Saturday, September 2, 2017

La edad dorada

Inspirada por el amor maternal de mi abuela paterna, gracias a ella llevo los genes de las letras y mi alma de poeta impregnadas en mis venas.

La niñez etapa conocida como "La Edad de Oro" ,es la etapa donde solo se sueña, donde los niños son principes y princesas, piratas, pilotos, astronautas, jugadores famosos de pelotas, empresarios, doctores, presidentes y magos, personajes de historias, de cuentos, de cine, con alas y poderes, y así no hay un sueño que no se realice porque en la mente poderosa de un niño todo es posible. Todo.
Muchos padres, a nuestro pesar y erróneamente piensan que al ocurrir eventos traumáticos o no traumáticos las cosas o momentos quedarán allí, sin dejar huellas como las heridas, y es la esperanza que el tiempo lo borra todo, pero a mi pesar y por propia experiencia sabemos que no es así, pero hoy no voy a profundizar en el tema, porque es algo que se conoce y que pudiera decirte de muchos casos de personas enfermas del alma, de drogadictos, de desquiciados, de personas que viven en las calles, de otros miles de borrachos, de los que se volvieron criminales y corruptos, personas sin conciencia y sin alma, y otros mucho más que fueron marcados para siempre, por daños ocurridos en su niñez y adolescencia, en la edad que para otros fue la de tiempos dorados.

Por eso hoy les pido a todos los padres que me leen, los jovenes, las madres que cargan nuevas vidas en sus vientes, que recuerden, que entiendan, que asimilen, que aprendan, que la primera infancia y sobre todo la adolescencia son las etapas preciosas que no se deben nunca descuidar, que ser padres es una tarea enorme, gigantesca, que no se puede tomar vacaciones, que no se puede descansar ni un momento, que hay que tener ojos en la nuca, y volverse clarividente, aprender a leer pensamientos y a entender los llantos y las necesidades de nuestros hijos y hermanos. Cada evento vivido bueno o malo será "arrastrado", guardado en un baúl secreto, invisible, imborrable, con una llave "secreta" que uno no recuerda donde la esconde, en la mente de cada niño.

Al llegar la madurez, entonces en un momento inesperado cuando menos estamos preparados, o quizás ya en la vejez con la sombra de la muerte de vecino invisible pero que sentimos en carne propia, ese baúl que fue muy bien guardado se abre solo, sin necesidad de llaves, y comienzan a salir a borbotones, como agua de manantiales, esos buenos o malos recuerdos de esa etapa, muchas veces serán los momentos que marcararcaron la vida de un niño y que para los padres su esperanza fue que jamás se abriría ese baúl, pero tarde o temprano se abre y si no tienen a Dios en su vida, no hay quien los salve.

Entonces salen los jueces, los criticones, los chismosos, los que no saben comprender ni perdonar, a condenar, algunos a veces logran a perdonar, y pocos aplauden, los hay que bendicen o maldicen a los padres, por esa razón hoy te hago este llamado a ti amiga, amigo, que tienes a tus hijos, a tus nietos, en tus manos, recuerda que la mente de un niño es una esponja al parecer pequeña pero que absorbe todas las vivencias de sus vidas, los ejemplos, las experiencias, ellas definen su caracter y determinarán sus vidas de adultos, su vejez muchas veces infeliz e intranquila, y la nuestra... por favor recuerda que de tus aptitudes dependerá la calidad de tu propia vida porqué no te irás sin sentarte en el banquillo de los acusados, todos vamos a ser juzgados por el Todopoderoso, los que creen y los que no creen, recibirás tu recompenza buena o mala en la otra vida (y parte en la que vives HOY) aqui en la Tierra.

Al cuidar la ninez de tus hijos no solo harás de el un hombre o una mujer sana, buena persona, triunfadora y valiente, te vas a sentir libre en tu mente y vas a dormir todas tus noches tranquilo, y te prometo que vas a llegar a viejo con el entusiasmo de la edad de otro, y que vas a tener una vejez juvenil y adorable, y sobre todo saludable, porque he conocido personas que han llegado a cumpletar el siglo y nunca perdieron el sentido del humor ni el amor a la vida, pero el secreto es que todos ellos pusieron primero a Dios y entendieron la importancia de ser "Padres" en la Tierra, en la vida del mundo material, sin olvidarse del mundo invisible, de lo que no se toca pero se siente con todo y que no hay palabras suficientes para describirlo.

Te pido con humildad y todo el amor de madre, abuela, hija, hermana, esposa, mujer enamorada, cuida a tus hijos no los marques para siempre. Ten paz en tu morada, ten paz en tu vida.

No comments:

Post a Comment