharones de palo, pero cambio todas las cosas materiales por saber sanos y felices a mi esposo, a mis hijos, a mis nietos, a mis hermanos, a mi padre, a mis mejores amigas y a todas las personas que amo y que son parte de mi vida. Somos de carne y hueso y vivimos en un mundo material en donde necesitamos de las cosas del mundo para vivir, a todos nos gustan las cosas lindas, a nadie le gusta ser pobre y pasar hambre o necesidades, pero la clave es tener lo suficiente, y aprender a ser feliz con lo que se tiene, y cuando lo obtienes cuidarlo, todo es mantenimiento, una vez que ya tienes las cosas necesarias y fundamentales entonces no es necesario estar cambiando a cada rato de vestuarios ni de muebles, ni de carros, todo tiene su tiempo y su momento en la vida... ya tuve la casa grande, ya tuve el carro de lujo, ya hoy no necesito nada grande, ni costoso, ni tan de lujo, de que sirve tener mucho dinero si no tienes salud, o si ya no tienes vivos a tus seres queridos, o si los tienes lejos y enfermos, o si no sabes cómo les va... yo siento que ya tuve y que tengo todo lo que he querido tener en la vida del mundo material... y más bien quiero seguir simplificando mi vida, sentir que puedo vivir el resto de lo que me queda de vida, ligera, ligerita de equipaje, sin deudas, sin preocupaciones, poder meter todas mis pertenencias en un espacio grande, y poder en cualquier momento viajar y quedarme largas temporadas con mi gente querida, por ejemplo poder ir a Barcelona, a Madrid, a Londres, a Paris, a Panamá, a Lima, a Buenos Aires, a Tampa, a Las Vegas, y a tantas otras ciudades donde tengo amigas queridas con las que quisiera tanto poder pasarme horas de horas charlando, compartiendo el cafecito, mirando el mar, y compartiendo el pan... preparando ceviches, causas rellenas, lomitos saltados, contando chistes y alabando a Dios Todopoderoso.




No comments:

Post a Comment