Friday, June 3, 2016

Disfruta cada segundo... el tiempo no se recupera...

Es temprano y mi perrito tiene hambre. Es muy divertida su forma de pedir comida, no le importa la hora. Me siento en el patio, hace calor, parece verano. Me pongo a observar como un pajarito se mece en una rama y dos lagartijas se pelean porque son territoriales.
¿Alguna vez has observado a los niños jugando o escuchado las gotas de la lluvia al tocar el suelo? Que ganas de volver a mecerme en un columpio y trepar el cerro para mirar toda la ciudad desde arriba.
¿Alguna vez has seguido el vuelo errado de una mariposa o contemplado el sol en un atardecer? Que falta me hacen los atardeceres en mi amada Miraflores. .
Debes detenerte (siempre escucho la voz de mi abuela).. No vivas tan rápido, el tiempo es corto la música no durará. No te apures tanto. Todo llega en su momento. Disfruta cada segundo. Vive plenamente. Haz siempre el bien, trabaja con amor, vive con amor.
¿Cuando preguntas a alguien cómo está, escuchas lo que te contestan?. te importa esa persona?
¿Cuando el día se acaba te acuestas en tu cama con las próximas cien cosas que tienes que hacer dando vueltas en tu cabeza y tu mente nunca descansa? Debes detener los pensamientos de tu mente. Respira profundo, busca la calma, trata de dormir, es hora de descansar. Reza al final de la jornada, da las gracias y pide salud y fortaleza, pide por todos tus hermanos, pide por los enfermos y por los necesitados y de nuevo da las gracias por tantas bendiciones.
¿Alguna vez le has dicho a tu hijo, a tu madre, a tu esposo, a tu hermano, a tu amigo, lo haremos mañana y en tu prisa, tu indiferencia tu desamor, no ves la tristeza en su mirada? Regala abrazos, regala tu tiempo, tus sonrisas, escucha, consuela, ama, haz todo con amor y paciencia.
¿Alguna vez has perdido contacto, dejando una buena amistad morir, porque nunca tuviste tiempo para llamar y decir hola y conversar un momento?. Un detalle, una caricia, una palabra, puede cambiar una vida.

Cuando corres muy de prisa para llegar a algún lugar, te pierdes todo lo divertido y lo emocionante de llegar a tu destino. Aprende a caminar disfrutando cada momento. Levanta la mirada y saluda a las nubes del cielo, a las aves, a las mariposas, mira hacia abajo y cuenta las piedras, y si caminas por la playa hunde tus pies en la arena y juega con la espuma del mar.
Cuando te preocupas y te apresuras durante el día es como un regalo sin abrir, que echas a la basura. No desperdicies tu vida. Aprende a vivir, aprende a valorar, aprende a pensar, aprende a sentir, aprende a dar, aprende a ser feliz con lo esencial.
La vida no es una carrera. Tómalo más despacio, escucha la música, antes de que se acabe la canción"
Que tengas un fin de semana lleno de momentos inolvidables y que superes todo lo que te tiene estacionado emocionalmente.

No comments:

Post a Comment