Saturday, June 24, 2017

Encuentros inesperados

Siento que vienen grandes cambios en mi vida. Hoy tuve que controlar miles de emociones, indudablemente hay personas que dejan huellas muy profundas en tu vida. Huellas que el tiempo nunca puede borrar. Tuve que atreverme a manejar nuevamente una larga distancia, no estaba vestida para que me vieran, es decir no estaba arreglada, acababa de terminar de limpiar mi casa, con una vieja camisa y camiseta, en zapatillas de playa, iba camino a la Ferreteria a comprar unos productos de limpieza,aprovechando que al lado queda el Mercado, la farmacia, iba apurada... por mi cabecita no pasaba que siempre que salgo a la calle con la cara casi lavada y ropa de casa siempre encuentro a personas que hace siglos no veo, que me iba a imaginar que hoy mis ojos sorprendidos iban a volver a ver a una de las personas inolvidables de mi juventud, de mi digamos tormentoso pasado. Pero como siempre digo, nada es casualidad. Del 1982 al 2017 han pasado miles de noches y madrugadas. Toda una vida. En aquellos tiempos eramos muy jovenes. Todo sucede por algo. En el camino al local no faltaron las plumitas que siempre aparecen en momentos importantes de mi vida. Nos sentamos a conversar. Nos mostramos fotos de nuestros nietos, hijos, familias. Hablamos un poco de Cuba, de Venezuela, de problemas de salud. Consejos. Preguntas. Respuestas. Confidencias. El tiempo se fue volando. Tres cervezas. Dos vasos de agua. Dos cafecitos cubanos. Tuve que controlar mi voz que por momentos se elevaba.
   
Debe de haberse quedado completamente sorprendida de verme tan pasada de kilos, posiblemente preocupada por mi bienestar, me dijo que no era la misma de antes, que era muy diferente en tantos aspectos. Fue muy amplia y directa como siempre. Al grano. Con esa personalidad que he conocido en muy pocas personas. Me puso al tanto de su vida, era como si el tiempo se hubiera congelado. habia sido muy obesa, y me conto su historia, su peso es ahora el peso ideal, me quede impresionada de ver que lucia tan maravillosamente bien. sus ojos enormes, sus piernas sin ninguna vena, distinguida, de una elegancia y clase que nunca pude olvidar. Su sentido del humor, su cultura, su gran inteligencia.
   
Ahora en casa, sigo pensando. He tenido una semana muy fuerte en emociones, he recibido noticias tristes, otras felices, me han pasado tantas cosas en tan poco tiempo. He tenido que tomar grandes decisiones. Importantes decisiones. Aceptar cambios. Afrontar duras verdades. A veces pasa. Me mojo la cara, varias veces, me sacudo, estiro mis brazos, me he tomado dos pastillas para controlar la ansiedad. Hoy no he tenido pesadillas. Hoy he vuelto a encontrar muchas cosas que habia perdido. Quiero recuperar mi salud. Quiero recuperar mi vida. Mi paz.

Estaba profundamente dormida cuando sentí que tocaban la puerta. ¿Quién es? Y entonces una voz me dijo: “Despierta, soy la felicidad”. Moraleja: “Todos podemos ser felices, lo que pasa es que tenemos la felicidad “dormida”. Abre los ojos del corazón y admira las maravillas de la naturaleza. Recibe cada nuevo día tomando una ducha de esperanza, de entusiasmo y con la ilusión de los niños, viste tu cuerpo con los colores del arco iris, alaba y agradece por otro día de vida, por el pan con o sin mantequilla, pon música, baila, toma un buen desayuno y ponte a trabajar, a limpiar tu casa, a cuidar tu jardín, disfruta el poder atender clientes o pacientes, alégrate porque tienes salud para ganarte los reales con el sudor de tu frente, ponte a caminar, a montar bicicleta, a nadar, haz ejercicio, nunca dejes de estudiar, de leer, es importante siempre aprender, mejorar y crecer, valora tu vida, ama tu tierra, tu patria, tu gente, que tu meta diaria sea ayudar, sonreír, amar, compartir, servir, emocionarte, perdonar, tolerar, tener ánimos y nunca desistir. Despierta tus buenos sentimientos, dale espacio a la luz y no tengas miedo de amar.

Aprende a soñar despierto y a dormir soñando en los bellos momentos vividos. Que Dios te bendiga siempre. Soy Mary Fernandez y escribo para aliviar el hambre, es lo que me mantiene viva, despierta, agradecida.





 

No comments:

Post a Comment