Monday, April 17, 2017

Entonces

  1. Tal vez hayan cosas que perdiste en tu vida las cuales todavía dentro de ti pareciera que fue ayer que te pasaron y por eso lloras tanto pero, te sientes agotada de todo el dolor congestionado en tu cuerpo y tu alma, el tiempo se te hace eterno cuando esperas que regrese a tu vida la calma, que se vayan los temores, las angustias... te desesperas, sientes que pierdes la fe, en tu desespero renuncias a la vida y regresan los pensamientos negros, permites que la tristeza invada... el ambiente y que las flores de tu huerto se marchiten en la oscuridad, entonces una voz interior te habla, se parece mucho a la voz de tu madre, entonces un recuerdo feliz te visita, tienes a tu primer hijo en tus brazos por primera vez y sientes la magia de la maternidad, entonces una mariposa llega hasta tu ventana y las hojas de la palmera se remecen con el viento, han pasado muchas horas sin poder dormir, la vida sigue avanzando, y con el amanecer renace la esperanza, vuelve a salir la luz. Entonces repito mi rutina diaria, me sacudo, me mojo la cara, me sirvo un vaso de agua y pongo la tetera a calendar para preparar mi primera taza de cafecito decaf. Tengo ojeras, me siguen saliendo canas, me duele todo el cuerpo porque siempre que hago ejercicios al dia siguiente pago las consecuencias, pero estoy acostumbrada al dolor corporal, es el otro dolor el que nos consume, el que nos va aniquilando. Me digo otra vez, molesta conmiga misma, no llores, no llores tanto, deja el drama, controla tus emociones, el mundo te necesita alegre, fuerte, sabia. Es cuando vuelvo a sentir dentro muy dentro de los caminos de mi mente la voz de mi abuela santa, me dice "Te digo de parte de Dios, no llores más, Jesús va a sanar esa herida con su Amor infinito."
    Entonces abro la Biblia y encuentro las palabras que me son necesarias para empezar otra semana:
    "Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores" . Marcos 7:13

No comments:

Post a Comment